HomeVenado TuertoTRAS LA DISCUSIÓN, LLEGÓ LA HABILITACIÓN

Fuerte disputa entre Chiarella y Perotti por el horario de bares y restaurantes

El intendente de Venado Tuerto y el gobernador de Santa Fe protagonizaron una acalorada discusión por las restricciones que afectaban a los locales gastronómicos. Finalmente, en la tarde del viernes, se firmó el nuevo decreto que los autoriza a funcionar con la presencia de clientes hasta las 24, durante los fines de semana, y hasta las 22, el resto de la semana.

Compartir en:

El horario de funcionamiento de los locales gastronómicos terminó generando una fuerte disputa entre la Provincia y el Gobierno de Venado Tuerto, más aún en la última semana, cuando varios bares y restaurantes, con el aval del Municipio, abrieron sus puertas hasta las 23, en el marco de la celebración del Día del Amigo. Y esta decisión derivó en actas de infracción por parte del Ministerio de Seguridad.

El día martes, luego de la apertura de los sobres de la licitación para la terminación de la Escuela N° 238 en la Escuela de Enseñanza Media N° 446 “Juan Bautista Alberdi”, se originó una acalorada discusión entre el intendente Leonel Chiarella y el gobernador Omar Perotti, donde cada uno planteó su mirada en torno a las medidas restrictivas que afectaron a los bares y restaurantes. Este tema cuenta también con capítulos anteriores, con duras declaraciones del ministro de Gestión Pública, Marcos Corach, apuntando directamente a la Municipalidad de Venado Tuerto por permitir “mayores habilitaciones” respecto de las establecidas por los decretos provinciales.

En este sentido, el intendente Chiarella expresó: “Así como marcamos las coincidencias que podemos tener con el gobierno provincial, sobre todo en cuanto a las obras que se llevan adelante en la ciudad, también expresamos algunas diferencias, como fueron las restricciones para el sector gastronómico en los días previos al Día del Amigo, donde considerábamos necesaria una mayor apertura, que pudieran trabajar 120 minutos más, que para el rubro significaba un empujón para poder salir adelante, por ser una de las actividades comerciales más afectadas por la pandemia”.

La respuesta que recibió del gobernador fue que “no estaba de acuerdo”, manteniendo la postura fijada para esos días, es decir, la apertura de bares y restaurantes hasta las 21, con público, y luego bajo la modalidad de envíos a domicilio o para llevar.

“Para nosotros el trabajo es importante, poder defender la realidad de los diferentes rubros ha sido una línea que hemos planteado y somos coherentes en ese sentido. Lo mismo que lo hemos sido al sostener el sistema sanitario para garantizar el acceso a la salud de todos los vecinos, por eso tenemos dos centros de testeo, el búsqueda activa, el seguimiento de las personas con Covid positivo y un montón de otras acciones; además de felicitar y reconocer la tarea del vacunatorio del Hospital Gutiérrez. Como todas estas acciones se están llevando adelante, entendemos que los diferentes sectores deben poder trabajar”, puntualizó.

Asimismo, el mandatario local manifestó que la apertura de los bares y restaurantes hasta las 23 durante los días lunes y martes últimos, persiguiendo el objetivo de disminuir el encuentro en casas particulares o en la clandestinidad.

Presencia policial

“Hemos visto imágenes que no nos gustan, con la policía parada frente a los locales gastronómicos haciendo actas, cuando en realidad debieran estar en los barrios para prevenir los delitos. Esto también se lo planteamos al gobernador porque sabemos que los efectivos cumplen órdenes”, disparó Chiarella.

Según las crónicas enviadas por el Ministerio de Seguridad a los medios de comunicación, el martes por la noche fueron cinco los bares sancionados por incumplir los horarios. Incluso el día previo -lunes- y en los días posteriores, algunos de ellos también recibieron apercibimientos. En algunas localidades de la región igualmente se labraron actas, como el caso de Rufino, donde dos comercios fueron clausurados.

“Coleccionamos actas”

Maycon Otero, propietario del bar Shut Up! (25 de Mayo y San Martín), uno de los locales sancionados, reclamó al gobernador Perotti mayores habilitaciones, que finalmente se dieron a conocer el viernes. De todos modos la autorización llegó luego de una semana de incumplimiento y sanciones para el sector. “El gobernador expresó en su visita a Venado que las prioridades son la educación y el trabajo, pero a nosotros nos hace cerrar o nos labran actas”, señaló.

“Quizás haya una cuestión particular con los gastronómicos de Venado Tuerto. Evidentemente los funcionarios hacen cumplir las normas cuando quieren y con quienes quieren”, reclamó. Y sostuvo: “Nosotros queremos trabajar, no nos queda otra; sabemos que incumplimos un DNU, pero si seguimos así no vamos a poder afrontar los costos que tenemos, porque desde la política, que nos obliga a cerrar las puertas, no suspendieron los cortes de los servicios ni tampoco otorgaron subsidios, incluso de todo lo que anunciaron antes, acá no llegó nada”.

Mientras tanto, “continuamos coleccionando actas”, ironizó Maycon, que incluso tomó la decisión de pegar cada una de las notificaciones en la vidriera de su local.

Extensión horaria

Finalmente, y tras una semana convulsionada, mediante el decreto Nº 220, el gobierno santafesino determinó la nueva modalidad de convivencia en pandemia en todo el territorio provincial, que rige desde la hora cero del sábado 24 de julio y se extenderá el 6 de agosto inclusive. Allí se habilita a los locales gastronómicos a funcionar, con la presencia de comensales, hasta la medianoche durante los viernes, sábados y víspera de feriados, y hasta las 22 en la semana.

El acto administrativo que lleva la firma de Omar Perotti también hace referencia a los límites de ocupación, planteando que “las autoridades municipales y comunales deberán especificar en cada caso la cantidad de mesas que corresponda, a los fines de cumplir con el coeficiente máximo del 50% de ocupación (antes era del 30 por ciento)” y que “esta determinación deberá informarse al público en lugar visible en el ingreso”.

Multas de hasta 100 mil pesos

El concejal Juan Ignacio Pellegrini, quien se ofreció para representar legalmente a los propietarios de bares y restaurantes que fueron sancionados por incumplir los horarios establecidos, contó que siete de ellos ya tuvieron la audiencia imputativa en la Fiscalía, donde se les comunicó cuáles son los cargos, y ahora “resta esperar que la Justicia revea esta situación”.

“Acompaño a los gastronómicos porque considero que es una medida injusta, ya que abrieron por una necesidad coyuntural, tienen que trabajar para poder pagar los salarios, los servicios, los alquileres. No fue una medida de rebelión ante la autoridad provincial y policial”, precisó. Y añadió: “Creo que cuando se sanciona una norma tiene que tener un consenso social que determine que es razonable y lógica, y en este caso no lo hubo”.

“Estamos conversando con la fiscal Mariana Vidal, porque la norma establece multas altas, de hasta 100 mil pesos. Si esto pasa apelaremos la medida, ya que viola uno de los derechos constitucionales más importantes, que es el derecho a trabajar”, enfatizó.

NOTA PUBLICADA EN LA EDICIÓN IMPRESA DE SUR24 DEL DÍA LUNES 26 DE JULIO.


Compartir en:

sbalague@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.