HomeDestacadaAMSAFE Y CTERA ADVIERTEN QUE SE CORTARA LA PRESENCIALIDAD EN ZONAS DE RIESGO

Delgado: General López todavía está tranquilo, pero vemos un crecimiento de casos

A pesar del escenario epidemiológico amenazante, las autoridades educativas nacionales y provinciales ratificaron la continuidad de una “modalidad presencial cuidada” para minimizar los riesgos de transmisión del virus, es decir, respetando estrictos protocolos sanitarios acordados en el Consejo Federal de Educación.

Compartir en:

A pesar del escenario epidemiológico amenazante, las autoridades educativas nacionales y provinciales ratificaron la continuidad de una “modalidad presencial cuidada” para minimizar los riesgos de transmisión del virus, es decir, respetando estrictos protocolos sanitarios acordados en el Consejo Federal de Educación. Sin embargo, la segunda ola se vuelve cada día más intensa, con un sostenido aumento de casos positivos de Covid-19, y si bien hasta ahora General López no aparece entre los departamentos más complicados, la Asociación del Magisterio (Amsafe) provincial emitió un comunicado sugiriendo que “en los lugares de alto riesgo se deben realizar actividades a distancia hasta que estén dadas las condiciones para un retorno sano y seguro a las escuelas”.

A cuatro semanas del inicio del ciclo lectivo, el delegado de la Amsafe General López, Javier Delgado, alertó que “en los últimos días estamos asistiendo a un aumento de casos en las escuelas. De hecho hicimos una evaluación sobre un universo de 60 escuelas de nuestro departamento y encontramos que en la tercera parte de ellas se verifican situaciones de aislamiento en alguna de las burbujas, o bien entre directivos y docentes, y este fenómeno está en crecimiento, como se refleja en la vida interna de cada escuela”. Para más datos, recordó que “en un primer momento se nos prometió que para volver a las aulas se vacunaría a todos los docentes, y hoy no sólo falta la aplicación de la primera dosis a muchos docentes, sino que se postergó, sin fecha cierta, la segunda dosis”.

“Desde el gremio no estamos promoviendo la suspensión de la presencialidad, ni mucho menos, pero sí exigimos que se cumplan los protocolos acordados con el Ministerio de Educación. Nosotros seguimos trabajando en el control del cumplimiento de los protocolos y todo lo establecido en las normativas, porque una cosa es lo escrito en los acuerdos previos y otra cosa suele ser lo que sucede en la dinámica diaria de las instituciones”, planteó el dirigente.

“Antes de la vuelta a la presencialidad en los niveles inicial, primario y medio, presentamos un informe a las autoridades de la Dirección Regional de Educación en el que puntualizamos algunas falencias en el ámbito del departamento General López. Una de las inquietudes era la ventilación cruzada, un aspecto que el Ministerio de Educación descuida cuando prioriza los módulos de clase de 90 minutos, a pesar de que los científicos coinciden en que la mayor transmisión del virus se produce por vía aérea, es decir que serían convenientes módulos más breves y renovación de aire más frecuente”, apreció. Y agregó: “Solicitamos flexibilidad a las autoridades regionales en este sentido y mientras tanto observamos que en algunas escuelas, aplicando el sentido común, se están adaptando a esta necesidad en beneficio de alumnos y docentes”.

Por otra parte, el gremio docente con sede en calle Garibaldi advirtió sobre la falta de asistentes escolares (porteros), que “hoy son más importantes que nunca a los efectos de asegurar una correcta limpieza y sanitización de los ambientes escolares. Las autoridades provinciales se habían comprometido a la creación de casi 400 cargos en todo el territorio, pero esto aún no se materializó. Según un relevamiento propio, estarían faltando entre 35 y 40 porteros sólo en General López”.

“No basta con el metro y medio cuadrado por alumno en cada aula, sino que también se necesita contar con el recurso humano para la limpieza. Por eso -añadió- estamos haciendo constantes reclamos ante la Dirección Regional para que todo lo establecido se respete en cada uno de los establecimientos y además se tenga en cuenta la particularidad de cada escuela”.

“Venimos arrastrando falencias desde hace muchos años que ahora la pandemia dejó más expuestas. Sin dudas, las burbujas obligan a una ocupación razonable de las aulas, evitando la habitual superpoblación, e incluso facilitan el cumplimiento de la cantidad óptima de asistentes escolares en función del menor número de alumnos”, valorizó el sindicalista.

A estas alturas, y más aún después de los pronunciamientos de Amsafe y la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), no debe descartarse un regreso a la educación a distancia. Y en este aspecto Delgado cuestionó que “no se conocen avances en el plan de conectividad que el año pasado el gobernador Omar Perotti anunció para toda la provincia, ni tampoco para garantizar que docentes y alumnos tengan sus dispositivos. En ese sentido estamos igual que hace un año”, reprochó, anticipando severos problemas en caso del retorno a la virtualidad.

“Desde el gremio no estamos promoviendo la suspensión de la presencialidad, ni mucho menos, pero sí exigimos que se cumplan los protocolos acordados con el Ministerio de Educación”.

Intromisión política

Con notorio enfado, el referente de la Amsafe, Javier Delgado, denunció intromisiones políticas en la órbita educativa, apuntando en primer lugar al presidente comunal de Wheelwright, Benjamín Gianetti, quien “viene presionando a las escuelas de su localidad para que desoigan el criterio de burbujas, con semanas de clase alternadas, y que los alumnos concurran todos los días. No puede ser que un concepto sanitario definido por protocolo a nivel nacional -y ratificado por la Provincia- sea transgredido por presiones comunales”, reclamó.

“Tal vez sea la búsqueda de votos en un año electoral, pero lo cierto es que estas actitudes complican el trabajo de los docentes. No sólo que no se cumple el concepto de burbujas, sobrecargando las aulas, sino que tampoco hay asistentes escolares suficientes para limpieza y sanitización”, advirtió.

“La verdad es que las cosas se enmarañan cuando la política se entromete en la educación de este modo, como también ocurrió en Venado Tuerto cuando en el Concejo Municipal la mayoría de los ediles se pronunció por la presencialidad diaria, sin comprender que es gracias a esta modalidad alternada que se pueden cumplir los protocolos”, subrayó Delgado.

“Hasta ahora el sistema educativo depende de la Provincia y en nuestra zona la referencia es la Dirección Regional de Educación. Que yo sepa no tienen ninguna injerencia los presidentes comunales ni tampoco los concejos municipales”, ironizó el referente docente.

 

 


Compartir en:
Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.