HomeRegionalesUNA PREOCUPACIÓN DE TODOS LOS RUFINENSES

Generación de oxígeno: Rufino sigue insistiendo por la habilitación de su planta

El equipo elaborador de oxígeno PSA fue adquirido hace poco más de un año por un grupo de entidades intermedias y particulares. Al día de hoy no tienen respuestas sobre la evaluación de la planta y su posterior autorización para poder generar este insumo.

Compartir en:

El requerimiento del gobierno y la sociedad rufinense data de poco más de un año. Con el inicio de la pandemia y previendo que el oxígeno sería uno de los insumos más demandados y ante su posible escasez, un grupo de empresarios, industriales, productores agropecuarios e instituciones intermedias colaboraron para la compra de la máquina elaboradora de oxígeno de tipo PSA, es decir producción propia de este medicamento tan necesario en este momento.

Lo que ocurrió a continuación es la no autorización de esta planta que debe ser verificada y aprobada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), pero solo la Provincia tiene competencia para solicitar que se realice este informe para su posterior autorización.

Natalio Lattanzi.

El intendente de Rufino, Natalio Lattanzi contó a Sur24 los pasos que siguieron para obtener este equipo que tuvo un costo entre la propia máquina y los restantes elementos de unos 10 millones de pesos. “Al comienzo de la pandemia empezamos a verificar desde la Municipalidad y junto a un grupo de colaboradores que el Hospital carecía de oxígeno tanto en instalaciones que llevaban a cada habitación como en el que se estaba usando en ese momento. Eran tubos sin su previo control y era un oxígeno industrial el que se usaba no el medicinal y dentro de lo que es la normativa vigente estábamos fuera de la misma”, detallaba.

Además “hicimos un cálculo aproximado de la demanda que iba a tener el Hospital y eso iba a rondar en los 100 tubos diarios y era imposible por la logística contar con los envases”.

A partir de allí comenzaron con las gestiones para la compra de la máquina generadora “que se hizo en tiempo récord”, cuenta. “Este tipo de plantas funcionan en varias localidades y en las provincias de La Pampa, Chaco y Buenos Aires fueron habilitadas”, apuntaba Lattanzi.

Más allá de que las razones respondan a la cartelización de este insumo médico tan solicitado en la actualidad, el jefe municipal insiste hace más de un año en pedidos reiterados al gobierno provincial y al Ministerio de Salud. “Ni la comisión Samco ni el municipio tenemos autonomía para disponer por encima de una normativa provincial y nacional y desde hace más de un año a esta parte lo estamos solicitando”.

Sin respuestas

No solo fue el gobierno municipal quien hizo estos pedidos, también desde el bloque del PDP el diputado Gabriel Real solicitó al ministerio de Salud de la provincia que“habilite el funcionamiento de la planta generadora de oxígeno instalado en el Samco de la ciudad de Rufino”. La solicitud de los legisladores provinciales destaca que estudios e informes internacionales y nacionales, “sostienen que la generación in situ de oxígeno cumple con los estándares mínimos de pureza y a su vez resulta más eficiente en términos de costos”.

El proyecto presentado a fines de mayo por el diputado Real, subraya la necesidad de habilitar la planta, “ante la escasez que se viene evidenciando con respecto al suministro de oxígeno medicinal de vital importancia en el contexto actual de pandemia”.

Cuando elevamos el pedido a la Anmat ellos responden diciendo que el único que puede solicitar la intervención y el control de la planta para verificar qué calidad de oxígeno produce y si es viable ponerla en marcha es el Ministerio de Salud y nosotros incansablemente hemos requerido en forma verbal y escrita esto al gobierno pero sin respuestas”, mencionó el intendente rufinense.


El proceso de generación con un sistema PSA es una tecnología sencilla y asequible para instalación en sitio -es decir, una planta de producción de oxígeno en tus instalaciones- que permite mantener un control total en la producción de oxígeno con una pureza que puede ir de 90% a 95%.


Consultado por la razón desde la Provincia de no hacer el pedido de evaluación a la Anmat, Lattanzi dijo que “argumentan que el ente no lo aprueba, pero eso no podemos saberlo si ellos no lo autorizan. Yo creo que no hay interés o una preocupación como la que tenemos los rufinenses. Aquí ha habido fines de semana que la ciudad en algunos nosocomios privados se han quedado sin oxígeno y el Hospital ha estado en situación extrema por complicaciones logísticas y a punto de quedarse sin este insumo”.

El año pasado tuvimos una reunión con la ministra Martorano y nos dijo que se iba a ocupar, no obstante esto al no tener respuesta enviamos los requerimientos tanto al Anmat como a Gobernación; y no sabemos si no hay respuesta porque en Rufino hay otro color político o si es un capricho de la ministra que ve que hubo un trabajo institucional y de cooperación mutua entre organismos públicos y privados y que estamos varios pasos delante de la provincia”, sentenció.

Reclamo unánime

También desde el Concejo Deliberante de Rufino emitieron un comunicado al respecto: “La Presidenta del Concejo Deliberante se contactó con un representante de la delegación Anmat de Santa Fe quien manifiesta que al momento no ha recibido solicitud alguna por parte del Ministerio de Salud de la Provincia de Santa Fe para brindar apoyo técnico evaluando si la PSA que se encuentra en nuestra ciudad cumple con los requisitos normativos establecidos en la Disposición (Anmat) 4373/2002; y en caso de recibir dicha solicitud, se encuentran a disposición para brindar el asesoramiento necesario.

El representante de la delegación de Anmat de Santa Fe nos explicó que dado que el oxígeno que produce la PSA no hace tránsito interprovincial y siendo este un país federal quien decide que se use o no la planta PSA es el Gobierno de la Provincia de Santa Fe.

Vamos a instar a la Ministra de Salud de la Provincia a que proceda a dar las respuestas necesarias sobre la habilitación del equipo generador de oxígeno PSA donado por miembros de la comunidad rufinense”.

La sociedad rufinense está muy enojada con la falta de respuesta, pero vamos a seguir insistiendo hasta resolverlo. Sería lamentable que la planta se desarme y se vaya a otro lugar”, aseguró también Lattanzi quien recibió el apoyo a este reclamo por parte de los ciudadanos que realizaron un abrazo simbólico al Samco para que se apruebe la generación de oxígeno en la ciudad.

Cabe destacar, que la localidad de Rufino asiste en sus centros de salud no solo pacientes de la ciudad, sino de localidades aledañas y hasta a aquellos enfermos leves que se derivan desde el Hospital de Venado Tuerto cuando está superada su capacidad.


La “guerra” del oxígeno

Según una nota publicada en un medio porteño la no autorización del Ministerio de Salud Santa Fe se condicionaba a otros factores como que este tipo de tecnología, que aporta autonomía de producción, genera un oxígeno de una “pureza” menor -entre un 7 y un 5 por ciento- al que proveen actualmente tres empresas, supuestamente sospechadas desde hace más de una década de cartelización en la provisión de oxígeno.

Hay otras provincias, como La Pampa y Buenos Aires, que usan este tipo de generación de oxígeno, a pesar de las regulaciones de Anmat, que -según coinciden varias fuentes- apuntan a que la provisión del insumo siga concentrada en pocas compañías desde hace décadas. La alta demanda de oxígeno en plena pandemia llevó a que algunas provincias, como Buenos Aires, La Pampa y Chaco, empezaran a instalar este tipo de tecnología que se usa en Canadá, Estados Unidos y la Unión Europea.

En la provincia de Buenos Aires funcionan seis plantas y el gobierno anunció la compra a empresas locales de otras 17.

La posibilidad de que se autoabastezcan los hospitales, sobre todo en el interior del país, dejarían fuera del negocio a las empresas que históricamente proveen este insumo. Ante la urgencia de tener oxígeno se están dejando de lado las reglamentaciones que se moldearon en base a los intereses de estas compañías que tienen el oligopolio del negocio”, afirmó una fuente del gobierno santafesino, que recordó que el problema no es nuevo, pero que la pandemia lo puso en discusión otra vez.

La directora de Tercer Nivel de Santa Fe María Alejandra Cena explicó al medio capitalino que en la provincia este tipo de generación de oxígeno debe ser aprobada por la Dirección de Farmacia, en base a los requisitos que establece la Anmat, porque el oxígeno “es considerado un medicamento”.

La funcionaria dijo que se podría evaluar la autorización si existe un problema serio en la provisión de este insumo, algo que hasta ahora no ocurrió. “Se duplicó el uso de oxígeno en los principales hospitales de Santa Fe, donde se pasó de un consumo de 30.000 metros cúbicos a 60.000 en los centros de salud más grandes como Centenario, en Rosario, y Alasia, en Santa Fe. Pero hasta ahora está garantizada la provisión”, afirmó Cena, que aclaró que desde hace décadas que son las mismas empresas las encargadas de dotar de oxígeno a la salud pública.


 


Compartir en:

mdiasfredes@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.