Masiva llegada de camiones a los puertos del Gran Rosario

Compartir en:

(Mirador Provincial)Como sucede todos los años, como si se tratara de la llegada de golondrinas migrantes, aparecen los camiones -decenas, cientos de camiones- en el Gran Rosario para descargar en los puertos y para poner a prueba y a veces colapsar la nunca terminada infraestructura vial para recibir semejantes volúmenes, al fin y al cabo, la mayor riqueza que tiene el país. Un estudio de la Bolsa de Comercio de Rosario estima 30,8 MT de soja para esta campaña.

Logística de ingreso de soja y actividad fabril en el Up-River se llama el trabajo de la Bolsa de Comercio de Rosario que firman Guido D’Angelo, Federico Di Yenno y Javier Treboux, en el que estiman que más del 60% de la cosecha de soja pasará por los puertos del Gran Rosario (30,8 Mt), y el 88% utilizará como medio de transporte el camión. Las fábricas del Up-River se preparan para moler 33,3 Mt de soja en la campaña.

Sobre una cosecha total en torno a las 45 Mt -dice el estudio-, se espera que cerca de 30,84 Mt sean trasladadas a los puertos del Up River. De esta manera, casi el 70 % de la cosecha de soja pasará por los puertos del Gran Rosario, dando cuenta de la importancia de la región para el Complejo Soja.

Como se observa, gran parte de la cosecha de soja ingresará a los puertos del Gran Rosario por vía del transporte terrestre, destacándose el camión como medio de transporte preponderante. Se espera que el grueso de la cosecha ingrese en los meses venideros. En promedio, cerca del 65% de la cosecha que ingresa por camión al Up River lo hace en los primeros seis meses de la campaña.

Bienvenidos al tren
Detallando los productos del complejo Soja, en las últimas dos campañas más del 60% de lo transportado por tren fue llevado como poroto, mayoritariamente para ser industrializado en las fábricas integradas a las terminales del Up River.

Si bien la preponderancia del transporte por camión es innegable, se observa un tenue crecimiento de las cargas por tren, que espera acelerarse aún más de continuar desarrollándose las obras de infraestructura a tal efecto. De cumplirse las 3,6 Mt transportadas que se proyectan, estaríamos ante la tercera campaña con mayor tonelaje cargado por tren, sólo por detrás de los años 2018/19 y 2014/15, y al mismo tiempo, un 8% por encima de la campaña anterior.

En las últimas dos campañas -precisa el informe- cerca del 67% del tonelaje de productos del complejo soja transportado por tren fue llevado por el Nuevo Central Argentino (NCA). Además, la Línea Belgrano Cargas trasladó en este mismo período el 14%, la línea San Martín el 12% y el FerroExpreso Pampeano (F.E.P.S.A.) el 7% restante, de acuerdo con la CNRT.

Asimismo, se espera que cerca de 150.000 tn ingresen al Up River por barcaza. Este tonelaje ingresa al Gran Rosario como cabotaje interno, transportando soja producida dentro de las fronteras de nuestro país. Por esto mismo, este dato excluye las importaciones temporarias para industrialización de soja, que provienen mayoritariamente de Paraguay y se estiman en torno a las 5 Mt para este nuevo ciclo.

Si bien la preponderancia del transporte por camión es innegable, se observa un tenue crecimiento de las cargas por tren, que espera acelerarse aún más de continuar desarrollándose las obras de infraestructura a tal efecto.

Las fábricas se preparan para moler 33,3 Mt de soja

El análisis de D’Angelo, Di Yenno y Treboux sostiene también que la industrialización de oleaginosas, principalmente de soja, ha permitido que en las últimas décadas nuestro país deje de ser fundamentalmente un exportador de bienes primarios –granos– para convertirse en un referente mundial en la comercialización de manufacturas de origen agropecuario (MOA).

Argentina -aseguran- actualmente cuenta con 353 plantas industriales aceiteras según información de Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial, considerando plantas de extracción por solventes como plantas que utilizan el método de prensado-extrusado. Tomando las 58 plantas con mayor capacidad de procesamiento, de acuerdo a información relevada desde la Dirección de Informaciones y Estudios Económicos de la Bolsa y datos provistos por la Corredora-Broker J.J. Hinrichsen S.A., nuestro país cuenta con una capacidad instalada para procesar diariamente 213.500 toneladas de oleaginosas, lo que corresponde a más de 70 millones de toneladas anuales, superando con creces la producción total de las principales semillas oleaginosas en el país (soja, girasol, canola, entre otras). La capacidad de procesamiento ha crecido en un 338% en los últimos 30 años, permitiendo que nuestro país pase a ser el principal exportador mundial de productos derivados de la industrialización de la soja.

Las plantas están fuertemente concentradas en el área del Gran Rosario, convirtiendo este enclave en el complejo industrial oleaginoso más importante a nivel mundial. Este rol se ha visto potenciado desde la década del ’90 por una conjunción de factores naturales e inversiones humanas. En cuanto a las primeras, la vera del Río Paraná ha sido tradicionalmente el epicentro de la ubicación de puertos graneleros, habida cuenta de su cercanía a la región más productiva para el cultivo de cereales y oleaginosas, la desembocadura en el Río de la Plata y desde allí al Océano Atlántico, y las ventajas naturales de la barranca del río para facilitar la carga a granel. Sobre ello, inversiones en dragado, logística, recursos humanos e infraestructura productiva terminaron de configurar el combo que potencia al Gran Rosario como principal polo exportador del complejo sojero.

Actualmente, en la zona de influencia del Área Metropolitana Gran Rosario se encuentran localizadas 20 fábricas procesadoras de soja y girasol (las oleaginosas de mayor incidencia), 12 de las cuales cuentan con instalaciones portuarias, desde las que salen estos productos directamente a nuestros compradores alrededor del mundo. En total, de la capacidad instalada de crushing en nuestro país, aproximadamente el 80% se concentra en el cinturón portuario-fabril del Gran Rosario, unas 165.700 t/día.

En la campaña 2020/21, se espera se produzcan unas 45 millones de toneladas de soja, y se proyecta se industrialicen unas 37,5 Mt, un 1% por encima de la campaña pasada; esto refleja de forma evidente el perfil industrial de la producción sojera nacional. Con una capacidad de teórica de industrializar algo más de 70 millones de toneladas anuales, estimando un ritmo operativo de las plantas de 330 días al año, estaríamos con una utilización de la capacidad instalada en torno al 53,2%.

No es despreciable el impacto que tiene la importación de poroto sobre la utilización de la capacidad industrial. En total se espera que se importen unas 5 millones de toneladas de soja, principalmente desde el Paraguay, las cual bajarían en su mayoría a las industrias del Up-River a través de la Hidrovía Paraná-Paraguay. Suprimiendo el ingreso de soja vía importaciones de nuestro cálculo, la capacidad utilizada estimada caería hasta el 41,6%.

Solo en las plantas del Up-River se espera que industrialicen unas 33,3 Mt de soja en la campaña entrante, un 88,8% del total nacional, continuando la tendencia de campañas previas. Así, las plantas alcanzarían un grado de utilización cercano al 60%, sin contar las demás oleaginosas que se industrializan en el complejo.

 


Compartir en:

jpavia@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.