HomeVenado TuertoTRASCENDENTE CONTRIBUCION AL SANEAMIENTO AMBIENTAL DE LA CIUDAD

Desde hace 50 años, Obras Sanitarias convierte cada día desechos cloacales en aguas depuradas

Junio es un mes de aniversarios significativos para la empresa cooperativa, ya que en el ’65 se fundó y en el ’71 se inauguró el servicio cloacal con las redes colectoras y la planta de tratamiento original. En los ’90 se estrenaron los módulos lagunares de 114 hectáreas, con barrera forestal, que purifican los residuos líquidos a través de pacientes procesos naturales, y más tarde se vuelcan en el canal Cayetano Silva para desembocar en la laguna El Hinojo.

Compartir en:

Este mes es sinónimo de saneamiento ambiental en Venado Tuerto. No sólo por celebrarse (el 5) el Día Mundial del Medio Ambiente, sino también porque en junio de 1965 se fundó la Cooperativa de Obras Sanitarias con el propósito de suministrar el servicio cloacal a la comunidad, y en junio de 1971, exactamente 50 años atrás, se habilitó dicho servicio, una vez tendidas las redes cloacales y construida la plata de tratamiento.

El de Obras Sanitarias no siempre es un servicio que se reconoce en función de su trascendencia, tal vez porque todo el proceso en el área urbana se despliega bajo tierra, tal vez porque no se interrumpe por falta de pago, salvo casos excepcionales. También influye que la mayoría de la población desconoce que a sólo dos kilómetros del centro de la ciudad, en un predio de 114 hectáreas (entre Fortín El Hinojo, Cayetano Silva/Matheu y Circunvalación), la empresa cooperativa cuenta con un sistema modelo de lagunas de estabilización de líquidos cloacales, que una vez eliminada la carga orgánica contaminante, son derivados a través del canal Cayetano Silva rumbo a la laguna El Hinojo, previo examen de la condición biológica de las aguas depuradas.

Marcelo García Lacombe, presidente de la Cooperativa de Obras Sanitarias.

Sin dudas, sólo el servicio cloacal (que elimina la contaminación de napas por la existencia de pozos negros) justificaría largamente la existencia de la Cooperativa de Obras Sanitarias, aunque con el correr de las décadas la concesionaria con sede en Italia 555 sumó nuevos servicios, siempre orientados al cuidado del ambiente y la salud de la población, como la producción y distribución de agua potable por ósmosis inversa, el horno incinerador de residuos patológicos y la incipiente gestión de la planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos.

Orgulloso del medio siglo transcurrido desde la habilitación del servicio cloacal, el presidente de la Cooperativa de Obras Sanitarias, Marcelo García Lacombe, señaló que “a lo largo del tiempo, entre el personal, los asociados y los administradores, recorrimos un largo camino, donde se demostró desde los orígenes la importancia del trabajo mancomunado de la ciudadanía, como también ocurrió en su época con cooperativas pioneras de otros rubros”.

Paso a paso

Vilma Olivieri, gerente técnica de la Cooperativa de Obras Sanitarias.

Por su parte, la gerente técnica Vilma Olivieri evocó que “la historia empieza en el ’65, con el tendido de redes cloacales en el centro y el traslado de los líquidos hacia la planta de tratamiento convencional -8 mil metros cuadrados de superficie-, ubicada en Matheu y Neuquén, que funcionó hasta los inicios de la década del ‘90”. Y agregó: “El crecimiento del servicio fue paulatino, siempre a través de recursos propios -con el aporte de los asociados-, hasta que en el año ’91 comenzó la ejecución de las lagunas de estabilización”, acotando que “cada módulo está compuesto por tres lagunas (anaeróbica, facultativa y aeróbica), que completan un ciclo de depuración natural de los desechos hasta su volcamiento final, a través del canal Cayetano Silva, en la laguna El Hinojo”.

El proyecto global consta de seis módulos de tres lagunas cada uno (hoy están habilitados cuatro módulos), con la capacidad final de atender una población de 120 mil habitantes conectados al servicio. “La planificación modular permite la expansión en función del crecimiento de conexiones”, explicó.

Los líquidos que recorren las cañerías cloacales (suman unos 300 kilómetros de extensión) y derivan en la planta de tratamiento son de tres clases: los crudos, que se desechan en los inodoros de los hogares; los de origen industrial, que exigen un tratamiento previo para que Obras Sanitarias los pueda recibir; y las aguas servidas de piletas de natación. Además, los residuos de los pozos negros extraídos por los camiones atmosféricos no se vuelcan en el sistema de módulos lagunares, sino que la planta cuenta con una laguna específica para la depuración de dichos líquidos (de mayor carga contaminante).

Más adelante, la gerente técnica especificó que “para llevar los líquidos desde zona norte, por ejemplo, hasta las lagunas, hay que bombear para trasladarlos a lo largo de siete kilómetros, y para ese trabajo disponemos de 10 estaciones de bombeo en toda la ciudad, que elevan los líquidos para que luego transiten por gravedad. Las interrupciones del servicio eléctrico son esporádicas, pero cuando ocurren, para evitar problemas a los vecinos, tenemos nuestros equipos de generación de energía a los fines de asegurar que las bombas nunca se detengan, porque en tal caso los desechos se estacionarían en las redes cloacales y el vecino no podría expulsarlos de su casa”, simplificó. “No es apretar un botón para que los líquidos caigan en un pozo mágico; es un proceso complejo de transporte y tratamiento que se hace las 24 horas de los 365 días del año”, expresó Olivieri.

Proceso natural

En primer plano las lagunas que procesan los desechos derivados de los pozos negros. Al fondo, los cuatro módulos de estabilización de líquidos cloacales.

“Son procesos naturales de depuración de los líquidos cloacales que demandan unos 30 días de desarrollo en cada módulo. Ese es el lapso necesario para quitarles la carga orgánica contaminante y que sean compatibles con el agua ambiente al momento de volcarlos al canal Cayetano Silva. De todos modos -aclaró-, nosotros los cloramos a la salida para eliminar cualquier resto de patógenos (…) Más allá de los controles periódicos del Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress) de la provincia, que toma muestras y las analiza, nosotros también hacemos controles semanales, tanto en nuestro laboratorio, como en laboratorios externos (contratados), cuyos informes elevamos a la Secretaría de Medio Ambiente”, reseñó la ingeniera civil.

Más adelante, recordó que “en marzo de 2019 se inauguró el cuarto módulo de lagunas” y precisó que “en cada uno de ellos se procesa unos 100 mil metros cúbicos mensuales”, añadiendo que cada módulo atiende más de 5 mil conexiones. Además, la funcionaria precisó que Obras Sanitarias cubre con el tendido cloacal el 80 por ciento de la geografía venadense, aunque llega al 90 por ciento de la población por la mayor densidad del sector céntrico.

Un complemento indispensable para el complejo lagunar es la barrera forestal de más de 14 mil ejemplares, plantados en una disposición estratégica, para lograr que los olores emanados de las aguas bajo tratamiento no se perciban en ningún momento en el radio urbano por efecto de los vientos.

Si bien la inauguración del cuarto módulo lagunar garantiza un amplio margen para la recepción de líquidos cloacales en el futuro, la ingeniera Olivieri advirtió que “nunca nos relajamos porque el crecimiento de la ciudad es constante, e incluso hay muchos loteos planificados que de un momento a otro pueden acelerarse y eso impactará en el requerimiento de servicios cloacales. Nosotros estamos para acompañar esa demanda, aunque queremos ser parte de decisiones conjuntas para evitar dificultades futuras en la ejecución o adaptación de esa infraestructura de saneamiento”, avisó la sanitarista.

Las tres lagunas 

-Anaeróbica: en esta primera laguna actúan los microrganismos que degradan la materia orgánica sin la presencia de oxígeno en su ambiente. Consta de dos etapas básicas: licuación (transformación de las partículas orgánicas suspendidas en compuestos solubles, ácidos orgánicos y alcoholes) y gasificación (actúan las bacterias formadoras de metanos).

-Facultativa: la segunda laguna se caracteriza por una zona superficial con presencia de oxígeno disuelto (zona aeróbica), hasta llegar a una zona inferior sin presencia de oxígeno disuelto (zona anaeróbica). En dicha superficie, bacterias aeróbicas transforman la materia orgánica en dióxido de carbono y agua.

-Aeróbica: en la tercera y última etapa de la depuración se encuentran las bacterias aerobias y algas que realizan los procesos. La presencia de oxígeno disuelto en cantidades importantes es la característica fundamental de esta laguna.

Visitas escolares 

El programa de visitas escolares guiadas a la planta de tratamiento de residuos líquidos está suspendido por la pandemia, pero se ultiman detalles para lanzar recorridos virtuales mediante la plataforma Zoom y que los alumnos puedan realizar tareas vinculadas al área ambiental. De todos modos, Obras Sanitarias espera reanudar el ciclo de visitas de las escuelas a las lagunas, con delegaciones más reducidas, apenas las autoridades sanitarias lo autoricen.

NOTA PUBLICADA EN LA EDICION IMPRESA DE SUR 24 DEL LUNES 14 DE JUNIO

 


Compartir en:

jfranco@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.