HomeVenado TuertoA 120 DÍAS DEL VENCIMIENTO DE LA CONCESIÓN DEL SERVICIO

Nuevo contrato eléctrico ataría costo de la energía venadense al precio de la EPE

Propiedad de los bienes, inversiones, ente de control y fijación de la tarifa, siguen siendo ejes del debate entre Municipio y Cooperativa Eléctrica. Sin embargo, hoy sobresale un espíritu acuerdista que no existía en otras épocas. Luego de la polémica prórroga de 18 años definida a fines del 99, bajo el argumento de inminente privatización de la EPE, y que entró en vigencia en 2003, el actual contrato caduca el 21 de octubre. Las voces de los protagonistas.

Compartir en:

Después de largos años de desencuentros, Municipalidad y Cooperativa Eléctrica privilegiaron el diálogo en busca de acuerdos.

Si bien en los últimos tiempos existe una mayor predisposición de la Municipalidad (Departamento Ejecutivo y Concejo) y de la Cooperativa de Electricidad para conciliar el nuevo contrato de concesión del servicio, los últimos 15 meses estuvieron condicionados por la pandemia y, sin dudas, conspiraron contra un desarrollo más ágil de las conversaciones, aunque se recurrió también a la virtualidad. Hoy, a cuatro meses del vencimiento del contrato, la sensación es que el tiempo apremia, pero no sería la primera vez. También se debatió contrarreloj en 1999, cuando la CEVT solicitó la prórroga de la concesión por 30 años a partir de su vencimiento (octubre de 2003). Exigía un tratamiento urgente ante los rumores de privatización de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), la cual pasaría a manos extranjeras. El Concejo aprobó la extensión hasta el 21 de octubre de 2021, pero enseguida estalló un conflicto con la Intendencia, que pretendía cobrar un canon anticipado, y vetó la ordenanza. El contrapunto se extendió por más de tres años, incluyendo juicios cruzados entre Municipio y Eléctrica, hasta que en 2003 se zanjó con un convenio entre el intendente Scott y la empresa, luego refrendado por el Concejo, que dejó el hueco para que el viejo texto de octubre del ’83 -renovación del contrato original- continuara vigente “en forma transitoria” hasta la redacción de las nuevas cláusulas contractuales. Pero eso nunca se hizo. Y esa transitoriedad se volvió eterna. O casi, porque ahora sí se firmaría la nueva concesión.

Ya no hay margen

Ademar Aznar, presidente de la Cooperativa Eléctrica.

El presidente de la Cooperativa Eléctrica, Ademar Aznar, dijo a Sur24 que “se viene avanzando en las reuniones entre los asesores técnicos de ambas partes” y que el objetivo es “conciliar un documento único”.

“Sabemos que habrá obstáculos, pero el propósito es respetar la fecha del vencimiento, así que en breve estimamos tener a disposición ese documento final”, auguró Aznar. “Ya hay varios artículos elaborados y acordados”, confió, señalando que “se podría cerrar el núcleo principal del contrato y dejar pendientes los aspectos técnicos que a veces demandan un cierto lapso de evaluación”.

Entre las probables controversias incluyó la titularidad de los bienes, aunque citó que uno de los asesores técnicos del Municipio declaró, basado en la Ley de Cooperativas, que “los bienes son de los asociados”, con independencia de los cambios en la administración de la empresa.

Luego, sobre los controles del poder concedente, aclaró: “Nosotros no rechazamos los controles, pero sí pedimos que se respete la naturaleza de la Cooperativa de Electricidad, que tiene su propia vida interna, con sus asambleas”. Y en cuanto a la tarifa del servicio, ratificó que se trabaja sobre un mecanismo que “ataría la tarifa local a la evolución del precio del Kw-h de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), con un margen que nunca podrá traspasarse”.

Respecto de los servicios anexos, el abogado consideró que “las regulaciones estarán centradas en la distribución de la energía, y en relación con los servicios anexos también se van a establecer pautas, pero no queremos que la empresa pierda su independencia, como sucedería si el concedente estableciera una excesiva injerencia en ese campo”.

Más adelante, Aznar admitió que “no hay margen, tenemos octubre muy cerca y sentimos la obligación de llegar a un acuerdo y presentar un nuevo contrato de concesión a la ciudadanía”.

Cabe acotar que los asesores del poder concedente municipal son Jorge Gurmendi y Matías Castro, mientras que por el sector cooperativo se alistan el gerente de la CEVT, Alberto Corradini; el asesor técnico Fernando Alonso; y el asesor legal Miguel Murtagh.

Fescoe al Concejo

Germán Casalino, gerente de la Fescoe.

Otro actor relevante es la Federación Santafesina de Cooperativas de Electricidad (Fescoe), cuyo gerente Germán Casalino, oriundo de Venado Tuerto, participó el último viernes, junto al asesor legal Pedro Radovan, de la reunión con los ediles en el recinto legislativo.

“Estamos satisfechos con la charla, donde expresamos las particularidades del sistema cooperativo en el marco de la concesión de servicios públicos y, en especial, destaco la apertura de la Intendencia y el Concejo, y su voluntad política de mantener la prestación del servicio eléctrico en manos de una cooperativa, que es lo mejor que le puede pasar a la ciudad”, subrayó el dirigente.

“Hoy la prioridad es definir un contrato marco entre la Municipalidad y la Cooperativa, donde se acuerden la propiedad de los bienes, la política tarifaria y el control del servicio, entre otros puntos centrales, mientras que podrían posponerse anexos técnicos, como reglamento de suministro, calidad de servicio, régimen de responsabilidades”, enumeró Casalino.

Uno de los puntos neurálgicos es el de las tarifas, y el referente de Fescoe se entusiasmó con la alternativa de evitar fórmulas polinómicas que no siempre reflejan la actualización adecuada, y además implican procesos engorrosos para un marco inflacionario. En cambio, “la opción de vincular la tarifa al precio del Kw-h de la Empresa Provincial de la Energía, como ya lo hacen muchas concesionarias, es un buen instrumento. Se podría tomar ese valor de referencia y fijar que no pueda exceder el 10 por ciento, ni por encima ni por debajo”, graficó, acotando que “hoy es una buena oportunidad porque la Eléctrica tiene tarifas muy parecidas a la EPE”.

En cuanto a la propiedad de los bienes, estimó que debiera ser “un punto de fácil resolución” y acotó que las viejas polémicas respondieron más que nada a conflictos políticos. En busca de simplificar, Casalino planteó que “la infraestructura es de la Cooperativa porque la compró la masa de asociados con sus aportes a través del tiempo. Además, es lo que se denomina un ‘capital hundido’, cuyo único fin es distribuir la energía eléctrica”.

Asimismo, consideró razonable la formación de un ente municipal de control de los servicios públicos, que incluya el eléctrico, pero diferenció entre el servicio objeto de la concesión, y los anexos, como telefonía o Internet, que aunque públicos, son de jurisdicción nacional y en ellos el Municipio no tiene injerencia. Y redondeó: “Estamos en buena situación para cerrar un contrato que colme las expectativas de todas las partes y, sobre todo, de la ciudadanía”.

Base de acuerdos

“En muchos puntos ya hay acuerdos, así como hay otros más conflictivos, como la propiedad de los bienes, que siempre fue un obstáculo para progresar en la elaboración del nuevo contrato, pero confiamos en un consenso beneficioso para todos”, destacó el presidente del Concejo Municipal, Juan Ignacio Pellegrini. Tras elogiar la “vocación de diálogo” de todas las partes, destacó que el viernes último el cuerpo legislativo local recibió a la Federación Santafesina de Cooperativas de Electricidad (Fescoe) y el martes (por mañana) tendremos otro encuentro para abordar temas específicos”, acotando que la semana próxima recibirán al Centro Comercial. “El objetivo es dialogar con todas las entidades intermedias interesadas en opinar”, expresó. “La idea es seguir avanzando para cerrar el contrato con la CEVT, basados en un núcleo estructural que abarque desde las tarifas hasta los bienes, sin descartar que aspectos técnicos puedan postergarse para una discusión posterior, pero dentro de ciertos plazos”, advirtió.

Bienes de socios

La concejala opositora Liliana Rostom contó que “hoy nos pasa lo mismo que las otras dos veces que estuvimos cerca de hacer el contrato, ya que la titularidad de los bienes vuelve a ser el problema. Aunque algunos parece que se están convenciendo de lo contrario, yo insisto en que los bienes son de los asociados y no de la Cooperativa”, ratificó, tras lo cual sostuvo que desde la empresa no se incentiva la participación de los socios en las asambleas. “Desde afuera todos cuestionan a la Eléctrica y cuando están en el poder se hacen amigos por la necesidad de inaugurar obras de iluminación y otras mejoras”, reprochó. Y alertó que “hoy el escenario se complica porque estamos entrando en una campaña electoral y el contrato no tiene más prórroga”.

NOTA PUBLICADA EN EDICIÓN IMPRESA DE SUR24 DEL LUNES 28 DE JUNIO

 


Compartir en:

jfranco@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.