HomeVenado TuertoINSTITUTO MUNICIPAL DE SALUD Y CONVIVENCIA ANIMAL

Imusca y la tarea de fomentar la tenencia responsable de animales de compañía

El Instituto Municipal de Salud y Convivencia Animal fue creado con el objetivo de "mediar" entre vecinos en conflictos alcanzados por las ordenanzas municipales vigentes. En lo que va del año, debieron acudir a 592 asistencias directas, y el doble de intervenciones administrativas. Además, desde el dispensario canino, llevan realizadas 1403 castraciones y 2700 vacunas antirrábicas aplicadas. 

Compartir en:

La tenencia de animales de compañía es uno de los mayores causantes de conflictos entre vecinos. El Instituto Municipal de Salud y Convivencia Animal (Imusca), es el área específica del gobierno de la ciudad surgida ante las necesidades de abordar diferentes temáticas del vínculo humano-animal desde perspectivas sociosanitarias; comportamentales; preventivas; del bienestar animal y derechos y obligaciones que corresponden a la tenencia responsable de animales de compañía y que constituyen hábitos ciudadanos. “Se genera es

ta área para poder dar herramientas posibles para lograr estos objetivos de una convivencia responsable y cuidado responsable de los animales”, especificó a Sur24 la directora del Imusca, Inés Carusillo.

El área tiene tres ejes bien delimitados. En primer lugar está el Dispensario Canino Municipal que es la Unidad Sanitaria Ejecutora, ubicada en Monteagudo 550; luego está la oficina del Imusca que es donde se realiza la recepción de reclamos, denuncias, consultas, etc. que está en calle Casey 565 y el tercer eje es el de Educación y Difusión.

“El Imusca actúa como mediador entre vecinos, en situaciones que puedan ser abordadas por el Municipio desde las ordenanzas vigentes”, explicó Carusillo, añadiendo que “algunas acciones podrían ser directamente denunciadas a fiscalía o la policía porque incurren en infracción a leyes nacionales o provinciales, como el maltrato animal, galgos, etc. Imusca interviene en cuestiones que hacen a la convivencia entre vecinos. Lamentablemente hoy en día mucha gente no puede resolver sus conflictos o no acepta sus responsabilidades en la tenencia de animales de compañía”.

Además, el Imusca también realiza otras tareas interinstitucionales con la División canes de la URVIII; Refugio Canino de Venado Tuerto y el Programa de Recuperación de Rapaces.

 

Dispensario Canino

El Dispensario Canino, ubicado en Monteagudo 550 brinda un servicio de castración de perros y gatos diario y sin costo, con el aporte autónomo de la Municipalidad de Venado Tuerto. “Los venadenses son los que aportan para que este servicio este diariamente presente en la ciudad. Es un beneficio muy grande que no todas las localidades pueden tener. Contamos con dos equipos cada uno con un profesional a la cabeza, asistentes de cirugía y administrativos”, esgrimió la directora del Imusca.

En el caso de los perros, además de la castración se realiza una identificación y se pasan todos los datos, que quedan en el registro municipal de gestión “de esta manera podemos tener los datos precisos de donde viene cada animal que es esterilizado en la ciudad, quien es su propietario y una fotografía de la mascota para su identificación”, enfatizó la médica veterinaria.

“El dispensario Canino Municipal es el receptor de aquellas situaciones de asistencia, incluso cirugías especiales que de otra manera no se podrían realizar. También tiene un rol en la observación de un animal mordedor que no tiene hogar conocido o el retiro de animales que por alguna causa ocasionaron un incidente y tienen que ser aislados. En esto toma un rol preponderante la salud pública por las mordeduras y hoy más que nunca por la prevención de la enfermedad de rabia; está corroborado que el virus rábico circula libremente y que la única manera de prevenirlo es la vacunación y evitando el contacto con animales silvestres principalmente murciélagos y hacer la vigilancia epidemiológica de toda persona mordida y todo animal mordedor”, subrayó Inés Carusillo.

Reclamos y actuaciones

La oficina del Instituto Municipal de Salud y Convivencia Animal, ubicada en Casey 565 cuenta con inspectores para acudir a las denuncias y reclamos, además de ser quienes realizan las notificaciones en caso de corresponder y una administración que recepciona los llamados.

“A lo largo y a lo ancho de la ciudad varían el tipo de reclamos y el tipo de tolerancia a ciertas situaciones. Muchas veces, lo que no se tolera en ciertas áreas de Venado en otras, es lo más común que suceda, como es la permanencia de animales en la vía pública”, admitió Carusillo.

En lo que va del año, Imusca debió acudir a 592 asistencias directas, 21 mordeduras, 42 intervenciones en ataque de perro a perro, 60 denuncias por posibles maltratos, 27 rescates, 207 atenciones sanitarias, 51 reclamos por molestias; 26 denuncias por perros peligrosos, 103 animales en la vía pública con dueño; 37 abandonos, 38 capturas de perras en celo en la vía pública y 9 animales dados en adopción. “El doble del número de asistencias directas tenemos el doble o el triple en notificaciones, visitas a los propietarios, avisos por reclamos”.

 

Dispensario canino

1403 castraciones.

2760 vacunas antirrábicas aplicadas.

592 asistencias directas.

Orejas verdes

El programa Orejas Verdes implementado por el Imusca consiste en llevar a los barrios el mismo servicio que brinda el dispensario canino en una versión móvil. Sobre este programa, Carusillo amplió: “Cuando disponemos de el móvil quirúrgico del senador Lisandro Enrico nos instalamos durante varios días en distintos barrios de la ciudad y ahí se realizan castraciones, vacunación antirrábica algunas veces asistencia simple como puede ser una parasitosis externa”.

Eje educativo

Una de las acciones fundamentales que lleva adelante el Imusca es el de educación y prevención. Para ellos, el Instituto Municipal actúa en eventos con actividades de difusión y prevención y mediante charlas en las escuelas, con el objetivo de inculcar en todos los niveles educativos conciencia en cuanto a la tenencia responsable de animales de compañía y prevención ante posibles mordeduras.

“El que más me apasiona en lo personal es el Eje Educativo, que es poder compartir todos los conceptos en cuanto a la convivencia y tenencia de los animales. Yo creo que como humanos tenemos la posibilidad de elegir la convivencia con animales de compañía que se adaptan a nuestras formas de vivir y que se hacen parte de la familia. En esto la educación y prevención son ejes fundamentales que se han visto afectados en esta época de pandemia”, aseguró la médica veterinaria Inés Carusillo.

La pandemia vio los esfuerzos educativos aletargados pro la ausencia de presencialidad en las escuelas y la falta de eventos públicos, aunque en la virtualidad también lograron encontrar un espacio para llevar a cabo algunas acciones en ese sentido: “Hemos podido contar con la comunicación permanente a través de los canales oficiales del gobierno y el trabajo de prevención por mordeduras en niños, que lo hemos realizado con la Dirección de Educación municipal, con la coordinación de los Jardines Maternales del Municipio que han hecho un trabajo excelente”, sentenció la directora del Imusca.

NOTA PUBLICADA EN LA EDICIÓN IMPRESA DEL LUNES 6 DE JULIO


Compartir en:

jpavia@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.