HomeDeportesTaekwondo

El campeón mundial Alfredo Gargarella retornó a su ciudad natal

Tras lo que fue su participación internacional, con medalla de oro incluida, Alfredo Gargarela partió desde Ámsterdam a Buenos Aires, haciendo escala en Venado Tuerto, para finalmente arribar a su ciudad natal, Rufino donde fue reconocido por toda la comunidad y el municipio.

Compartir en:

Por Ana Inés Dobal para Sur24

El lunes por la tarde, tras lo que fue su participación en el Mundial de Taekwondo de Países Bajos donde se coronó, nada más y nada menos que campeón del mundo, Alfredo Gargarella arribó a Rufino y allí fue abrazado (pese a su resistencia a la exposición y cámaras) por amigos, compañeros de la escuela donde trabaja, representantes municipales, periodistas curiosos en busca de detalles y testimonio, y de su hijo que jamás se separó de su lado.

Su arribo a la ciudad, caravana incluida, culminó en la Escuela de Educación Técnica N° 286 donde Alfredo Gargarella se desempeña como docente y fue esperado por el secretario de deportes Exequiel Grosso, personal de la institución y amigos.

Al comenzar la entrevista el flamante campeón del mundo hizo referencia a su personalidad en este momento de exposición: “Sepan disculpar la dificultad en coordinar las entrevistas, pero soy muy tímido y me cuesta”. Luego agregó: “Hay una expectativa muy grande, muchos nervios y en el deporte, muchas veces uno espera ciertos logros que cuando estamos en esas instancias, por ahí estamos muy condicionados por esos mismos nervios y todo puede pasar”.

Alfredo se presentó con una gran bandera argentina en la espalda y su medalla dorada colgada en el cuello, acompañado por su pequeño hijo Ian, de 7 años, quién también práctica está disciplina y no se separó en ningún momento de su lado.

“En lo que a taekwondo argentino se refiere, es un deporte muy respetado internacionalmente, y es en el único país en el que los competidores tenemos que hacer selectivos para poder participar del mundial. Estos son necesarios debido a la cantidad de taekwondistas que hay. Éramos de las delegaciones más grandes con casi 100competidores”, agregó el campeón del mundo en Formas.

“La organización fue espectacular, de primer mundo. Estábamos hospedados en un hotel y de allí los colectivos nos trasladaban a la mañana y nos recogían al finalizar el día. El mundial duró tres días y las distancias son muy largas”, compartió Gargarella para luego agregar: “Es una experiencia muy emocionante, aunque a medida que vas pasando de instancia, te llaman inmediatamente y no tenes tiempo ni de pensar”.

Alfredo destacó además que la delegación se dividió en 3 partes y que él llegó con una parte de la misma, tres días antes del inicio del evento, por lo que pudo recorrer y visitar antes de la concentración. Luego explicó que se compite en distintas modalidades individuales: Formas, Rotura y Lucha; mientras que el último día la misma se hace grupal en la categoría por equipos.

“Los selectivos para clasificar comenzaron el año pasado en Buenos Aires y continuaron en marzo y abril. Si se clasifica en esas instancias se es preseleccionado para la participación internacional. Uno entrena por años para estar enfocado durante los dos minutos que te toca participar”, comentó Gargarella.

En cuanto a la previa a la competencia, el rufinense explicó: “Las fechas de los selectivos se disputaron en diciembre de 2021 y abril y mayo de 2022. No es un logro personal, sino que es un logro de todos: la familia, los compañeros y todos los que nos apoyan, porque sólo sería imposible. Horarios de entrenamiento de 22 a 23:30, también a la mañana y después de comer. Cuidar la alimentación y otras cosas que la familia ve y acompaña”.

Gargarella pertenece a la escuela de ART con sede en Venado Tuerto donde entrena regularmente, salvo la parte individual que la ejecuta en Rufino, hace tres turnos por día. “En el momento instantáneo en el que comunican que conseguí el título, lo primero que sentí fue emoción, y por la cabeza pasan todos los momentos de la vida”, agregó.

A modo de reflexión y sugerencia para los jóvenes, el campeón resaltó para cerrar la nota: “Si uno entrena con sacrificio, disciplina y pasión, a la larga se ven los resultados. Un consejo, sobre todo para los chicos que a veces pierden la motivación rápido o no reciben la palabra correcta, vayan por lo que quieren, aunque el entorno les diga que no”.

El joven fue aplaudido por toda la comunidad educativa de la institución donde trabaja, tras haber traído a la ciudad y al país, la medalla oro en la modalidad Formas y consagrándose campeón mundial en un deporte que tiene un gran número de seguidores en Argentina y que, sin dudas, con él como referente, habrá nuevas generaciones interesadas e inspiradas.

Deportista destacado

El rufinense que se consagró campeón en Formas en el Mundial de Taekwondo ITF que se desarrolló en Países Bajos, fue agasajado por la municipalidad local donde el intendente Natalio Lattanzi le hizo entrega de un presente y un decreto donde se lo declara “deportista destacado de la ciudad”.

“Continuamos acompañando a los deportistas rufinenses y nos pone muy felices que nos representen a nivel mundial”, rezaba la felicitación del municipio en sus redes sociales.


Compartir en:
error: Contenido protegido.