Inversiones, gestión y la creación de una Comisión de Seguimiento Permanente, las claves de la provincia para enfrentar la bajante histórica del Paraná

Desde los ministerios de Infraestructura y de Ambiente y Cambio Climático, junto a la empresa Aguas Santafesinas, se brindaron detalles sobre la estrategia provincial para afrontar la bajante histórica y sostenida de todo el sistema del río Paraná.

Compartir en:

Las ministras de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat (MISPyH), Silvina Frana y de Ambiente y Cambio Climático, Érika Gonnet, acompañadas del presidente del directorio de Aguas Santafesinas, Hugo Morzán, anunciaron la formación de la “Comisión de seguimiento de bajante extraordinaria del Río Paraná”, creada por la Resolución N.º 545, ante el complejo escenario hídrico que actualmente aqueja a la región.

“Todos sabemos que estamos frente a una bajante del río, que es histórica, que no registra antecedentes en los últimos 50 años. En consecuencia, ya desde el año 2020, desde la Secretaria de Empresas y Servicios Públicos, y ASSA se vienen realizando acciones concretas para contrarrestar los efectos de esta bajante”, sostuvo Frana.

“En este sentido, y atentos a que la situación se agravó durante este año, hemos tomado la iniciativa como Ministerio, de ponernos al frente del problema y convocar a distintos actores, a los efectos de conformar una “Comisión de seguimiento de bajante extraordinaria del Río Paraná”. Por lo tanto, a través de la Resolución N.º 545 del MISPyH se tomó esta iniciativa, que estará integrada por representantes el Ministerio de Ambiente y Cambio Climático, ASSA, ENRESS, Protección Civil, el INA y las universidades UTN, UNL, UNR. Y a medida que esta comisión comience a funcionar, se irá ampliando la convocatoria, a los efectos de que no quede ningún sector o aspecto sin contemplar, en esta situación extraordinaria que requiere de acciones extraordinarias”, finalizó la ministra.

Por su parte, Érika Gonnet recordó la difícil situación que se viene atravesando desde 2020, con los incendios en el delta del Paraná y en otras zonas de la costa santafesina. “Todo está relacionado con las consecuencias del cambio climático, por eso es tan importante la acción climática, poder organizarnos. Esta Resolución que contempla un trabajo interministerial, es fundamental para poder paliar las consecuencias que hoy estamos padeciendo. Pero lo que hoy nos pasa, también es producto de muchísimos años de no replantearnos nuestras prácticas, nuestra manera de producir, de cómo nos relacionamos con nuestra naturaleza y con nuestro ambiente. Y en definitiva, las consecuencias del cambio climático, las padecemos todos, pero por sobre todo las poblaciones más vulnerables”.

Finalmente, Gonnet remarcó la importancia de tomar conciencia acerca del uso responsable del agua y los recursos naturales: “En este sentido, también debemos hacer un llamado a la manera en que consumimos estos bienes comunes, que ya no son recursos, porque queda demostrado que se agotan. Son bienes de todos y entre todos tenemos que aprender a cuidarlos para poder salir de estas situaciones”.

A su turno, Hugo Morzán explicó el trabajo y las gestiones que desde ASSA se viene desarrollando para enfrentar la bajante histórica: “desde la empresa hoy podemos hacer frente a esta situación por la fuerte inversión que viene realizando el gobierno provincial, que entre 2020 y lo que va de este año ya superó los 450 millones de pesos, posibilita que Aguas Santafesinas tenga operativas sus siete tomas de agua superficial”.

“Naturalmente, venimos trabajando para prever lo que puede suceder y tomando en consideración que estamos no solamente frente a esta situación especial, sino que prontamente tendremos la vuelta de las altas temperaturas que generan mayores consumos y que naturalmente requieren un mayor esfuerzo por parte de nuestras plantas”, explicó.

Las tomas
Luego Morzán se refirió al trabajo que se viene haciendo en las diferentes tomas: “En la ciudad de Santa Fe tenemos dos tomas importantes, la toma sobre el Río Colastiné y la toma Hernández. Nosotros venimos trabajando ya con la colocación de bombas adicionales sumergibles, analizando la colocación de pontones, en el caso de que el río vaya por debajo del metro en la ciudad, para de esta manera, poder lograr la captación de agua necesaria y proveer el agua potable a la ciudadanía. En Rosario, también estamos trabajando con bombas sobre los pontones, de manera tal que podamos ir haciendo frente a esta circunstancia tan particular”, finalizó.

Gestiones
El presidente de Assa, indicó que desde el Ministerio de infraestructura se está gestionando ante el gobierno nacional, los recursos que permitan hacer frente a estas situaciones extraordinarias. “Estamos hablando con Nación para conseguir bombas que superan los 5000 metros cúbicos hora, son equipos de gran porte, que requieren tiempo de instalación. Con lo cual, el trabajo en conjunto que nos estamos dando no solamente con los organismos del gobierno provincial, sino también con las universidades y con el Instituto Nacional del Agua, van a permitir que naturalmente podamos hacer frente a esta situación histórica”.

Acciones implementadas y en curso
Aguas Santafesinas concretó y tiene en curso diversas acciones en plantas potabilizadoras que se abastecen del sistema río Paraná:

Reconquista: La puesta en marcha de la toma del nuevo Acueducto Reconquista permite asegurar la captación de agua. En la toma de la antigua planta se extendieron las cañerías de las bombas existentes en el muelle de captación.

Acueducto de la Costa (San José del Rincón): Se instalaron dos nuevas bombas sumergibles para asegurar captación, se realizan gestiones para instalar otra bomba de refuerzo y la construcción de una plataforma flotante para su ubicación más hacia el interior del curso de agua.

Santa Fe: Incremento de la capacidad de captación en la toma sobre el río Colastiné mediante la colocación de tres nuevas bombas, con el tendido de cañerías de transporte adicionales y línea de media tensión para la alimentación de energía; en tanto que sobre el río Santa Fe se recuperó y puso en funcionamiento una bomba de reserva y se prevé sumar nuevos equipos de acuerdo a las necesidades que se presenten.

Acueducto Centro Oeste (Planta Monje): Se puso en funcionamiento una nueva bomba en la toma sobre el río Coronda. Se reubicaron las bombas existentes para mantener su capacidad de captación. Se prevé la instalación de una cuarta bomba existente de back up de acuerdo a la evolución del escenario.

Rosario: Se reemplazó una de las grandes bombas que llevaba 60 años de funcionamiento por otra de última generación tecnológica. Se están instalando tres nuevas bombas suplementarias en una toma móvil adicional. En total la capacidad de captación se incrementa un 15 %.


Compartir en:

redaccion@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.