HomeDestacadaCON EL AMOR, EL VINCULO Y LA SOLIDARIDAD COMO BANDERAS

“Imagina”: el desafío de proyectar un mejor futuro para los niños venadenses

Con la frase “nadie es tan pobre como para que no tenga nada para dar”, Patricia Bertrán invita a la comunidad venadense a ser parte de “Imagina, un mundo mejor es posible”, el proyecto que se convirtió en un símbolo del voluntariado.

Compartir en:

En tiempos en que la sociedad vive a un ritmo convulsionado y en el que prevalece la idea del individualismo como modo de subsistir, hay personas o grupos de personas que creen, crecen y hacen “un mundo mejor” para aquel prójimo que por diferentes circunstancias le ha tocado empezar su vida desde un costado más relegado. En el caso de Venado Tuerto, este conjunto de voluntades se conjugan desde 2014 en la ONG “Imagina, un mundo mejor es posible”, que a través del concepto de la filantropía moderna es que ayudan, se involucran y crean un lazo de amor con las familias que más lo necesitan.

Patricia Bertrán, presidenta de “Imagina”.

Su presidenta, Patricia Bertrán, nos contaba que“el voluntario que se suma a ‘Imagina’ se queda mucho tiempo porque siente que su participación genera un cambio significativo en su vida”. Para lograr los objetivos trazados, esta organización se basa principalmente en tres programas madre: “Creciendo Juntos”, “Yo Creo en Ti y “Yo quiero ser”, a través de ellos se acompaña al niño desde la panza de su madre hasta que es un joven con metas propias e incursionando ya en un nivel de educación terciaria o universitaria.

Una compañía de por vida

Nosotros empezamos como un programa de asistencia, pero nos pasaba que no generábamos conexión con las familias y queríamos ese algo más. Por eso iniciamos con el objetivo principal que es ‘Yo creo en ti’, que se base en un trabajo solidario de padrinos y ahijados que no se conocen en persona hasta que el chico termina quinto año. En medio se establece una relación a través de cartas, audios, regalitos, libretas que se muestran y fomentando siempre la importancia de la educación como llave para el futuro”.

En este programa hay 160 padrinos, 160 ahijados, 16 coordinadores voluntarios que tienen a su cargo 10 niños cada uno e Imagina trabaja como nexo entre todos ellos.

Para ser “ahijado” el niño o núcleo familiar debe cumplir con ciertos requisitos contaba Patricia: “Debe sentir lo que sentimos nosotros: que la educación es el camino de la transformación social y de poder provocar un cambio. Nosotros podemos hacer que el niño brille más, pero el primer apoyo es la familia, porque acá no importa la parte económica sino que no haya carencia de proyecto”.

Es hacerles sentir que es posible, que se puede y que vayan impecables el primer día de clases para nosotros ya es una igualdad de oportunidades”, agregaba.

En cuanto al programa “Yo Quiero Ser”, toma a los adolescentes de “Yo Creo en Ti”, y a través de becas “se les brinda las herramientas para ese ciclo superior”. En esta instancia los padrinos aportan por seis meses una suma de dinero para acompañar el cursado de los ahijados.

Después empezamos a ver que los niños a los seis años de edad ya están en desigualdad de oportunidades, ya sea porque sufrieron desnutrición en la panza o un menor desarrollo en la primera infancia, es entonces que incluimos a los hermanitos de nuestros primeros ahijados y sumamos el programa ‘Creciendo Juntos’ que acompaña al niño de 0 a los 6 años”,completaba, al tiempo que marcaba como indispensable para cada uno de los programas “la conexión entre el padrino, porque apuntamos principalmente al vínculo entre ambos y también con las familias”.

Por otra parte, apuntan a un cuarto zócalo que sería una instancia superior. “Si me preguntás qué queremos formar para el mañana, es que los chicos sean ciudadanos con pensamiento crítico, que sean participativos:que tengan valores, que cuiden al medio ambiente. A eso apuntamos”.

Talleres deportivos.

En forma de apoyo también se ofrecen talleres deportivos, y de lecto-escritura que contiene a 200 chicos y que resultó de suma importancia en el período que no hubo clases presenciales.

Como un nuevo implemento, desde la semana próxima en la casa de “Imagina” (Gutiérrez 60) se pondrán en funcionamiento seis computadoras que servirán para que toda la comunidad, en la medida que estén libres, puedan utilizarlas como herramienta de conexión.

Programas satélites

A su vez, con la intención de fortalecer y contener a los niños y/o adolescentes y sus familias, desde “Imagina” tienen una serie de proyectos de desarrollo social y humano a través de “La Quinta”, incubación y apoyo de empresa social:

– La Feria de Imagina: es este proyecto están involucradas mujeres en algún contexto de vulnerabilidad social que reciben y acondicionan ropa donada para transformarla en producto y se encargan de la venta.

– El Hornito: empresa social dedicada a la elaboración de pizzas.

– Recicleta: tiene el objetivo de generar, en jóvenes en contexto de vulnerabilidad social, habilidades en el oficio de bicicletas.

– Oveja Verde: proyecto para intentar recuperar el papel de la basura y luego enviarlo a una empresa que lo procesa.

La reina de “Mujeres longevas”. María Ameri de Pagano; con 101 años.

Por otra parte y con el claro objetivo de invitar a ser partícipes a todos los miembros de la sociedad, desde el programa “Bienestar” lanzaron en el mes de la mujer un homenaje denominado “Mujeres longevas”. Hubo 42 postulaciones y seleccionaron una por barrio. “Todas tienen gran soporte familiar, sus nietos festejan tener esa abuela, son personas muy activas que nunca aflojaron y con muy buen humor. Todas son coquetas y muy amadas”, destacaba Bertrán.

La reina y princesas de cada barrio, son:

– Barrio Iturbide: María Ameri de Pagano; con 101 años.

– Barrio Centro 2: Elena Vaschetto de Aramendi, 100 a

ños

– Barrio Rivadavia: Palmira Farré, 100 años.

– Barrio Centro 1: Elvira Clara De la ccisa, 98 años

– Barrio San Martin: Juana Medina, 97 años.

– Barrio Belgrano: Derminia Diaz, 97 años

– Barrio Ciudad Nueva: Oda Amorini, 96 años

– Barrio Centro 3: Blanca Davobe, 96 años.

– Barrio Gutierrez: Carmen Sanchez, 95 años.

– Barrio Norte: Rosa Perona, 95 años.

– Barrio San Cayetano: Hilda Barcos, 95 años.

– Barrio San Vicente: Ilda De Angelis; 93 años

– Barrio Malvinas Argentinas: Odilia Gasverde, 90 años

Mensaje de Patricia

Imagina está dentro de un mundo virtuoso y mi mirada de la sociedad siempre va a ser virtuosa. Nadie es tan pobre como para que no tenga nada para dar, así que los invitamos a un mundo feliz y a una forma de hacer algo valioso con un poco de nuestro tiempo”.


Compartir en:

mdiasfredes@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.