HomeVenado TuertoActividad paralizada

El Frigorífico Swift lleva más de un mes sin faenar

La planta local solo trabaja el corte Kosher, destinado a la comunidad Judía, en Israel. Las autoridades del Sindicato estiman que la situación se normalizará en dos semanas.

Compartir en:

El Frigorífico Swift de Venado Tuerto lleva más de un mes sin actividad, producto de la no faena de cortes Kosher destinados a la comunidad judía, en Israel. Las autoridades del Sindicato de la Carne estiman que la situación se normalizará en dos semanas.

La planta cuenta con 400 trabajadores, que por el momento siguen percibiendo el salario, en un contexto de cierta complejidad, tras su reapertura en junio de 2019.

Para que la carne sea considera Kosher, el animal debió haber sido matada en la forma ritual judía, que se conoce como “shejitá”. El sentido es reducir el dolor que sufre el animal al ser faenado. El cuchillo que se utiliza para realizar la operación debe estar perfectamente afilado, sin ranuras ni imperfecciones que puedan rasgar la piel del animal en vez de cortarlo.

“La realidad de la planta Venado Tuerto es que está ligada al corte Kosher. En ese contexto, estamos esperando el arribo de la comunidad Judía. Por otro lado, cada vez que llegan hay una negociación, lo cual es normal, donde imponen una serie de condiciones de mercado. Y a esto se suma el Covid 19 y los protocolos”, precisó Cristian Crudelli, Secretario General del Sindicato de la Carne de Venado Tuerto.

Semanalmente “estoy charlando con las autoridades de la empresa. Me plantearon este escenario. Y consideran que no surgirán novedades al menos hasta mediados de mes. La intención es volver a trabajar, pero estamos atados a que solo se faena corte Kosher. Nosotros tenemos toda la confianza que todo volverá a la normalidad”, agregó.

El personal cuenta con “Garantía Horaria”. Y a pesar de no estar trabajando, perciben un haber de 140 horas mensuales, más el presentismo, el cual sigue vigente.

Hasta fines de marzo, la planta estaba faenando alrededor de 400 cabezas diarias.

“La pandemia hizo que el frigorífico no pudiera llegar a otros mercados. Cuando todo estaba preparado para las inspecciones en los primeros meses de 2020, las negociaciones quedaron truncas. Lamentablemente tuvimos mala suerte en ese sentido y nos quedamos solo con el corte Kosher, el cual además por una cuestión religiosa cada seis meses tienen uno de descanso”, detalló el Secretario General.

Por último, indicó que “la empresa ya se puso en comunicación con algunos empleados preguntándoles si estaban listos para volver a trabajar. Con lo cual ese es un buen indicador”.


Compartir en:

mdalmazzo@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.