HomeVenado TuertoMEGAESTAFA INMOBILIARIA

El abogado Di Benedetto presentó una apelación para eludir la prisión

El profesional aceptó su culpabilidad como cabecilla de una organización dedicada a apropiarse ilegalmente de inmuebles en el sur provincial. Y ahora dice no estar de acuerdo con lo firmado en el juicio abreviado. De esta manera, continúa detenido en su vivienda familiar.

Compartir en:

El abogado penalista Antonio Di Benedetto evitó ser trasladado a un penal y continúa en prisión domiciliaria tras presentar una apelación en donde rechaza la condena a seis años y seis meses de prisión, que él mismo había aceptado en un juicio abreviado.

El reconocido letrado local recibió una sentencia al haber sido encontrado responsable como cabecilla de una asociación ilícita que realizaba operaciones defraudatorias con inmuebles urbanos y rurales del sur de la provincia de Santa Fe. La causa se conoció como la “mega estafa inmobiliaria”.

El juicio abreviado se llevó adelante el viernes 16 de abril de 2021. Y según habían informado las autoridades del Ministerio Público de la Acusación (MPA), Di Benedetto debía presentarse en un plazo máximo de 10 días hábiles en el Servicio Penitenciario, para luego ser trasladado a un penal.

“Llamativamente, el abogado presentó un recurso de apelación, el cual seguramente en los próximos días será resuelto por la Cámara que se integró en la ciudad de Rosario. Hace referencia a la calificación penal y a la pena. Una cuestión ilógica, la cual consideramos que va a ser rechazada, en virtud de que él mismo asume su responsabilidad”, expresó el fiscal regional Matías Merlo, quien llevó adelante la investigación.

En definitiva, lo que dice Di Benedetto es: “Lo que firmé está bien, pero no estoy de acuerdo. Entonces, esto va a terminar en que gane un par de meses (en prisión domiciliaria). Pero consideramos que la audiencia de apelación que se hace con el sorteo de tres jueces de Rosario va a confirmar íntegramente la sentencia y no le va a quedar otra que cumplir la pena”, agregó.

Además de Di Benedetto, en el mismo juicio abreviado aceptaron la culpabilidad y fueron condenados: Raúl Jaime (cinco años de prisión efectiva y pago de reparación de daño); María de los Ángeles Sarría (cuatro años de prisión efectiva); Luis Restovich (cuatro años de prisión efectiva) y Danisa Elisabet Pintos (cuatro años de prisión efectiva).

A la lista se suma el escribano de Armstrong, Ángel Emilio Moreale, a tres años de prisión condicional, seis años de inhabilitación profesional y una cifra de reparación de daño.

Las maniobras defraudatorias comenzaron a ser investigadas por la Agencia Fiscal de Delitos complejos en 2017.

Avanzado el juicio se pudo comprobar que los integrantes de la asociación ilícita se hicieron de más de 500 hectáreas de campos y decenas de viviendas y terrenos en Venado Tuerto, Maggiolo y San Eduardo, por un monto superior a los 2 mil millones de pesos, con un sistema coordinado y repitiendo metodologías.

Durante el proceso existieron “arrepentidos” y otros integrantes del engranaje que aceptaron la culpabilidad y accedieron a juicios abreviados con condenas de prisión condicional.

 

Sentencia y prisión

Antonio Di Benedetto atravesó gran parte del proceso en prisión domiciliaria. Primero en un inmueble ubicado sobre calle Roca. Y más tarde en una propiedad de avenida Santa Fe, en plena zona céntrica de Venado Tuerto.

Tras la sentencia del último 16 de abril, Matías Merlo en diálogo con Sur 24 relataba que el abogado contaba con 10 días hábiles para presentarse ante el Servicio Penitenciario. Pero finalmente no fue así.

“Es una cuestión ilógica de presentar: acepta la responsabilidad y a los 10 días dice que no está de acuerdo. Nosotros le dimos conocimiento de la sentencia al Colegio de Abogados y al Tribunal de Ética de Venado Tuerto, porque más allá de la inhabilitación que puede imponer el juez, el Tribunal tiene la facultad de imponer una inhabilitación aún mayor en virtud de que el hecho fue cometido en su función de abogado”, destacó el fiscal regional.

En consecuencia, “eso es lo que espero del Tribunal de Ética y del Colegio de Abogados. Resulta ilógico que un profesional que está condenado siga ejerciendo. Por eso también espero la decisión de la Cámara de Rosario. Aunque no me gusta dar resultados por adelantado, la lógica determina que se confirme la resolución del juicio abreviado para poder pedir enseguida la puesta a disposición del Servicio Penitenciario. Si no sería una burla al sistema judicial, que resultaría engañado por una persona acusada de estafa”, agregó.

Por último, aclaró que “no se tenía que haber abierto el recurso de apelación. Para que eso ocurra tiene que haber un perjuicio, un daño. Y en este caso, él mismo (Di Benedetto) asume la responsabilidad”.

NOTA PUBLICADA EN LA EDICIÓN IMPRESA DE SUR 24 EL LUNES 14 DE JUNIO


Compartir en:

mdalmazzo@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.