HomeRegionalesCrecimiento sostenido en la última década y fuerte respaldo productivo

Elortondo tiene todo para ser ciudad de General López

La localidad ubicada a la vera de la ruta 90, cuenta con una infraestructura urbana y de servicios propia de una ciudad. Se destaca el Hospital, dos centros de atención primaria, tres centros de salud privados, mutuales, instituciones deportivas de gran trayectoria, medios de comunicación, correo postal, entidades bancarias, cooperativas, Juzgado de Pequeñas Causas, empresas, industrias, más de 350 comercios y una zona urbana en expansión permanente.

Compartir en:

La transformación de la localidad de Elortondo en su estatus jurídico está cada vez más cerca. En una tarea conjunta, la gestión comunal que encabeza María Isabel Bosco, está trabajando en diversos ámbitos para convertirse antes de fin de año en una nueva ciudad de General López junto a Venado Tuerto, Rufino, Firmat y Villa Cañas.

Así, uno de los pueblos que más creció en los últimos años se perfila como candidato para que la Legislatura de Santa Fe ratifique por ley el cambio de rango.  Se sumaría de esta manera a las flamantes ciudades de Sauce Viejo (La Capital) y San Vicente (Castellanos), que alcanzaron esa categoría a finales de noviembre del 2020.

La nueva denominación permitiría a Elortondo empezar a pensar en un próximo concejo municipal y elegir a intendentes por cuatro años, a partir del 2023. De confirmarse, la cantidad de ciudades será de 60 en el territorio santafesino mientras que las comunas pasarán a ser 305.

Datos

Consultada, la presidenta comunal María Isabel Bosco, aseguró que en la última década la localidad tuvo un sostenido incremento en la cantidad de habitantes y de industrias radicadas, constituyéndose en un verdadero polo productivo en la región. “Los datos catastrales de las nuevas urbanizaciones aprobadas demuestran que este crecimiento es sostenido en el tiempo”, agregó.

Además, Bosco remarcó que cuentan con más de 3600 conexiones de luz y más de 3000 de agua: “Estos son datos y no opiniones. Se infiere que calculando tres personas por medidor (de agua o luz) otorgaría una proyección de población muy importante, que se justifica con los nuevos proyectos de urbanización en marcha. De hecho, ya hay más de 300 domicilios conectados a la obra de cloacas y continúa ampliándose para llegar a las 3600 conexiones”.

En este orden de argumentos, aclaró: “También contamos con un fuerte entramado institucional, donde somos reconocidos por nuestros establecimientos educativos, deportivos, culturales, sociales y recientemente universitarios, a través de convenios con la Universidad Nacional de Rosario y la Universidad Tecnológica Nacional. Esto sumado a la impronta emprendedora, hacen que hoy Elortondo ya piense en términos de una ciudad”.

Nuevos horizontes

Acerca de los beneficios que se puedan destacar en esta transformación de pueblo a ciudad, Bosco ponderó mejores condiciones laborales, mayor ambiente de negocios, conectividad, fortalecimiento del sistema de salud y nuevas improntas en cuanto a medioambiente, entre otras cuestiones. Pero también, valoró la disponibilidad de una mayor oferta en materia de vivienda, cultural, recreativa y diversidad educativa.

“No hay que olvidarse que ser una ciudad nos permite acceder a mayores y mejores oportunidades laborales. Y esto se debe a que las empresas se pueden ampliar o tienden a situar sus centros laborales en ciudades, requiriendo diversidad de profesiones. En consecuencia, se genera mano de obra. No sólo hablamos de empresas corporativas, también fábricas y otro tipo de negocios que buscan satisfacer la demanda de las personas”, valoró.

Presidenta comunal. María Isabel Bosco

Luego, recordó la fuerte presencia de empresas e industrias locales líderes en sus segmentos, cuyo crecimiento en los últimos años “va generando la necesidad de la instalación de oficinas de los diferentes organismos estatales y también financieros”. En este sentido, remarcó la posibilidad de que se puedan agilizar todo tipo de trámites administrativos sin tener que viajar a centros urbanos cercanos para poder concretarlos.

“Cuando hablamos de organismos estatales hacemos referencia a oficinas de API, AFIP o ANSES que son utilizadas a diario. Los organismos financieros seguramente van a instalar sucursales y en el caso de aquellas entidades bancarias que ya se encuentren instaladas tenderán a ampliarse para mejorar sus servicios y cartera de clientes”, detalló.

Dos pilares fundamentales

Bosco recordó que sin ser ciudad, hace años que Elortondo se destaca por su abanico de actividades culturales de enero a diciembre y del impulso que se le está dando a la formación educativa con reconocidas casas de estudio. A modo de ejemplo, aclaró: “Venimos trabajando en actividades culturales y recreativas por las que somos reconocidos en la zona. Ahora estamos enfocados en dar con nuevos programas culturales cuando la pandemia lo permita, que impliquen más opciones de conciertos, obras de teatro, exposiciones artísticas y lugares para visitar. Incluso ya tenemos en marcha el grupo de trabajo para nuestro museo, algo que nos llena de alegría”.

En cuanto a la oferta educativa que se está gestionando, tienen que ver con más opciones al margen de los acuerdos que ya existen con la UNR y la UTN. “No estamos lejos de aceitar todos los mecanismos para tener nuestras primeras carreras de grado, terciarios y tecnicaturas. Ya funcionan cursos y capacitaciones oficiales, por eso queremos extender el abanico de oportunidades para conectar aún más con pueblos vecinos como Chapuy, Carmen, Murphy, Melincué, Chovet o Carreras”, ponderó.

Y agregó: “Cuando una sociedad crece de manera articulada, con una planificación adecuada y con una gestión tanto territorial como humana, es ahí cuando el pueblo comienza a vivenciar el proceso de las ventajas y por ende, comienza a sentir la necesidad de acceder a los beneficios de transformarse en una ciudad”.

Aspectos técnicos

Junto a la actual gestión comunal, se destaca la participación de un grupo de profesionales que asesoran en cuento al abordaje de distintas temáticas. Su participación es totalmente ad honorem y son quienes fundamentaron los aspectos técnicos claves en cuanto al cambio de categoría a municipio.

“Esto implica fuertes transformaciones que van a impactar directamente en el sistema de coparticipación de impuestos, especialmente en los fondos que llegan desde la Nación y en Ingresos Brutos. En cambio, Patente e Inmobiliario dependen directamente de autos radicados en cada localidad y de propiedades asentadas en ella”, señaló.

Finalmente, recordó que hoy las municipalidades se distribuyen el 8% de los fondos llegados desde Nación y aportados por Ingresos Brutos. En esta torta, ahora habrá una nueva porción. En tanto, el 2,76% de aquella masa se deberá repartir entre las 305 comunas que queden.


Compartir en:
Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.