HomeVenado TuertoPACIENTES LE RECLAMAN AL MINISTERIO DE SALUD

En General López: angustia de 150 personas con discapacidad por cambio obligado de transportista

El responsable de la institución dedicada a la atención de personas con discapacidad, Cristian Talavera, observó que la decisión provincial de dar de baja el servicio de transporte que llevan a cabo -con unidades propias y tercerizadas- es “muy extraña”. Los pacientes cursaron una nota este mediodía al Ministerio de Salud para que se revise la medida. Manifiestan la necesidad de privilegiar el vínculo afectivo de transportistas con pacientes, que en muchos casos viene de varios años.

Compartir en:

Pacientes enviaron nota a la Provincia para que se revise la decisión del cambio de transportista.

El director de Balcarce Dispositivos Integrales en Discapacidad, Cristian Talavera, acudió este miércoles al portal Sur24 para amplificar hacia todo el sur santafesino su inquietud personal y, sobre todo, el “estado de angustia” que atraviesan las 150 personas con discapacidad que se atienden en sus instalaciones. “Estamos muy preocupados porque desde hace una semana los están llamando a todos (los pacientes) para avisarles que se reemplazará el habitual transportista por otro elegido discrecionalmente desde Incluir Salud, un programa estatal que maneja la Nación en las prestaciones y la Provincia en el transporte. Por eso, en este caso, el problema es con Incluir Salud provincial, que perjudica a un centenar de personas de Venado Tuerto y unas 50 de toda la región”, explicó el kinesiólogo.

“Tengamos en cuenta que son pacientes con discapacidad -niños y adultos-, a veces con situaciones familiares complejas, para los cuales el transportista forma parte del tratamiento, casi tanto como los rehabilitadores, pues en muchos casos fueron forjando un vínculo amistoso a lo largo de cuatro o cinco años consecutivos en los traslados, y esa persona es la que entra a su casa, los ayuda, bromean. Para ellos -subrayó- no es ‘el chofer’, es Darío, es Claudio, es Marcelo, ellos son parte de la familia. Y ahora les dicen que les van a imponer un tercero que los pacientes desconocen y que no eligieron, e incluso que rechazan, porque de hecho hoy, antes del mediodía, enviaron un petitorio al Ministerio de Salud provincial para que revean esta medida”, describió Talavera, quien además recurrió al auxilio de abogados para defenderse de lo que considera una “desmesura”.

Auditoría a domicilio

Desde la Provincia alegan una auditoría que hicieron en enero último, donde “se detectaron ínfimos inconvenientes que se subsanaron en tiempo y forma, de acuerdo a los requerimientos”, aseguró Talavera, “y ahora llega esta notificación sorpresiva el miércoles pasado, comunicando la baja del servicio a través de un correo electrónico, sin posibilidad de ejercer ningún tipo de defensa”, reprochó.

Consultado sobre el punto en cuestión, detalló: “Por un error involuntario no se había asentado que dos pacientes, en lugar de ser trasladados desde sus domicilios a las instalaciones de Balcarce, se los llevó hasta el consultorio de la psiquiatra, en el mes de enero, cuando habíamos cerrado unos días por vacaciones. De inmediato el error se subsanó, e incluso los pacientes certificaron que habían sido trasladados como es debido para cumplir con la terapia. Sin embargo, la Provincia considera que ese detalle merece la baja del servicio, sin ningún apercibimiento previo, como lo establece el sentido común”, observó el profesional.

Muy raro y sospechoso

“Todo esto es muy raro, hasta sospechoso, y más allá del perjuicio económico para nuestra institución -cuenta con un plantel de 6o personas, sumando todos los rubros-, nuestra mayor preocupación es la angustia de nuestros pacientes y sus familiares. Incluso la auditoría la recibimos nosotros y, según pude averiguar, no sucedió lo propio con otros colegas”, precisó. También subrayó el director de Balcarce que Incluir Salud provincial pagó los servicios a su institución hasta diciembre y el resto de los transportistas cobró hasta marzo incluido.

Por otra parte, Cristian Talavera recordó que en virtud de la ley 23.661, los pacientes tienen libre elección del prestador de servicios, incluso del transportista, y en este caso se está vulnerando ese derecho. Además, remarcó que es un “servicio indispensable” para esta clase de pacientes, que sin mediar el transporte no pueden asistir a ningún tipo de terapia. Y destacó que hoy los siguen transportando con sus unidades -sin cargo- para que puedan continuar con sus terapias.

 

 


Compartir en:

jfranco@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.