HomeProvincialesUNA FASE 1 MORIGERADA POR DOS DÍAS

Sábado y domingo de confinamiento estricto en varias zonas del país, incluida Santa Fe

La decisión del Gobierno apunta a "evitar consecuencias irreversibles para la salud pública" ante las señales de colapso que mostró el sistema sanitario público y privado en todo el país en el último trimestre, según explicó el DNU.

Compartir en:

Los grandes centros urbanos y las regiones consideradas de alto riesgo epidemiológico vuelven el sábado y el domingo al aislamiento estricto, de acuerdo con la estrategia ideada por el Gobierno para frenar el aumento de contagios de coronavirus de los últimos meses, que tensó el sistema sanitario nacional, aun cuando se agiliza el plan de vacunación en las 24 jurisdicciones del país.

En Santa Fe esta medida se respetará. Así lo había confirmado durante la semana el ministro de Trabajo, Juan Manuel Pusineri. Durante estas dos jornadas se retornará, entonces, a la situación que rigió durante toda la semana pasada y que implicó una suerte de fase uno morigerada.

Desde el sábado y hasta el domingo, están suspendidas las actividades económicas, comerciales, industriales, de servicios, culturales, deportivas, religiosas, educativas, turísticas, recreativas y sociales, de acuerdo con el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) aprobado el miércoles último por el Senado.

La decisión del Gobierno apunta a “evitar consecuencias irreversibles para la salud pública” ante las señales de colapso que mostró el sistema sanitario público y privado en todo el país en el último trimestre, según explicó el DNU.

La evaluación que hacemos hasta el momento nos lleva a una situación que implicaría volver el próximo sábado y domingo al decreto nacional, y que nos va a obligar a permanecer en nuestros hogares, excepto para realizar actividades autorizadas”, dijo el funcionario. Como se sabe, ello redundará en una restricción casi total de la circulación vehicular, que solo estará permitida para trabajadores esenciales. No se habilita la apertura de comercios minoristas, excepto que estén dedicados al rubro alimenticio; y tampoco la gastronomía, que solo podrá funcionar con la modalidad delivery.

Zonas del país en riesgo

El foco está puesto en la Ciudad de Buenos Aires y en las provincias de Córdoba y de Mendoza. Los primeros dos distritos están en alarma epidemiológica y el tercero registra una significativa demanda de camas de terapia intensiva.

No obstante, esas jurisdicciones se negaron a cumplir con algunas de las medidas dispuestas por la Nación, como la suspensión de la presencialidad en las aulas.

Por su parte, Córdoba anunció este viernes la vuelta a ciertas restricciones ante el aumento de casos y la ocupación alta de las camas de terapia intensiva disponibles en esa provincia.

Días atrás, en una entrevista, el presidente Alberto Fernández explicó los motivos por los cuales su Gobierno se inclinó hacia la educación virtual en esta etapa de la pandemia.

“En Alemania hay una estimación que se hace para medir el riesgo de la pandemia, a la que llamamos tasa de incidencia. La tasa de incidencia mide cuántas personas se contagian cada 100 mil habitantes. Cuando llega a 150, se suspenden las clases presenciales”. En CABA, Córdoba y Mendoza hay tasas de incidencia de 600 a 700: “cuatro veces lo que marca Alemania”, graficó el jefe de Estado.

En tanto, la cartera sanitaria detalló que hay 7.417 internados con coronavirus en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos del 78,1% en el país y del 77,3% en la Área Metropolitana Buenos Aires.

A esto se refiere el DNU vigente cuando remarca entre sus fundamentos que el nivel actual de circulación viral “produce un altísimo riesgo de saturación del sistema de salud, evidenciado por la ocupación de camas y el número de personas internadas en UTI”, además de generar una “demanda crítica de insumos necesarios para la atención de los pacientes”.

“Omitir la adopción de medidas oportunas y razonables, focalizadas y transitorias, fundadas en evidencia científica y en la experiencia internacional para evitar estas consecuencias significaría asumir el riesgo de que se produzcan consecuencias irreversibles para la salud pública”, subraya la norma.

También, aclara que la gestión de la pandemia “no puede fragmentarse porque lo que sucede en cada provincia o en la ciudad de Buenos Aires impacta tarde o temprano en las otras zonas” del país.

La norma mantiene hasta el 11 de junio próximo en todo el territorio nacional la prohibición de viajes grupales de egresados o turísticos, las reuniones sociales de más de diez personas, la suspensión de asistencia al trabajo para personas de riesgo y otras disposiciones ya vigentes.


A partir del lunes y hasta el 11 de junio próximo se restablecerán las medidas de cuidado actuales y luego, semana a semana, se analizarán los pasos a seguir, a la espera de que vuelva a confirmarse un freno en la crecida de casos, como ocurrió en los últimos días.


 


Compartir en:
Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.