HomeRegionalesFue visto por un motociclista

Sorpresa: encontraron sin vida a un gato montés en el sur provincial

Compartir en:

El cuerpo sin vida de un gato montés fue hallado en los últimos días a la vera de la ruta 90, en el departamento General López. Un motociclista oriundo de Elortondo, fue quien dio con el animal y enseguida subió el material a las redes sociales para dar fe del testimonio.

Raúl Pizzi, contó a Sur 24 que el domingo último mientras viajaba con su moto, vio un animal tendido al costado de la ruta que enseguida llamó su atención: “Paré y le saqué una foto. Incluso lo toqué y estaba calentito”, dijo. El lugar señalado, es a la altura del paso a nivel próximo al cruce de la 90 con Labordeboy.

“Me sorprendió el tamaño de sus manos y los colmillos grandes. Parecía atropellado por un vehículo a simple vista. Es la primera vez que veo un animal así”, aseguró. “Lo subí a la Facebook para que la gente me pueda decir que animal es. Todos coincidían en que se trata de un gato montés”, aclaró.

De hecho, la médica veterinaria Cora Ansaloni, confirmó a este medio que por las características apreciables a simple vista el felino es un gato montés, descartando de este modo que se trate de un yaguareté, como se especulaba en un primer momento. “No es parecido el pelaje al del yaguareté y tampoco es un animal propio de esta zona. El gato montés sí, es más común encontrarlos cada tanto, aunque no tan seguido. Sobre todo, el gato montés suele ser visto en taperas”, agregó.

Biodiversidad

Cristina Walker, coordinadora de la Reserva Ecológica de la Universidad Nacional del Litoral y representante de la Fundación Hábitat y Desarrollo, explicó a El Litoral que el gato montés se “alimenta de pequeños roedores, insectos, y aves que acecha durante las horas de la noche”, dado que este animal tiene los mayores grados de actividad nocturna. “En ambientes como la Reserva Ecológica de la UNL suele cazar mucho las grandes aves que habitan en los bordes de la laguna”, expresó.

El gato montés es bastante común en Argentina como en otros países limítrofes, como por ejemplo, en el sur de  Brasil, Uruguay y parte de  Bolivia, Chile y Paraguay.

“En los años 70 esta especie fue muy perseguida por el valor de su piel”, afirmó Walker. “Argentina en la década del 70 fue un gran exportador mundial de piel de gato montés. Eso significó una merma muy grande en las poblaciones silvestres de esta especie. Afortunadamente se han ido recuperando estas poblaciones. Si bien es un animal común en los ambientes de islas, tenerlo tan cerca de la ciudad representa un valor fabuloso que habla a las claras de la riqueza y biodiversidad de la reserva natural”, remarcó Walker.

Con información de El Litoral


Compartir en:

prodriguez@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.