HomeCulturaARTE CALLEJERO

La gesta del imponente mural de Messi desde adentro

Uno de los artistas que plasmó sobre la pared la impactante imagen del astro del fútbol mundial en el corazón del barrio donde nació el jugador del Barcelona contó el proceso de la obra más grande que se conoce hasta el momento en la provincia vinculada al rosarino. Ahora, van por más: pintarán un edificio de 70 metros ubicado a dos cuadras del Monumento a la Bandera.

Compartir en:

Rodrigo Pretto (Mirador Provincial)

Fueron ocho días de trabajo. Más de 65 horas con temperaturas bajo cero en medio de la última ola de frío que invadió al país. Artistas apasionados dejaron una huella monumental en el corazón del lugar que vio crecer a Lionel Messi: plasmaron en la pared de un edificio una obra de 14 metros de alto por 8 metros de ancho con una impactante imagen del astro del fútbol mundial. El mural es el más grande en altura hecho hasta el momento en la provincia de Santa Fe. Bajo el nombre “De otra galaxia y de mi barrio”, la figura del rosarino erige como un Dios en pleno barrio La Bajada de su ciudad natal. “Es la primera etapa de un proyecto que culminará con una segunda fase sobre una torre de 24 pisos a pocos metros del Monumento a la Bandera”, contó Lisandro Urteaga, uno de los santafesinos hacedores de la pintura.

La Bajada está cambiada. La infraestructura que se impone frente a la escuela a la que asistió Messi de pequeño ya no luce igual. La enorme figura del futbolista de la selección argentina tiñe de color el ambiente y le da un toque distintivo entre la solemne ciudad de Rosario. “No se conoce un mural tan grande de Lionel en la provincia. Además, está anclado en el barrio, donde nace y se cría”, contó con orgullo Urteaga.

La gesta de la mega obra tiene el origen en Monje, a principios de año, cuando un grupo de artistas santafesinos, marplatenses y entrerrianos -quienes desarrollaron la gigantografía- compartieron un encuentro de muralistas. “En ese momento surgió la idea. Sabíamos que en el barrio existían antecedentes de trabajos sobre Messi cuando se casó y en la previa del Mundial 2018. Somos todos muy futboleros, apasionados de esto”, recordó uno de los artífices de la obra.

Por eso, al momento de entrometerse en la aventura, eligieron el entorno de las calles emblemáticas que vieron al máximo referente del fútbol mundial dar sus primeros pasos con la pelota. “Entendimos que era el lugar ideal. Pedimos permiso al consorcio del edificio para pintar la pared, no hubo oposición alguna. Recibimos mucha aceptación. Además, está ubicado frente a la escuela donde iba Lionel, algo tan significativo para todos los niños”.

La imagen de Messi en el centro de la escena asoma con la inmensidad que el rosarino demuestra dentro de las canchas partido a partido. Por debajo, un niño dominando una pelota. Y en los extremos un botín de potrero y el premio dorado que tantas veces levantó. Se trata del enfoque más humano del astro del fútbol. “El proyecto se denomina Común Messi. Entonces aparecen componentes vinculados a su esencia, a su bagaje, al barrio y la ciudad. El calzado de barrio, el de oro, el niño que dio sus primeros pasos con una pelota demostrando toda su picardía. Con los aportes de cada uno de nosotros se fue construyendo esta obra”, destacó Urteaga.

Asimismo, el muralista no pudo obviar la sorpresa captada diariamente mientras los pinceles le daban brillo a la gigantesca pared. “Era en todo momento, sobre todo cuando se empezó a ver el grueso de la obra. Cuando pasamos el 50 por ciento la gente no paraba de sacarse fotos. Es el fenómeno Messi. Fue increíble lo que se vivió en los últimos días”, contó orgulloso.

La trascendencia de la impactante imagen ya recorrió cada rincón del planeta. Y el mural, lógicamente, llegó a los ojos del mismísimo rosarino. Y si bien ninguno de los muralistas tiene el placer de conocer al astro del fútbol de manera personal, hubo saludos y reconocimiento de la familia y hasta del hombre del Barcelona. “Nos hicieron llegar los agradecimientos. Estamos felices. En cierta forma es una ofrenda, un regalo para él”, contó.

Un paso superador
Ahora se vendrá una segunda etapa del proyecto. El mural en el corazón del barrio La Bajada fue la primera fase y a partir del mes de septiembre comenzará la segunda y última parte. Se trata de otra obra, pero en un lugar neurálgico de la ciudad de Rosario y de dimensiones monstruosas. “Vamos a pintar un edificio de 24 pisos, tiene 70 metros de alto, y está a dos cuadras del Monumento a la Bandera. Este será el vuelo en el cielo de Messi, allá arriba para llegar a ser el mejor de todos. Ahí se retratará al jugador de la selección argentina, con la celeste y blanca”.

En la misma línea, Urteaga adelantó que el equipo ya tiene la idea general y falta una última pulida de la misma. Sólo resta ajustar los detalles específicos antes de plasmar en la gigante pared del edificio de 70 metros de alto.

De la obra de arte participaron Marlene Zuriaga, artista plástica y muralista oriunda de Paraná, Entre Ríos, y Lisandro “Lichi” Urteaga, artista, muralista y gestor cultural, actualmente radicado en Monje, provincia de Santa Fe. Por su parte Grupo Sismo está conformado por Fer Lerena y Massi Ledesma, artistas urbanos marplatenses.


Compartir en:

redaccion@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.