HomeVenado TuertoTODOS ESPERAN EL MES DE OCTUBRE

Expectativa comercial ante las habilitaciones “pospandemia”

La flexibilización de restricciones y las nuevas aperturas que impulsa la Nación generaron entusiasmo en la ciudad, sobre todo en sectores que aún no retomaron sus actividades, como boliches, salones de eventos y peloteros. A su vez, bares, restaurantes y turismo se alistan para un cierre de año con mejores perspectivas.

Compartir en:

Comerciantes de diferentes rubros se mostraron “expectantes” frente a los anuncios del Gobierno nacional que apuntan a sumar habilitaciones, extender horarios y reactivar actividades que se encuentran sin funcionar desde marzo de 2020.

La posibilidad de lograr una “nueva normalidad” a partir de octubre (restan muy pocos días) generó también un fuerte movimiento en algunos sectores, sobre todo los vinculados a la gastronomía, la diversión nocturna, el entretenimiento y el paseo, hasta el punto tal que ya se empezaron a organizar celebraciones, festejos, eventos y encuentros masivos, como así también se trabaja en acondicionar los espacios para cuando llegue el momento de resurgir.

Si bien a muchos comercios se les hizo muy difícil atravesar estos casi 20 meses desde el inicio del confinamiento, hoy el horizonte es esperanzador. Por ello, varios restaurantes, bares, pubs, boliches, salones, peloteros y demás rubros (que fueron los más afectados) iniciaron un proceso de renovación y mejoras, que les permitirá estar listos para su regreso. Las tareas de limpieza y arreglo son muy frecuentes por estos días, sumado a proyectos más ambiciosos, como la instalación de un deck en el bar de calle Mitre entre Moreno y Casey, o la reapertura de un boliche en cercanías de ruta 8 y Alvear.

Funcionar a pleno

Uno de los primeros en mostrar su conformidad por los cambios que se podrían dar en la Provincia fueron las autoridades del Centro Comercial e Industrial de Venado Tuerto. En este marco, su presidente Luis Pagnoni manifestó: “Tenemos que esperar qué decide el gobierno provincial, pero lógicamente tenemos una gran expectativa, más que nada por la posible apertura de rubros que hasta el momento no pudieron funcionar”.

Asimismo consideró que las habilitaciones de estos comercios “sería lo más conveniente porque el costo que tuvo a nivel económico fue muy grande, y sabido es que hay muchas personas que se quedaron en el camino, dejando cerrada su persiana, y quienes han seguido adelante están endeudadas, por ello no se puede postergar más el trabajo, sobre todo si tenemos en cuenta la realidad epidemiológica gracias a las vacunas que se han podido colocar en todo el país”.

Pagnoni aprovechó para resaltar que durante estos meses de pandemia “no hubo un acompañamiento acorde” por parte de los gobiernos para, al menos, ayudar a cubrir los costos que tiene esta actividad. “Las ayudas que vinieron no llegaron a saldar los gastos de sostenimiento de un comercio”, aseveró.

En cuanto a las consecuencias que trajo aparejada la pandemia, el presidente del CCI dijo que es “una gran preocupación” de la gremial empresaria, porque “un país funciona cuando el sector productivo, empresarial o comercial está activo, y no cuando se cierran o se impide que trabajen”. Además habló del “daño psicológico” que han sufrido los titulares de los diferentes emprendimientos que se vieron afectados por la cuarentena.

“No podemos seguir prohibiendo actividades, más aún cuando sabemos que es una pandemia que llevará tiempo superarla. Entramos en un momento del año que es muy importante para el comercio, por el clima y las fiestas”, sentenció.

Bares y boliches

Mientras los boliches bailables esperan ansiosamente los detalles para regresar a la presencialidad (horarios y protocolos), los propietarios de bares y restaurantes están dispuestos a solicitar una ampliación horaria, que traerá un alivio mayor si a ello se le suma la posibilidad de trabajar con un aforo del ciento por ciento. Entramos en una etapa ideal para este sector, quienes ven incrementada la demanda con la llegada de la primavera y el verano.

Hasta el momento “el tema horarios” no estuvo dentro de los planteos realizados por las autoridades (actualmente el límite es la medianoche durante la semana y la 1 los fines de semana y víspera de feriados) y sería una solicitud que podrían elevar los bares y restaurantes. “Estamos dispuestos a que sea progresivo, poder comenzar con el horario de las 2 y luego extenderlo a medida que pasen las semanas”, expresó el propietario de un conocido bar local.

En lo que respecta a los boliches, por una lado se avanza en la recuperación del local ubicado en Ruta 8 y Alvear, mientras que los dos lugares ya tradicionales de Venado Tuerto, El Templo y Base 1, trabajan para poner en condiciones sus instalaciones, más aún el primero de ellos, que sufrió un importante incendio en plena pandemia y el objetivo es armar un área más grande al aire libre para garantizar una de las medidas de prevención. Por el lado de Base 1, sus propietarios aseguraron que no tuvieron una buena experiencia a fines del año pasado y principios de 2021 y la idea es seguir funcionando como salón de eventos.

NOTA PUBLICADA EN LA EDICIÓN IMPRESA DE SUR24 DEL LUNES 27 DE SEPTIEMBRE.


Compartir en:

sbalague@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.