HomeRegionalesLA ÚNICA APROBADA PARA NIÑOS DE 12 A 17 AÑOS

El joven de la región que, al igual que otros miles en el país, lucha por la llegada de la vacuna Pfizer

El pedido urgente de la madre de Dante Palomieri va dirigido a las autoridades gubernamentales y llegó hasta la ministra de Salud Carla Vizzotti para que el país avale el ingreso de vacunas Pfizer, la única permitida para menores de 18 años.

Compartir en:

Dante Palomieri tiene 14 años, es de Villa Cañás y padece una cardiopatía congénita que lo llevó a estar gran parte de su corta vida cuidándose de todo tipo de riesgos que pudieron provocarle un contagio. Hace más de un año, a todo ello hay que sumarle que estamos inmersos en una pandemia que lo llevó a estar más aislado aún que el resto de los ciudadanos.

Hoy, con el plan de vacunación en marcha, el pedido urgente de Noelia Amelotti y su marido, es que las autoridades los escuchen y autoricen la llegada de la vacuna Pfizer al país. “No es un capricho, necesitamos que la aprueben”, es el ruego de la madre de Dante, que es una réplica de otros miles de niños en el país que padecen alguna patología y no han podido ser vacunados, ya que los fármacos aprobados por la Anmat y que se atienen a la Ley de Vacunas vigente para que se distribuyan en el país, no están permitidos en menores de 18 años.

Desde que nació estamos luchando con su enfermedad, de bebé lo operaron tres veces y a raíz de eso tiene una vida bastante limitada y lo cuidamos mucho de las enfermedades, del frío, tiene una alimentación hiposódica, toma su medicación y hay un montón de cosas que él no puede hacer”, contaba Noelia en diálogo con Sur 24.

Dante junto a su familia.

Y con la pandemia, lo que para muchos ha sido un encierro, para Dante y su familia fue un esfuerzo multiplicado: “Hace un año y medio que estamos más encerrados que el común de la gente, si bien mi marido y yo seguimos trabajando, él hace un año y medio que no sale de su casa, más que nada está en su habitación y la única relación que tiene con el exterior es por medios virtuales”.

A pesar de los estrictos cuidados, el año pasado el joven de 14 años y su mamá contrajeron el virus, “estuvimos internados en Rosario por ocho días, más que nada por la gravedad de su estado y cuando volvimos estuvimos bien. Pero hace dos meses le hicimos un control cardiológico (se atiende en Instituto Cardiovascular Infantil de Buenos Aires) y la doctora nos dijo que su ritmo cardíaco aumentó y puede ser a causa del coronavirus, por lo que debieron cambiarle la medicación”.

Pedido urgente

Dado que Noelia es conocida en ámbito de padres de niños con cardiopatías y colabora en dar apoyo a estas familias, también en esta lucha se unió a un grupo de padres de chicos que presentan patologías de riesgo llamado “Vacunanos” que solicitan con urgencia a las diferentes autoridades por la vacuna Pfizer. “Reclamamos que se visibilice el problema; de que hay vacunas para niños de 12 a 17 años avaladas por la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos) y la OMS (Organización Mundial de la Salud) como la Pfizer y que hoy no está llegando a Argentina”, describía.

“Vacunanos” es un movimiento de alcance nacional ya que está integrado por unas 500 familias, entre las que está el pedido de Noelia y su marido por el bienestar de Dante.

La madre del joven también aseguró que su voz llegó a la ministra de Salud provincial, Sonia Martorano quien llevó su inquietud a su par nacional, Carla Vizzotti. “Lo que nos decían es que desde la provincia se había pedido un permiso para comprar vacunas, pero de hacerlo tienen que ser las mismas dosis que compra el estado nacional”, explicaba.

También desde el grupo tuvieron contacto con legisladores nacionales que presentaron un proyecto de ley para permitir el ingreso de dicha vacuna al país (ver aparte).

El tema es que el oficialismo no nos escucha y desde la oposición también sentimos que no nos están haciendo caso, estamos en el medio de una disputa política, ya que esto es una decisión del Gobierno”, expresó casi resignada y a la espera de otras respuestas, debido a que “hemos golpeado muchas puertas”.

Afortunadamente, Noelia y su marido sí fueron vacunados hace dos semanas con la vacuna AstraZeneca, ya que tras viralizarse su situación le adelantaron el turno por ser familiares de un paciente con factor de riesgo.

Desmanejos y posibilidades

Interiorizada en tema de las diferentes vacunas que llegan a la Argentina y cómo se desarrolla cada negociación, Noelia decía que no entendía “cómo el Gobierno rechazó las vacunas por medio del Fondo Covax (El Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19), que hubiera ayudado tantos niños que la necesitan”.


Esta polémica surgió a principios de junio cuando el director del mecanismo de vacunas Covax para América Latina, Santiago Cornejo, afirmó que Argentina rechazó recibir dosis de Pfizer que le ofrecieron a principios de este año.

Desde el Gobierno respondieron que quisieron adquirir las dosis de la farmacéutica estadounidense pero que no estaban estipuladas las condiciones. Y difundieron dos notas fechadas en enero último, cuando el Ministerio de Salud aún era conducido por Ginés González García, dirigidas a Cornejo: en ambas se le solicitaba a Covax esas especificaciones.

Posteriormente, la cartera de Salud sacó un comunicado en el cual desmintió haber rechazado las vacunas, detalló puntos de la negociación y aseguró que no se llegó a un acuerdo con Covax por las mismas razones por las que no se firmó un contrato directo con Pfizer: se refirió a “las exigencias del proveedor vinculadas con el supuesto de negligencia como excepción a la indemnidad”.


También está la posibilidad de que aprueben la Sinopharm para esta franja etaria porque China ya la comenzó a aplicar en su población y además están en tratativas con Cuba por la Soberana que también sería para niños”, amplió.

Sin chances de viajar al exterior

Noelia plateó que en un momento pensaron en viajar a Estados Unidos para aplicarle la vacuna, “pero averiguamos y las mismas compañías aéreas nos dijeron que no era prudente exponerlo con su patología, porque si bien piden el PCR negativo para volar hay gente que quizás lo falsifique y después está el tema económico porque no es solo ir y venir ya que como son dos dosis hay que esperar 40 días”.

Otra opción era viajar a Uruguay, donde se coloca la vacuna requerida “pero se cerraron las fronteras y tampoco lo podemos hacer”.

Mensaje a las autoridades

Apelamos a que nos escuchen, por lo que están sufriendo estos chicos y reitero que no es un capricho, solo queremos la vacuna Pfizer porque es la que está aprobada por los organismos de salud. Necesitamos que se pongan en nuestro lugar porque ya bastante tienen con sus vidas estos niños, ya que fuimos manoseados desde las obras sociales hasta las escuelas para adecuar el contenido. Somos madres y padres que sabemos lo que es luchar”, cerró.

Video con el pedido de Dante


Unos 100 mil niños que luchan como Dante

(Ignacio Hintermeister) La diputada nacional Carmen Polledo (PRO-CABA) pidió al presidente “un poco de humanidad” para que se autorice el ingreso de vacunas de Pfizer, destinadas especialmente a unos 100 mil chicos en el país padecen “enfermedades de base, crónicas y severas, y no puede recibir otra vacuna”.
“No es capricho ni obsesión. Es la vida normal para estos chicos que la única vacuna que pueden recibir es la de Pfizer”, insistió la legisladora nacional al presentar un proyecto de ley que propone quitar la palabra “negligencia” de la ley que autoriza al PE a negociar el ingreso de vacunas al país.
“Pfizer es la única vacuna autorizada en el país para niñas, niños y adolescentes de 12 a 18, que están ausentes del plan nacional de vacunación”, señaló la diputada nacional porteña tras reunirse con padres de menores con enfermedades y que llevan 14 meses de aislamiento.
Las vacunas que ingresan al país no están autorizadas para ser aplicadas en menores, tengan o no comorbilidades. Polledo presentó el caso y su proyecto durante la sesión de este jueves en la Cámara baja del Congreso.
“Si hubo razones ideológicas o políticas, no es el tema que me preocupa. La salud de nuestros chicos está por encima de todas estas cuestiones y de la búsqueda de intenciones y responsabilidades. Especialmente urgente es vacunar a los chicos que tienen factores de riesgo”, insistió.
“Si en todo caso hay problemas para que no se solucione con este proyecto de ley” el ingreso de Pfizer, “el presidente puede acudir a la vía que tanto ha iniciado desde el inicio del pandemia”, dijo Polledo en referencia de los Decretos de Necesidad y Urgencia.
“El tema es que haya voluntad política y un poco de humanidad para dejar a los chicos afuera de la geopolítica y de la campaña electoral”, concluyó.
“La ministra (Carla) Vizzotti, el 24 de febrero, firmó con AstraZeneca mediante Covax la cláusula 16.4.C por la cual la Argentina renuncia expresa e incondicionalmente a cualquier derecho de inmunidad soberana sin limitaciones. Argentina renunció a la inmunidad soberana sin limitaciones”, insistió la diputada Polledo para marcar que lo que el gobierno no le concedió a Pfizer, le otorgó al laboratorio anglosueco.
La legisladora del PRO resaltó que “con AstraZeneca no existieron esos impedimentos contractuales que tanto tuvieron en cuenta para no firmar con Pfizer”.
El proyecto de ley que presentó, plantea quitar la palabra “negligencia” -que no estaba en el proyecto original del PE- como una de las excepciones en la ley que autoriza al Ejecutivo a pactar cláusulas que otorguen indemnidad patrimonial en favor de quienes participaron de investigación, desarrollo, fabricación, provisión y suministro de vacunas,respecto de eventuales reclamos.

 


Compartir en:

mdiasfredes@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.