HomeVenado TuertoPÉRDIDA Y RESIGNACIÓN ANTE LA PARÁLISIS DEL SECTOR

Agentes de turismo locales estiman que podrán volver a la actividad “en septiembre u octubre”

Las medidas restrictivas han ocasionado pérdidas en varios sectores económicos, el turismo ha sido uno de ellos. En nuestra ciudad, coexisten varias agencias, tanto con ofertas de paquetes al exterior como las de viajes dentro de Argentina y países limítrofes. A pesar de que en el extranjero el turismo está permitido, “hoy no es la salvación” vender este tipo viaje, por lo que todos coinciden en la grave situación que atraviesa su rubro, uno de los que aún no se recupera.

Compartir en:

El 20 de marzo de 2020 “se paralizó el mundo para nosotros”, dice de entrada Pablo Morales, titular de YourWay Travel, agencia de turismo local que ofrece viajes exclusivamente al exterior. Esa reflexión casi de catarsis por la situación que le toca vivir se replica en otros colegas, que más dedicados al turismo interior experimentan la misma incertidumbre y pesar por las medidas que según ellos “están equivocadas”.

Al indagar cómo están viviendo el contexto actual las empresas dedicadas al turismo, diferenciamos entre dos servicios: el que ofrece salidas de turismo interno y los que trabajan exclusivamente con paquetes al exterior.

Creemos que primero va a volver el turismo extranjero, el interno puede que se habilite en julio para particulares primero y para las agencias quizás en septiembre u octubre”, indicaba Gastón Cvjetkovich, desde la empresa Turismo Chañar, que presta sus servicios con dos buses dentro de Argentina y en países limítrofes.

Como agentes de turismo nos han perjudicado muchísimo, son medidas que no comparto ya que en muchos países no se aplicaron así. Hubo una apertura en enero/febrero pero muy sobre la hora. Entonces al no haber planeado con antelación, tampoco se pudo hacer mucho”, señaló respecto al verano 2021 cuando tuvieron un leve respiro tras casi un año de estar parados, pero en Semana Santa debieron volver a cerrar.

Y explicaba que para un viaje “hay un planeamiento de unos 30 o 40 días de anticipación, porque la gente no te compra un paquete de una semana para otra; hay algunos casos que hasta 90 días antes se anotan porque tienen la posibilidad de ir pagandolo y de ir ahorrando dinero para la estadía en el lugar”, relataba sobre la metodología de trabajo de la mayoría de las compañías de viajes.

Respecto a la situación vivida desde el comienzo de la pandemia, graficó que “en 2020 tuvimos que devolver el dinero del cien por ciento de lo que habíamos vendido”.

Por otra parte, Pablo Ledesma de la agencia Kiora Viajes, que tiene la misma modalidad de trabajo que Turismo Chañar, relató el mismo panorama allá por 2020 “y también nos pasó que dejamos a crédito esas entregas como señas una vez que se pueda volver a viajar”.

El transporte, otro tema

Como representantes del sector turístico que recorren con unidades propias las rutas argentinas y de países fronterizos, tanto desde Turismo Chañar como desde Kiora Viajes coinciden en que “viajar en una excursión de turismo no se diferencia de los viajes de micros de larga distancia” que sí están habilitados para trabajar y que ha sido el principal punto de protesta de varias empresas a lo largo de todo el país, con cortes de rutas inclusive.

Las líneas tienen subsidios provinciales y nacionales y hoy a ellos les conviene más no viajar y recibir el dinero del gobierno que estar en la ruta”, mencionó Gastón Cvjetkovich.

Ledesma, por otra parte señalaba que en los colectivos de larga o media distancia “hay menos protocolos porque en turismo somos un grupo cerrado que salen desde un punto, hacen las excursiones todos juntos y en las líneas suben y bajan diferentes pasajeros y no hay tantos cuidados, por eso es difícil de entender por qué no nos dejan trabajar”.

Vos como agencierio les podés comprar 30 pasajes al coche de línea, pero no viajar en un ómnibus de turismo y cuál es la diferencia de eso no lo sé”, agregó Cvjetkovich.

Otra complicación para los propietarios de coches es la complejidad de tenerlos sin funcionar. “Yo tengo una pérdida de capital importantísima porque el ómnibus tiene una vida útil por ley de 10 años más tres de prórroga y esa prórroga va de acuerdo al estado de la unidad. Pero un coche parado casi dos años no solo no genera dinero sino que pierde capital y su valor va decreciendo. Nosotros teníamos pensado en el transcurso de 2020 y 2021 cambiarlos y hoy se hace una gran brecha con modelos más nuevos. Solo nos puede llegar a salvar que el Ministerio de Transporte agreguen dos años más de prórroga”, detalló Cvjetkovich.

E indicó que en marzo de este año hizo una reparación de las unidades con la idea de que volverían a viajar pero luego las restricciones cerraron nuevamente todo. También contó que a principio de año desgraciadamente sufrieron el robo de partes en una de las unidades, lo que empeoró aún más la situación.

Golpe al turismo nacional

Por las medidas restrictivas impuestas por los diferentes estamentos de gobierno dentro del territorio argentino, los agencieros venadenses ven con dificultad la posibilidad inmediata de volver.

El turismo interno está muy golpeado, yo tengo contacto con hoteles y cabañas y muchos ya han cerrado porque hay lugares que viven de lo que genera el turismo”, comentaba el referente de Turismo Chañar, quien añadió que en Argentina “el sector turístico trabaja todo el año, a pesar de que hay temporadas altas también hay medias y bajas y la gente accede a estas promociones”.

Por su parte, desde Kiora Viajes contaba que a pesar de tener cerrado el local“hay muchas consultas pero hasta el momento no podemos ofrecerles nada. Creo y espero que en septiembre u octubre abran, porque hoy por hoy las vacaciones de invierno ya se perdieron para nosotros”.

Respecto a los viajes al exterior que pueden ofrecer desde estas empresas, Cvjetkovich explicaba que habían vendido algunos viajes a otros países “pero hubo que devolver dinero antes que las empresas aéreas nos devuelvan a nosotros porque la gente no entendía que la línea se maneja de otra forma; de hecho hubo muchos problemas con las agencias virtuales por devolución y cambios de pasajes”.

Hoy ambas empresas intentan mantener su personal como la situación se lo permite. En el caso de los choferes de los buses la estabilidad laboral ha sido más difícil. “Si bien recibimos un ATP el año pasado no lo cobrábamos todos los meses y este último tiempo se nos está haciendo imposible porque hay cero facturación”, reflejaban desde Turismo Chañar y entienden que los subsidios otorgados desde Provincia “son bastante accesibles”, pero los nacionales “te sale más caro reunir la documentación que te piden que al subsidio que accedés”.

El exterior tampoco salva

Desde YourWay Travel, su gerente Pablo Morales también coincide en la gravedad de la situación y no ve horizonte a la vista.

El tema del turismo al extranjero, a diferencia del interno presenta otras dificultades: “Desde 2020 se movió muy poco por el miedo de la gente, lo único que se pudo hacer era lo que ya estaba vendido, pero hoy sigue parado y va a seguir parado hasta el año próximo”, describió con crudeza.

Por nuestro lado lo único que soñamos es terminar de hacer lo que tenemos vendido, hoy hay tres grupos colgados (Estados Unidos, Perú y Jamaica) que llevan dos años así y muchos otros individuales que no han podido viajar”.

En este caso, las consultas en los últimos días -contaba Morales- son por el llamado “Turismo Covid” con la intención de ir a colocarse la vacuna a Estados Unidos “pero cuando le decís el precio de 300 mil pesos no se justifica hacer el viaje”.

A pesar de que ellos siguen estando presentes en la agencia la gente no se ha acercado a consultar sobre viajes “y si lo hacen nosotros no le recomendamos que no lo hagan”.

Y explicaba que hoy “vender un viaje va en contra de nuestro rubro por el cambio y porque los países piden muchas cosas para ingresar”.

También detalló la serie de perjuicios económicos que trae las constantes postergaciones. “El que me pagó un viaje en 2019, por ejemplo a 100 dólares con un cambio a 40 eran 40 mil pesos, si esa persona quiere la plata hoy se les devuelve pero los 40 mil pesos porque acá la gente no me viene a comprar dólares me viene a comprar viajes”, sostuvo.

Hemos tenido que cambiar 3 o 4 veces las cosas que han comprado por eso seguimos asistiendo a la agencia porque por más que no seamos esenciales sí lo somos para aquel que había puesto dinero o quien estaba afuera y tenía que volver”, graficó y dijo que en aquel momento sus clientes pudieron volver a tiempo, de destinos como Islandia, Europa y Estados Unidos.

NOTA PUBLICADA EN LA EDICIÓN IMPRESA DE SUR 24 DEL LUNES 21 DE JUNIO


Compartir en:

mdiasfredes@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.