HomeDeportesUN DEPORTE QUE RESURGIO

Héctor Martino enseña pádel en Jorge Newbery

La Escuelita dirigida por el oriundo de San Eduardo está destinada a niños y niñas de entre 5 y 12 años y ya cuenta con 16 participantes.

Compartir en:

El pádel es uno de los deportes que ha resurgido en este último tiempo, y vaya paradoja, quizás ayudado por la pandemia, ya que fue una de las primeras actividades que pudieron volver a tener continuidad y muchas personas optaron por volcarse a ella.

Héctor Martino, gran jugador de pádel oriundo de San Eduardo, que ha jugado y ganado torneos en distintas partes de la Argentina, es el encargado de la Escuela de Pádel de Jorge Newbery de Venado Tuerto, donde da clases junto a su esposa Alicia Pfleiderer.

“Matías López, encargado de las canchas de pádel del club Jorge Newbery me ofreció hacerme cargo de la Escuelita y con guste acepté este desafío. Van niños de 5 a 12 años, los sábados a la mañana a partir de las 10, y gracias a Dios con buena aceptación”, comenzó diciendo Martino a Sur24.

“Yo tuve una Escuelita en mi pueblo, en San Eduardo, con un fin más social; acá en Newbery estamos con mi esposa Alicia y la idea es que en un futuro salgan jugadores de pádel del club. En estos momentos tenemos 16 niños y niñas en la Escuelita. Todos los que se quieran sumar pueden comunicarse conmigo al 3462-329836”, añadió.

Y agregó que “tengo el título de profesor de pádel, pero tuve que reactualizarme. Jorge Nicolini, que es el Director de la Escuela de Menores, vino a Arribeños para dar un curso y lo hice, porque me gusta estar a tiro de las nuevas enseñanzas; mientras que el domingo pasado, vía Zoom, hice un curso de entrenador físico de pádel con Gustavo Balquinta, un reconocido entrenador que fue 6 veces campeón con la Selección”.

El deportista, que también practica tenis, dijo que al pádel “se han volcado muchos muchachos que jugaban al fútbol. El pádel es fácil de practicar, te juntás con tres amigos más y lo podés jugar. Con el tiempo te hacés adicto a este deporte”.

Y afirmó que “muchos arrancan a jugar un par de veces por semana entre amigos, para mantener la condición física, pero después empiezan a tomar clases para mejorar su juego”.

Volviendo a la Escuelita, el profesor sostuvo que “el pádel es un deporte de mucha coordinación, y en la Escuelita hacemos mucho hincapié en eso, para que los chiquitos tengan mucha coordinación, además del fin de divertirse con el deporte” y que como “los chiquitos tienen, de concentración, unos 15 minutos, en ese tiempo tratamos de que el alumno meta un golpe, como por ejemplo el drive. En ese tiempo se le enseña cómo pararse para golpear la pelota. Después hay muchos juegos relacionados al deporte, con conos, corriendo en escalera, y ahí, jugando, también van aprendiendo movimientos”.

“Por ahí me preguntan si es difícil poder enseñarle a un niño, y yo digo que lo hago con pasión y dedicación, porque me capacité para esto. Va más allá de lo que te pueden pagar la clase, yo lo que quiero es que los chicos lleguen a jugar bastante bien, que la pasen bien en la clase y que tengan constancia para ir a practicar, muchas veces esto depende de los padres, porque si no tienen el apoyo de ellos, se hace complicado”.

En el comienzo de las clases a los chicos “se les presta una paleta, para que los padres no hagan el gasto, y después, si les gusta el deporte, adquieren la suya. Muchos niños se han enganchado rápido y ya están pidiendo más días de clases”.

Martino sabe que “nosotros somos formadores, no solamente en el deporte, sino para la vida” y que por eso “tratamos de hacer muy bien las cosas, y seguimos capacitándonos para poder lograrlo. Todo va cambiando, las paletas cambiaron, el piso de las canchas también. Hoy en España están jugando en piso de alfombra especial para pádel, con arena, y los jugadores tienen que entrenar mucha flexibilidad en las piernas, porque la pelota no se levanta. Eso va a llegar también acá en algún momento”.

 

 

La competencia

 

Los jugadores de Venado Tuerto y la zona están pidiendo poder competir, poder tener sus torneos de fin de semana. “Esperemos que pronto se pueda. Hay muchas parejas esperando poder jugar un torneo de Octava Categoría, y acá en Venado también hay una categoría denominada Novena o Principiantes, donde muchos quieren jugar su torneo. Ya se han jugado torneos cuando se pudo, y ha habido muchos participantes. Jugando tienen el incentivo que necesitan para aspirar a jugar el año que viene en otra categoría”.

 

Canchas y Torneos

 

En Venado Tuerto hay 7 canchas para poder jugar. Hay una de blindex que es la de Complejo Pueyrredón, y después están las tradicionales como las de Arizona, Alto Pádel, Renzi, Vieguer, la cancha de madera del Centro Empleados, y las dos de Jorge Newbery. También en el Club Universitario hay una Escuela que dirigen Marina Crocco y Marine Araiz.

“Hace muchos años se hacía el torneo local de pádel, pero hoy cuesta mucho, porque es difícil que se pongan de acuerdo los dueños de las canchas. En su momento estaba la Asociación Venadense de Pádel. Hoy, tanto mi esposa Alicia como yo estamos federados en la Asociación Nicoleña, porque acá no hay y tenemos que estar federados para poder jugar los Nacionales o los Provinciales. Ojalá en Venado Tuerto y la región se pueda hacer algo”.


Compartir en:

lpalomieri@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.