HomeVenado TuertoLA JUEZA Y EL SÍNDICO SE REUNIERON CON EMPLEADOS

Celeste Rosso: La quiebra no implica el cierre del geriátrico Santa Fe

"Dentro del marco de la ley voy a hacer todo lo posible para que continúe su explotación, no sólo por las fuentes laborales y las personas alojadas, sino por Venado Tuerto y la región", exclamó.

Compartir en:

La jueza que interviene en la quiebra del geriátrico Santa Fe, Celeste Rosso, junto con el síndico Luis Carletta se reunieron durante la mañana con los empleados para brindar precisiones sobre la situación que se encuentra el establecimiento. Según detalló, los esfuerzos están puestos en poder seguir sosteniendo esta institución que hoy alberga a una veintena de adultos mayores y personas con discapacidad. “La quiebra, por ley, no implica el cierre”, indicó.

Finalizado el encuentro con los trabajadores, quienes minutos antes llevaron a cabo una protesta frente al edificio ubicado en avenida Santa Fe al 600, dialogó con la prensa y contó: “En el expediente de quiebra estaba prevista la visita junto al síndico, al médico forense y el asesor que representa a los adultos mayores y personas con discapacidad que están en el geriátrico, porque cuando salió la sentencia, el 26 de mayo, se estableció una norma, que es excepcional, para la continuación de la explotación al tratarse de un servicio esencial en este marco de pandemia por Covid-19”.

“A partir de ahí -continuó- se comenzó con un arduo trabajo, como por ejemplo constatar en el Ministerio de Salud de la provincia que el geriátrico tuviera habilitación, lo mismo en la Municipalidad local”. Al estar todo en regla para funcionar, se convocó a los trabajadores a seguir brindando servicio, ya que se requiere la aceptación de la mayoría de los empleados, quienes deberán conformar una cooperativa laboral.

Según Rosso, el síndico que fue seleccionado por sorteo, “tiene experiencia en la continuación de empresas a través de cooperativas de trabajo, incluso ya empezamos a entablar diálogo con organismos nacionales como el PAMI para poder realizar un nuevo convenio”. Y añadió: “Yo puedo disponer por ley que se sostenga el servicio, pero necesitamos dos cuestiones: que los abuelos puedan quedarse, esto va a permitir que PAMI pague y los trabajadores para que brinden los servicios”.

“Dentro del marco de la ley voy a hacer todo lo posible para que el geriátrico y sanatorio Santa Fe continúe su explotación, no sólo por las fuentes laborales y las personas alojadas, sino por Venado Tuerto y la región”, enfatizó.

Garantías de buen servicio

Por su lado, el síndico Luis Carletta expresó: “Lo que nosotros queremos realmente es que los abuelos que se han ido, que son la mitad de los que había hace diez o quince días, vuelvan, dándoles todas las garantías de un buen servicio, no sólo a ellos sino también a las familias que confían en este geriátrico. Además, hoy no sabemos dónde fueron llevadas las personas mayores y en qué condiciones están las residencias que los están albergando”.

Para un buen funcionamiento se necesita volver a contar con un número similar o superior al que venía teniendo el establecimiento que duplicaba con amplitud los 20 que hay actualmente. “Hubo una mala información de PAMI, porque cuando la propietaria del nosocomio manda la recesión unilateral del contrato con el organismo nacional, se comunicó a los familiares que debían retirar a los abuelos porque la institución cerraba, sin esperar la resolución judicial, que determinó a los pocos días la continuidad”, sentenció.


Compartir en:
Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.