HomeRegionalesCuentos populares y marcas de género: repensar la propia experiencia para construir nuevas subjetividades

Firmat: se concretó el taller “Deconstruyendo princesas”

Compartir en:

Mediante 3 encuentros que se desarrollaron a través de la plataforma Zoom, a cargo de la coordinadora municipal de Género y Diversidad, Micaela Pellegrini, la municipalidad de Firmat junto al espacio Firmat Joven llevaron a cabo “Deconstruyendo Princesas”, un taller literario sobre los cuentos populares y sus marcas de género.
La propuesta, que se desarrolló a lo largo de tres lunes consecutivos (14, 21 y 28 de junio), invitó a mujeres y varones interesados en la temática, a reflexionar desde la propia experiencia, la carga disciplinadora de los cuentos infantiles clásicos. Estas narraciones, por estar ligadas al mundo de la infancia, históricamente han sido pensadas en función de su aparente ingenuidad, y relacionadas con valores como el amor, el respeto, la bondad, entre otros.
Sin embargo, la carga semántica de la sucesión de los hechos y sus personajes, nos impulsan a ir más allá: hacia una pedagogía de deseos corporales, afectivos y vinculares que cristalizan en estereotipos que llevan el signo de la heteronormatividad y la sexualización patriarcal.
Si bien, los tres encuentros tuvieron como objetivo detectar dichas marcas estereotipadas y reflexionar acerca de sus alcances en la vida cotidiana, cada uno tuvo una singular atención. En el primer taller se trabajó “Cenicienta”. Con el libro previamente enviado, las/os participantes expresaron sus sensaciones y reflexiones surgidas a partir de la lectura.

El punto de análisis estuvo específicamente en la construcción de una belleza hegemónica que cristaliza a partir de la figura de Cenicienta y en contraposición de sus hermanastras.
También, se analizó el trato entre ambas para deconstruir las formas en que las mujeres fuimos vinculadas con nuestras pares. Aquí, la envidia y los celos fueron superadas por el concepto de sororidad.
El segundo encuentro tuvo como protagonistas a “La Sirenita” y “Blancanieves y los siete enanitos”. En esta oportunidad, la diferencia temporal de ambos cuentos (La Sirenita de 1989 y 
Blancanieves de 1930) abrió frentes de reflexión acerca de la irrupción de determinados cuentos en determinados contextos.
Mientras una fue presentada como la “Princesa doméstica” (Blancanieves), la otra lo fue como la “rebelde” (La Sirenita).
Sin embargo, y pese a las diferencias, ambas terminaron compartiendo puntos en común tales como estereotipos de belleza, el mito del amor romántico, el estereotipo de fealdad, masculinidades hegemónicas, y la dominación masculina.
Finalmente, el tercer encuentro rescató a una princesa del siglo XXI: Frozen. A partir de este cuento, pudimos observar las marcas contextuales protagonizadas por el movimiento feminista y el cambio de perspectiva hacia los estereotipos de las princesas. Tanto Anna como Elsa, se presentan en estos relatos, como dos princesas “de carne y hueso” que se equivocan, se enojan y suelen tomar decisiones que lastiman a la otra. Aquí lo más innovador es que el amor verdadero no es el brindado por un príncipe, sino por las propias hermanas definiendo así la sororidad entre ambas mujeres.
Desde las intervenciones de los/as talleristas, también se hizo alusión a la analogía entre el encierro de Elsa en su cuarto, con el ocultamiento de la sexualidad que vivieron durante muchos años los integrantes de la comunidad LGTBQ+.
En el marco de un trabajo de gran riqueza, el Taller “Deconstruyendo Princesas” evidenció un significativo interés por parte de la comunidad, en el abordaje de temas centrales para repensar el presente y el futuro, para construir nuevas reflexiones, y hacer posibles nuevas subjetividades.

Compartir en:

redaccion@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.