HomeCulturaLOS DOMINGOS 18 Y 25 EN EL ESPACIO RUNCIMAN

Mamushka, una experiencia para transitar y dejarse sorprender

La obra -una original creación colectiva- se presentará una vez más en la ciudad, con dirección de Mauricio Sariaga Contreras e intérpretes surgidos de “semilleros” teatrales venadenses.

Compartir en:

Mauricio Sariaga Contreras y Alexandra Santandrea Cea son el director y una de las actrices de la instalación performática “Mamushka, Colección de Cuerpos”, que se presentará en el espacio Runciman (calle Runciman 232) de nuestra ciudad, los domingos 18 y 25 de abril, desde las 20, con todos los protocolos de prevención sanitaria.

Sobre el porqué de la denominación Mamushka, Sariaga Contreras señaló que, como lo dice el eslogan, “es una colección de cuerpos. De alguna manera es descubrir, escarbar hacia adentro. Es como una caja de sorpresas. Es una creación colectiva y así también surgió el nombre. Después se determinó el eslogan que acompaña al título de la obra. Es claro que el proceso creativo es continuo y en cada ensayo o en cada presentación se puede descubrir otra cosa. Las posibilidades son ilimitadas”. Y enseguida reflexionó Santandrea: “Esta recolección de performances está dividida en dos circuitos, el primero que se presentó en marzo, y el actual, y todo está relacionado, cada estación se va presentando cada vez más potente, más fuerte que la anterior. Uno la transita y se va encontrando con una puesta, y otra, y otra, y se termina preguntando qué me pasó”.

A pesar de la crisis sanitaria, donde en principio la actividad artística estaba vedada, e incluso hoy la capacidad de convocatoria no está en su punto más alto, Mamushka exhibe una concurrencia semanal cercana al medio centenar de personas por función, fenómeno que analizó el propio Sariaga: “La verdad es que el miedo de la gente a ir al teatro sigue estando, y por eso resultó llamativa la concurrencia. El público tuvo empatía y se sorprendió con la propuesta. Al funcionar el ‘boca a boca’ se genera un deseo de ver y conocer, de atestiguar lo que está circulando, y la gente necesita consumir arte”.

De todos modos, aclaró que tres fechas no es una muestra exacta, “hay curiosidad del público en descubrir qué es, de qué trata esto. No es la primera puesta de este tipo en Venado. Hubo otras cosas similares de Luciana Cavanagh o trabajos del Malandra, no similares, pero sí orientados a códigos diversos. Insisto, es innegable que el ‘boca a boca’ funciona, pero no es medida aún para hablar de una aceptación del público, sino que hay curiosidad de ver de qué se trata”.

Consultado sobre las características de Mamushka, la actriz comentó que “son ocho historias distintas, muy diferentes, algunas narradas, otras absolutamente corporales, y algunas que se integran con texto y cuerpo, cuando lo habitual es texto y acción corporal. Que tenga esas tres características no es usual. También resalta la forma en que está planteada la propuesta. Ya hubo historias que contaban más historias, pero siempre con eje en el texto. Acá hay texto, cuerpo… todo”.

En tanto, el director consideró que “no es común que haya performance en Venado, aunque las hubo y las habrá en el futuro. Hay una camada de gente del Profesorado de Teatro, que está empezando a trabajar, que tiene propuestas que aportan otro color a la escena. Es como un collage de cosas que se dieron en Venado. Si en esta ciudad no hubieran pasado cosas vinculadas al arte, hoy no tendríamos esto. Principalmente es el cuerpo, y un texto ‘en el cuerpo’. La gente sale y dice: ¡No hay texto! Y sin embargo se van plenos de sensaciones y emociones. Me encantó eso”.

Y en cuanto a la continuidad de la propuesta, Sariaga interpretó como una dificultad “la cantidad de personas que integran la puesta, es muy difícil compatibilizar tiempos cuando el número de integrantes es mayor. Lo bueno es que esta performance está diseñada como un rompecabezas, donde las piezas pueden encastrar de cualquier manera. Uno le puede encontrar formas, sin tener que desarmar todo, y quirúrgicamente volver a unir. Hay buenas perspectivas y de hecho ya tenemos dos invitaciones que tenemos que evaluar”.

“Por ahora estamos centrados en el presente. Más adelante se verá. No es necesario que estemos todos. Puede que sigamos todos juntos, puede que no. Puede que se represente más veces este año, o que tal vez sea el año próximo. No hay una respuesta certera”, deslizó Alexandra con aire misterioso.

En el cierre de la charla, el director Mauricio Sariaga Contreras convocó a los venadenses a transitar la experiencia, aclarando que el ingreso es por turnos, la capacidad es limitada y las entradas se reservan en el celular 15511300. “Que la gente no tenga miedo de ir al teatro, porque se respetan absolutamente los protocolos, incluyendo las distancias, los espacios, la ventilación y la sanitización. Que se animen, que el teatro no contagia, y además apoyan la producción artística local”, arengó.

“Principalmente es el cuerpo, y un texto ‘en el cuerpo’. La gente sale y dice: ¡No hay texto! Y sin embargo se van plenos de sensaciones y emociones. Me encantó eso”.


Compartir en:

jfranco@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.