HomeProvincialesESCANDALOSA EVASIÓN

Fuga de Piñero: imputaron a tres de los presos recapturados

Joel Rojas, Sergio Cañete y Antonio Schmittlein fueron acusados por “evasión agravada por el uso de armas”. Otras dos personas que estaban en el auto en el que fueron hallados dos de los prófugos quedaron detenidas por “encubrimiento”.

Compartir en:

Carlos Retamal
El Litoral

Tres de los cuatro recapturados tras la bochornosa fuga de la cárcel de Piñero del domingo pasado fueron imputados en una extensa audiencia desarrollada este miércoles en el Centro de Justicia Penal. También fueron acusadas dos personas que estaban en el auto en cuyo baúl fueron hallados dos de los fugados. A los cinco, la jueza Paula Álvarez les dictó prisión preventiva efectiva por el plazo de ley.
Antonio Shmittlein, quien fue recapturado en la tarde del lunes 28 en un camino rural entre las localidades de Carmen y Murphy, en el departamento General López, fue imputado por los delitos de “evasión agravada por el uso de armas en carácter de coautor”, mientras que Joel Rojas y Sergio Cañete se los imputó por “evasión agravada por el uso de armas en carácter de coautores y portación ilegítima de arma de fuego de guerra agravada por registrar antecedentes penales contra las personas (tres hechos)”, estos últimos en concurso ideal con “encubrimiento por receptación dolosa, todos en carácter de coautores, en concurso real”.
En la misma audiencia, se imputó a las dos personas que fueron detenidas en los primeros minutos del lunes 28 en el barrio Cabin 9 de la ciudad de Pérez, cuando se logró la recaptura de Rojas y Cañete, quienes estaban en el baúl de un Honda Civic.
Se trata de Elisabeth A., quien fue acusada por los delitos de “resistencia a la autoridad, encubrimiento y portación ilegítima de arma de fuego de guerra (tres hechos), estos últimos en concurso ideal con encubrimiento por receptación dolosa, en calidad de autor y en concurso real”; y Rodrigo G., a quien se lo acusó por los delitos de “encubrimiento y portación ilegítima de arma de fuego de guerra (tres hechos) estos últimos en concurso ideal con Encubrimiento por receptación dolosa, en calidad de autor y en concurso real”.
Tras esto, la jueza de Primera Instancia Paula Álvarez dictó prisión preventiva efectiva por el plazo de ley para todos los imputados haciendo lugar al pedido realizado por la Fiscalía.
Se espera que en los próximos días Ezequiel Romero, el recapturado que se entregó en la tarde del miércoles en la zona oeste de Rosario, sea sometido a audiencia imputativa.

Relato de la fuga
Para basar su acusación, el fiscal Franco Carbone les atribuyó a Joel Rojas, Sergio Cañete y Antonio Schmittlein que a las 17:10 del domingo 27 de junio, se evadieron de la cárcel de Piñero junto a Claudio Mansilla, Alejandro Candia, Martin Cartelli, Daniel Piscione, y Ezequiel Romero (quien se entregó en la tarde del miércoles), “formando parte de un plan común y previamente organizado, contando para ello con el apoyo externo de un número de personas aún no identificadas”.
También indicó que “un grupo conformado por al menos cuatro personas (entre los que se encontraban dos hombres aún no identificados y Walter Soraire, fallecido en el lugar), que vestían con pasamontañas, capuchas, y al menos uno de ellos con una máscara de utilería tipo de goma, se trasladaron en el vehículo marca Peugeot negro, hasta las inmediaciones del complejo penitenciario, estacionando en el camino rural que bordea el lugar”.
El fiscal relató que una de esas personas se quedó en el en el asiento del conductor con las puertas y el baúl abierto, mientras que Soraire y los dos restantes perforaron el cerco perimetral de la cárcel con una máquina amoladora.
Cuando entraron en el perímetro del penal, en el espacio denominado «camino patrulla», estas personas, que portaban un revólver, una pistola ametralladora FMK3 calibre 9 mm, una pistola calibre 380 y una pistola calibre 11.25, comenzaron a disparar contra los empleados penitenciarios de seguridad externa que se encontraban apostados en las garitas de seguridad. Luego de recorrer casi 200 metros (y tras haber sobrepasado cuatro de garitas de seguridad), se apostaron debajo de la garita 5 del Módulo D, y “mientras dos de ellos continuaban efectuando disparos contra el personal policial, el restante realizó un corte con la amoladora en otros dos cercos del tejido alambrado.
Mientras esto ocurría, los internos Rojas, Cañete, Schmittlein, Mansilla, Candia, Cartelli, Piscione, y Romero., se encontraban en el patio del pabellón 14 del Módulo D, en el que estaban alojados, y comenzaron a lanzar elementos contundentes al efectivo de la garita 5 y realizaron un corte en el cerco metálico para poder salir del patio, “uniéndose al grupo de personas que continuaban efectuando disparos hacia el personal penitenciario”.
“A raíz del enfrentamiento producido con el personal policial, a un metro aproximadamente del cerco perimetral, recibió un disparo –en circunstancias que son materia de investigación–, y resultó fallecido Walter Soraire (quién entre sus prendas tenía un cargador con al menos municiones calibre 9 mm), en tanto que las restantes personas continuaron su huida hacia el exterior de la unidad penitenciaria, tomando uno de los internos el arma de fuego de Soraire y otro de los internos una pistola provista por quiénes habían ingresado armados, continuando su fuga bordeando el cordón, atravesando el campo hasta egresar de dicha unidad”, siguió relatando el fiscal.
Luego se subieron al vehículo en el que se habían conducido al lugar, y se dieron a la fuga por el camino rural, arrojando clavos “miguelitos” en distintos en la zona del cruce de las rutas provincial 14 y A012, para procurar su huida.
Otros siete internos que estaban por evadirse lograron ser detenidos por personal policial y penitenciario.

Los prófugos
Por el momento siguen sin ser recapturados 4 de los 8 evadidos. Uno de ellos es Claudio Javier “Morocho” Mansilla, quien se sospecha que fue el organizador de la fuga y estaba transitando un juicio oral y público por doble homicidio agravado, ocurridos en septiembre de 2018 en Villa Banana; Alejandro Andrés Candia, quien estaba detenido por robo calificado y agravado (había participado de la fuga de un minibús que los trasladaba a Coronda, hace poco más de 2 años, en un confuso episodio registrado sobre la autopista Rosario-Santa Fe, a la altura de Granadero Baigorria); Daniel David Piscione, quien estaba preso por robo calificado y cumplía condena de 8 años y 9 meses de prisión y Martín Alejandro Cartelli, de quien no se dieron mayores datos.


Compartir en:

redaccion@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.