HomeVenado TuertoINFORME DEL OBSERVATORIO ECONÓMICO DEL CCEIVT

Comercio local: las ventas sufrieron una caída de 1,8 por ciento interanual en mayo

El rubro más afectado fue el textil y el mejor ubicado el de venta de productos tecnológicos, que según el referente del Observatorio, Ezequiel Coello se da por el contexto de la pandemia “en el cual tenemos que estar hiperconectados”.

Compartir en:

De acuerdo al informe del mes de mayo 2021 que se compara con el mismo mes del año pasado sobre una base a 50 encuestas realizadas a comercios de la ciudad de Venado Tuerto de los rubros Alimentos y bebidas, Bazar, regalería y marroquinería, Calzado y deporte, Computación y Electrodomésticos, Estética y belleza, Ferretería, Gastronomía, Joyería, relojería y bijouteri, Librería, Materiales eléctricos, Materiales para la construcción, Muebles para hogar y oficina, Pañaleras, Perfumería y artículos de limpieza y Textil, se desprende que el 40% de los comerciantes venadenses incrementaron sus ventas con respecto al mismo mes del año pasado. Un 44% observó que sus ventas disminuyeron, y un 16% expresan que se mantuvieron. Dejando como porcentaje de variación interanual promedio, en unidades vendidas, un alcance de caída de 1.8 puntos.

Consultado el referente del Observatorio Económico, Lic. Ezequiel Coello sostuvo a Sur 24 que “el informe de abril fue atípico porque en el mismo período analizado de este 2021 se pudo trabajar mientras que hace un año había muchos de los rubros que estuvieron los 30 días del mes cerrados y obviamente en ese promedio nos arrojó un número que fue positivo”.

Volviendo al informe de mayo 2021, consideró que “fue similar al mes del año pasado en la cantidad de días que se pudieron trabajar e incluso hubo algunos rubros que pudieron estar abiertos incluso con la restricción horaria, como es el caso de los gastronómicos que el año pasado tenían que hacer todo por delivery”.


En esta muestra encontramos un par de rubros con mejoras de dos cifras, como es el caso de los productos tecnológicos con un 16,7%, lo cual se explica por nuestra realidad cada vez más interconectada y la posibilidad de financiar las compras con tarjetas de crédito en un momento de inestabilidad del dólar y su consiguiente impacto en el costo de los productos tecnológicos. El otro que aparece con dos cifras positivas es el de calzado y deportes, con un 13,3%, apoyado en promociones y en la mayor actividad con respecto a 2.020, en la otra punta, con dos cifras negativas tenemos al rubro textil, con una baja del 15% debido, principalmente a la baja en el poder adquisitivo de los clientes y en las incomodidades en el proceso de compra que se generan por los protocolos y, en muchas ocasiones, por tener que aguardar fuera de los locales, cuestión que se acentúa en los gélidos días de finales de otoño”, arroja el estudio del Observatorio.


Más tecnología, menos ropa

Respecto a esto, Coello detalló que el repunte de productos tecnológicos se debe “al momento que estamos pasando, en el cual tenemos que estar hiperconectados y más con los chicos que entran y salen de la virtualidad escolar y eso hizo que muchos hogares el año pasado muchos debieran ampliar su tecnología doméstica”.

A su vez marcó que se puede observar en la calle que muchos locales que antes eran ocupados por el rubro textil hoy se instalan comercios de accesorios tecnológicos en pequeña escala (como fundas para celulares, cargadores, trípodes y demás elementos para los dispositivos electrónicos).

Igualmente marcó que “no se ha visto apertura de locales de ventas de computadoras, ya que la gente se han inclinado por equipos tecnológicos más chicos”.

En el caso del rubro textil, que en el último informe fue el más afectado, el representante del Oservatorio analizó: “Este rubro se mueve en base a promociones o liquidaciones y muchas veces se compra por internet y en el caso puntual de la cuarentena que vivimos si no necesitás hacer un cambio de guardarropas por haber cambiado quizás de talla, es un gasto que se posterga”.

Y advirtió que el sector se demarca por temporadas que es cuando se dan los aumentos de precios, y si no hay cambio de estación “se estira la compra”.

Día del Padre “austero”

Consultado por cómo se reflejaron las ventas en junio durante la celebración del Día del Padre”, Coello sostuvo que se hicieron “regalos austeros”. Y los comerciantes notaron que “antes las ventas eran jueves, viernes y sábado y este año directamente se movió un poco el sábado”.

Y describió que después de las festividades navideñas, la celebración con más ventas es el “Día de la Madre” “porque incluso abarca más rubros que el Día del Padre”.

Análisis en pandemia

El referente del Observatorio Económico también hizo un balance de lo ocurrido en medio de la pandemia y cómo afecta al sector muchas de las restricciones. “Pensemos que hay muchas paritarias que todavía no terminaron de cerrarse y aquellos que trabajan por su cuenta como los profesionales no han podido compensar los aumentos de la inflación en los honorarios que les cobran a sus clientes, entonces ahí hay un atraso muy importante y ello se traduce en pérdida de poder de compra. Además, el año pasado la gente no tenía un horizonte y entonces gastó un poco más, después se levantó la cuarentena un poco y la gente pudo ir de vacaciones y por no poder ir al extranjero se notaron abusos en los precios en los destinos nacionales que hizo que se gastara más de lo planeado. A su vez pensando que este año se iba a solucionar y no fue así sino que hubo más cierres, ese capital de trabajo o reserva que había en los distintos comercios y familias se perdió”.

Gastronómicos complicados

Al respecto de este sector tan golpeado por las restricciones nocturnas, Coello comentó que en los informes del Observatorio se engloba en el rubro “Gastronómicos” a bares y locales de comida, “por lo que es ganar y perder porque el mercado que perdieron los restaurantes lo ganan las rotiserías o comercios que hacen comida para llevar”.

“Aquel negocio gastronómico que puede hacer delivery la está pasando mucho mejor que en un contexto normal y en cambio aquel que tiene atención en el local la está pasado muy mal, porque Venado es una ciudad gastronómica preferentemente nocturna y si tienen que atenerse al decreto provincial de cerrar a las 19 y encima cuando pudieron abrir con todos los protocolos que invirtieron en ellos y después le cambiaron todo, le firmas la sentencia de muerte”, consideró.

Informe completo

Informe ObservatorioVT by Sur 24 Noticias on Scribd


Compartir en:

mdiasfredes@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.