La escena emergente bajo la óptica de BRODA

El ciclo de sesiones musicales, promovido por Fango, Mariscal Media y Nymbus, comenzó su cuarta temporada poniendo nuevamente el acento en el carácter personal e intimista de sus realizaciones.

Compartir en:

Cristian Oliva (Mirador Provincial)

De manera similar a lo que ocurre con el cine, desde hace demasiados años se viene hablando de un crecimiento o renovación en la escena musical rosarina. La actualidad encuentra a los jóvenes apostando por un sonido distinto, en constante búsqueda, plagado de nuevos matices y lejano a las estructuras de antaño.

Los escasos espacios físicos donde volcar estas expresiones se vieron diezmados frente a una pandemia que afectó en demasía a casi todas las artes culturales. El fin de la misma lejos está de traer consigo la apertura de nuevos sitios, muy por el contrario, dejará al descubierto el numeroso cierre de muchos de ellos.

Por tales motivos, propuestas como las plasmadas por BRODA no deben sino agradecerse. El ciclo de sesiones de entregas musicales nació, aislamiento de por medio, con la intención de achicar distancias y acercarnos parte de esa escena emergente rosarina relegada.

BRODA llega tras la unión de las productoras locales Mariscal Media, Nymbus y Fango. Se reconoce ante todo como un espacio autogestivo e independiente cuya intención no es otra más que “elevar a lo más alto la escena emergente de la región”.

Existe en BRODA una clara intención de ampliar el alcance de la música independiente que, si bien es cierto que resuena por los circuitos alternativos, parece nunca encontrar un verdadero espacio de extensión.

El espacio conquistado es ahora virtual. A través del canal de YouTube/BRODA confluyen diversas colaboraciones y sesiones en vivo que se constituyeron rápidamente en experiencias únicas.

La propuesta audiovisual, acompañada por el trabajo de audio de Longplay Records, pone el acento en el carácter personal e intimista. Los artistas participantes ajenos a la prisión del mainstream, se destacan por hablar sinceramente a través de su música. “El pacto es con los artistas, pero también con el público: Rosario tiene data, y es hora de mostrarla”. Con sesiones audiovisuales, estos artistas y gestores buscan potenciar la propuesta artística de diferentes creadores de Rosario.

“El ciclo de sesiones es un fiel reflejo de cómo diferentes agentes de la cultura emergente se adaptaron, de manera conjunta y haciendo enormes esfuerzos, a la situación de emergencia cultural que sufre hoy nuestra escena”, sostienen sus productores.

El canal desde su creación, hace casi un año, cuenta con 18 sesiones producidas, 56 canciones, 49 artistas y 242 minutos de contenido original. Las sesiones se destacan por su diversidad sonora ya que han recogido géneros como el soul, rap, la electrónica, syntwave (electrónica influenciada por bandas sonoras de películas, música y videojuegos de la década de 1980) y el indie.

BRODA no percibe dinero de los músicos, solicitando como único requisito para participar del ciclo ceder los derechos de las obras con el fin de monetizar a través de las visualizaciones en YouTube. Es preciso mencionar que esas reproducciones son la única fuente de ingreso para los gestores, por ello se invita al público a que acompañe con la interacción en redes sociales. “Son necesarios espectadores activos, interactuar en redes, comprar un cafecito, comentar, compartir. Todo aporte es importante para visibilizar una escena que arde en ganas y deseos de seguir creando”, apuntan desde la gacetilla de prensa.

El pasado domingo 20 de junio inició su cuarta temporada con la premisa de mantener una frecuencia quincenal en el estreno de las sesiones. Desde su canal de YouTube se puede acceder al material ya publicado y suscribirse para seguir disfrutando de las sesiones que están por venir.

El colectivo, más allá de las áreas técnicas específicas, brinda trabajo a una decena de profesionales en materias diversas como maquillaje, iluminación, vestuario, comunicación y marketing.

A lo largo de este tiempo por el ciclo han desfilado artistas como Agustín Pérez (integrante de la movida groovera local en bandas como Cortito y Funky o Caliope), Nasir Catriel, Fasciolo, Mai Robledo, Ana Lola, China Roldán, Kavará, Fermín Sagarduy, Ani Bookx y Dez Moabit, Joako22, Amarú, Shanti, Joaqo Molina, Brunella, Manu Piró, Loli Renteria, Likuis, Suave Lomito, Mutu y Cinturón de Bonadeo.

La repercusión y relevancia de los envíos mucho le debe al compromiso y empuje de sus realizadores. Estos entienden las necesidades de un público del que indudablemente también forman parte. “Es entonces el under generando under, la solidaridad del colectivo abriendo las puertas para que otros, muchos otros puedan salir a la luz, puedan mostrar su talento, puedan llegar a quienes del otro lado bancan y acompañan cada sesión. BRODA lleva grabada a fuego la entrañable esencia de las noches rosarinas: trasmitir la hermandad, dejarse atravesar por el arte, sentir con todo el cuerpo y compartir el talento para que la cosa no acabe, para que entre tantas pálidas, resistir se vuelva viable”, expresan desde su gacetilla de prensa.

BRODA abre las puertas e invita a todas las bandas y solistas que quieran compartir su material a hacerlo a través de sus redes sociales.

El estreno de su cuarta temporada
El ciclo de sesiones musicales se vio nuevamente impulsado con el lanzamiento de su cuarta temporada. Apenas unos días antes, a través de un tráiler, el propio canal se encargó de mostrarnos un manojo de artistas interesantísimos y variados, que irán desembarcando a lo largo de estos meses.

La elegida para dar inicio a la nueva etapa fue “Chulimane”, rapera y trapera local que supo ganarse un caudal de seguidores por sus rimas reales y su actitud irreverente. La dupla creativa que conforman junto a Dagger, productor musical de La Chula, sacudió los sentidos de los visitantes.

BRODA va por más y el próximo domingo 04/07 a las 22 encenderá las pantallas con los ritmos electrónicos y futuristas de Señores Vuelan.

Los artistas
Chulimane

Chulimane es una joven rapera y trapera de la ciudad de Rosario. Forma parte de la primera generación de mujeres en el trap en Latinoamérica. Con colaboraciones con La Joaqui y Polvo de Ángel, Chuli se posiciona como una de las grandes exponentes del trap argento.

Desde el 2015 con la salida de “8POLVOS”, video de Trap Queens filmado en el Parque España, ya se podía notar que La Chula anda sin vueltas a la hora de rapear. Mostrarse real y sin cumplir estándares o roles fue lo que rápidamente llamó la atención hacia su carrera musical.

La cuarentena del 2020 no la detuvo, y en ese año volvió a la música después de un impasse, con la producción y beats de Dagger, quien la acompaña en esta sesión BRODA.

“E MIO” lanzado en 2020 ya supera las 200.00 reproducciones en plataformas, mientras que “TOY”, se encuentra alrededor de las 315.000. La última producción de Chuli, “KARI$IM4” salió en abril de este año: un EP de casi 10 minutos con beats picantes y letras implacables, producido enteramente por Dagger y masterizado por Frank Rous.

Señores Vuelan

Con influencias de la electrónica, la música disco, el funk y el indie entre otros géneros, Señores Vuelan se define por su capacidad de incitar al baile en un trance épico de sonidos precisos. El proyecto tiene como base la música, pero su impronta se extiende más allá de la sonoridad: realización audiovisual, fotografía, estilismo, son algunos de los condimentos que hacen a Señores Vuelan una de las bandas nuevas más prometedoras de la escena.

“Buscamos que cada experiencia generada, tanto desde la virtualidad como en un show en vivo, tenga un impacto sensorial y emocional, de carácter único y novedoso que lleve de viaje al espectador” plantean.

Formados en 2018, cuentan con un disco de estudio llamado “Space Pleasure” publicado de manera independiente en el 2020. El material se encuentra disponible -junto a otras delicias entre las cuales destacan las Yiró Sessions- en el canal de YouTube de la banda.


Compartir en:

redaccion@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.