HomeRegionalesINCURSIONO DESDE NIÑO EN EL MUNDO DEL DIBUJO

De Isabel a la región: el artista que con su pintura realista engalana paredes y pizarras

Ya con trece años aprendía y trabajaba en el oficio de letrista que hoy con 36, a través de años de estudio y práctica, le dio la perfección que se aprecia en sus diseños y que le dan una mirada diferente de cómo publicitar.

Compartir en:

Muralismo. Una de las técnicas con las que se identifica el artista isabelense.

Su identificación por el arte comenzó cuando de niño le inquietaba el trabajo de cartelería que realizaba su padre en el taller de su casa, hoy con 36 años el isabelense Guillermo Gigena se asienta en la zona como unos de los pintores realistas que no solo hace murales sino que crea cartelería (alusiva o publicitaria) a mano, dándole su toque de arte a cada obra.“No sabría definirme”, decía al ser consultado por Sur24 por la categoría de artista que lo describiría, pero sí mencionó que utiliza una técnica de realismo naturalista al darle piel a sus dibujos.

Primeros pasos. Retrato de su padre.

Guillermo no elige una categorización de su obra porque desde los trece años comenzó a trabajar de letrista al fallecer su padre y movido por ese recuerdo paternal que lo había incentivado a estudiar dibujo, es que cursó hasta los 23 años la carrera de Profesor de Dibujo y Pintura en la Academia de Arte “Pedro Pablo Rubens”, de Venado Tuerto, -fundada por la prestigiosa profesora Ethna Paccotti de Caramella y que estuvo vigente en la ciudad por más de 40 años- donde adquirió todas las técnicas que hoy implementa“desde dibujar a lápiz a pintar al óleo, porque sabiendo dibujar podés utilizar cualquier técnica donde lo más importante es el conocimiento de la paleta de colores, composición, anatomía”, describía.

A su vez, mientras cursaba esta carrera, empezó a estudiar Diseño Gráfico en la ciudad de Firmat que finalmente concluyó en Villa Cañás, y una vez finalizada ésta empezó Artes Visuales en el IES Nº 7, de nuestra ciudad. “Igualmente siempre estoy tratando de superarme”, agregó.

Pizarra en homenaje al Aniversario de nuestra ciudad.

Pinceladas y trazos por la región

El último y más llamativo trabajo de Guillermo Gigena fue en la heladería local “Nerón”, donde en sus pizarras retrató la imagen de Magdalena Pagliero, la niña venadense de 12 años, que se encuentra en Rosario a la espera de un trasplante de hígado. Y en un gesto solidario el comercio local donaba 50 pesos por cada kilo de helado vendido a cuenta de la pequeña. También en el interior, con la misma técnica de dibujo en tiza, creó una obra de arte con los productos que ofrece el local. Y hoy se puede ver un cartel alusivo al 137º Aniversario de Venado Tuerto.

Además, sus trabajos se pueden ver no sólo en Santa Isabel, su pueblo natal, sino que se diversifican en Villa Cañás, María Teresa, San Gregorio, Chapuy y Maggiolo. En todos los casos se pueden apreciar sus obras en muralismo o pintura en cartelería con el estilo realista que al ojo humano parece realizado de forma digital. “Esa técnica realista la aprendí en la Academia y con lo que fuí estudiando pude ir agregando otras herramientas. Entonces ves que mis trabajos no se limitan a una imagen porque busco que la composición general esté equilibrada o llame la atención desde diferentes puntos. Al hacerlo a mano el diseño queda más blando que al realizarlo por medios digitales”, explicaba y contaba que su llegada más lejos con su arte fue a un encuentro de muralistas en Alta Gracia (Córdoba) en el año 2019, a partir de un curso de esgrafiado que realizó en Venado Tuerto con un artista proveniente de Berisso.

Un estilo que no caduca

La pintura realista naturalista que realiza Gigena, tanto en paredes como en carteles, se destacan por la perfección en lo que busca interpretar, a lo que fue muy detallista al darle sentido: “Yo le doy mucha importancia en lograr buenos volúmenes, a la perspectiva, ya sea lineal en un edificio o atmosférica si es solo paisaje que es lo que le da el realismo: lo que se llama ‘trampa de ojo’ en muralismo”.

Cuando vas al muro -amplió- cambia totalmente la dimensión, porque podés hacer una gigantografía y te queda como una foto. Yo cuando lo voy a dibujar estoy parado en el lugar, entonces busco la perspectiva desde donde camino y que sea dinámico, es decir, que mientras vos te movés vaya cambiando; que si hacés una foto queda siempre igual y al hacerlo a mano te permite ir moviendo los puntos de fuga”.

Para cerrar, al definir su técnica enumeró sus diferentes intereses a lo largo del tiempo: “De chico arranqué haciendo solo letras, con el tiempo fui aprendiendo a dibujar mejor y me empezó a gustar el dibujo y la pintura y en este último tiempo me inclino más por la pintura moderna y diría que mi estilo es realismo naturalista porque a pesar de que parece una foto me gusta que se note la textura de la pincelada”.

Para conocer más sus trabajos, pueden ingresar a su Facebook y dar crédito de la excelencia de este artista regional.

Algunos de sus diseños


Compartir en:

mdiasfredes@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.