HomeVenado TuertoTALLER A CARGO DE FLORENCIA NICOLARI

Pequeólogos: aprender arqueología jugando

La estudiante de antropología de la UNR e integrante de un proyecto de excavación en Egipto, ofrece una original propuesta niños de 5 a 12 años. 

Compartir en:

Florencia Nicolari es estudiante de antropología de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y desde el año 2018 forma parte del proyecto de investigación Visir Amen-Hotep Huy en Luxor, Egipto que lleva adelante el Instituto de Estudios del Antiguo Egipto de Madrid, España, siendo la única representante argentina y una de las pocas de Latinoamérica. Aprovechando su estadía en Venado Tuerto, comenzó a dictar talleres para niños de 5 a 12 años denominado “Pequeólogos” en el Restó del Galpón del Arte (Chacabuco 1071).

“Desde el mes de febrero estoy desarrollando en Venado Tuerto estos talleres infantiles de arqueología y egiptología, con el objetivo de compartir conocimientos que fui adquiriendo en estos años de trabajo y tomando como referencia las propuestas que llevan adelante mis compañeros de investigación en España, que incluso tiene el mismo nombre, Pequeólogos”, expresó Nicolari, resaltando que “me encanta poder traer a mi ciudad una parte de lo que hago y amo,poder compartir con los chicos lo que es Egipto y la arqueología”.

Durante este mes se desarrollan dos talleres, el primero tuvo lugar el último fin de semana y el otro se llevará a cabo los días viernes 28 y sábado 29 del corriente, de 14 a 17. “Mi intensión era poder realizarlo durante el año pasado, pero por la situación de pandemia no pude hacerlo. Este año, ni bien regresé de Egipto me puse a planificarlo.

Afortunadamente ya pude concretar varios y tuve una experiencia maravillosa con los niños, que se sorprenden y se sienten atraídos por lo que es Egipto y la arqueología”, contó. Y añadió; “Me sucede mucho que los chicos vienen atraídos por el tema de los dinosaurios, por eso les digo que la paleontología es parecida a la arqueología, con una metodología son iguales, con la diferencia de que unos estudian dinosaurios y otros sociedades”.

“Por suerte todos los que pasaron por el taller quieren volver e incluso ya estoy planificando actividades para quienes ya lo hicieron. Ojalá que el contexto me permita continuar, porque ya estoy proyectando para las vacaciones de julio”, señaló la joven estudiante de antropología.

Cabe destacar que este espacio cumple con todas las medidas de prevención y protocolos establecidos, donde cada niño debe asistir con sus respectivos barbijos, los cupos son de 10, tiene alcohol en gel, se mantiene el distanciamiento y cada uno tiene sus propios materiales y herramientas. A su vez, en el horario del dictado, el Restó no está abierto al público, siendo los únicos en el establecimiento.

Desde el juego

“Aprender a través del juego” es la premisa que aplica Florencia Nicolari para la organización de las actividades que comienzan el viernes con relatos sobre Egipto, conociendo los faraones, reyes, jeroglíficos, con juegos y actividades vinculados a este tema; mientras que el día sábado está más vinculado con la arqueología, en qué consiste, cómo trabaja y hasta los chicos se convierten en arqueólogos por un día, excavando y descubriendo diferentes elementos.

“El primer y segundo día están totalmente vinculados, por eso muchas veces encuentran en las excavaciones elementos que estuvimos viendo el día anterior. La idea es que se diviertan pero entendiendo lo que están haciendo”, puntualizó.

Los interesados se pueden inscribir a través de Facebook: Pequeólogos o comunicarse al (03462) 15693491.

Volver a Egipto

En pocos meses, más precisamente en septiembre Florencia Nicolari deberá regresar a Egipto para continuar con su trabajo. “Desde 2018, cuando comencé a participar de este proyecto, que viajo tres meses a Egipto, gracias al apoyo de la Universidad Nacional de Rosario. Este año, en principio, voy a viajar en septiembre, aunque todo está sujeto a la realidad que estamos viviendo por la pandemia, porque si bien a Egipto se puede entrar con un PCR negativo, ya que tiene sus fronteras abiertas, España no está permitiendo el ingreso, aunque sí el uso del aeropuerto; por eso debo coordinar el viaje con mis compañeros que a mayoría son de Madrid”, adelantó.

La estadía en Egipto sería hasta diciembre y en esos tres meses excavan de sábado a jueves (menos viernes que es día de rezo) por 8 horas diarias, desde las 6 a las 14. “Estoy feliz de estar en este proyecto que es el sueño de toda mi vida y que es también lo que me lleva a hacer Pequeólogos, porque yo conocí Egipto a los 12 años y quedé enamorada de esta civilización, sabiendo ya en ese momento que este era el camino que quería transitar cuando fuera grande”, explicó, afirmando que la idea es “encontrar alguna Florencia por ahí y que quizás no sepa que esto es lo que quiere hacer toda su vida”.

Mucho por descubrir

El monumento en el que trabaja el equipo que integra Florencia Nicolari posee una altísima importancia arqueológica, artística e histórica, porque constituye uno de los momentos más agitados e interesantes del Imperio Nuevo egipcio.

Hoy existe un gran vacío en el conocimiento y documentación de los acontecimientos históricos de aquel período, porque fue especialmente turbulento. Lo que no fue destruido o quedó inacabado por la actuación de los partidarios de la nueva religión atoniana, sería posteriormente objeto de una nueva destrucción selectiva en época de los reyes de la dinastía XIX.

Los nuevos hallazgos que se realicen, podría ser de relevante importancia en orden a tratar de completar este escenario de gran vacío histórico, absolutamente trascendente para la correcta comprensión de los acontecimientos de este período. “Logramos confirmar una teoría que estaba en disputa dentro de la egiptología que tiene que ver con el reinado de Amen-Hotep III y Amen-Hotep IV, también conocido como Aj-en-Aton. Tenemos inscripciones que dan cuenta que reinaron juntos, a la vez, una teoría que está en controversia dentro de la egiptología y que cambiaría la historia que está en los libros con los que estudiamos”, describió.

“Bajo la arena hay miles de cosas por descubrir. De hecho en el mes de abril, el Luxor, cerca de la tumba donde yo estoy trabajando, descubrieron parte de una ciudad que no se conocía y que corresponde a la fábrica de conservas de alimentos para una fiesta en particular de Egipto. Este es un descubrimiento muy importante ya que no teníamos indicios arqueológicos de ese tipo de trabajo”, aseveró.


Compartir en:
Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.