HomeProvincialesLa sucesora del venadense Carlos Castagnani al frente de CARSFE

Sara Gardiol: “En el campo las mujeres siempre tuvieron un papel importante”

La nueva titular de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (CARSFE) analizó los desafíos que tiene por delante: gremialismo, género, comunicación y libertad. Su mirada sobre la marcha del 9 de julio a San Nicolás.

Compartir en:

(Por Federico Aguer para Campo Litoral) Se autodefine como productora agropecuaria, nacida en el campo. Cursó sus estudios en Rosario y volvió, como Contadora Nacional, a hacerse cargo de la empresa familiar. Dos veces titular de la Sociedad Rural de Gálvez y hasta hace poco tesorera de CARSFE, la primera presidenta mujer de la entidad más extensa del agro santafesino habló con Campolitoral, y no se calló nada.

 

– ¿Cómo se involucró en el gremialismo rural?

– Siempre estuve mezclada con el campo, y en un momento, cuando faltó mi papá, me tuve que hacer cargo de la empresa. Entré al ruralismo en la Sociedad Rural de Gálvez por curiosidad, pero estoy agradecida porque me permitió hacer el camino del gremialismo despacito. Nunca tuve estas intenciones, pero se fueron dando. Entré a CARSFE de la mano de Carlos Castagnani con quien colaboré durante dos ejercicios.

 

– ¿Cómo influye el hecho que sea la primera mujer en acceder al liderazgo de la entidad?

– Es un puesto al que se llega si los demás consideran que estás capacitada. Seguramente hacia afuera se marcan como hitos, pero nuestra historia tiene varios ejemplos, como el caso de Zulema Merino de Sunchales. Somos una provincia con antecedentes en este tema. Eso no hace al género, porque si uno tiene buenas intenciones y está acompañado por buena gente, el puesto lo desempeña, porque en el campo siempre las mujeres tuvieron un papel importante. Soy hija de un matrimonio de productores: mi mamá y mi papá trabajaban juntos, mano a mano, y no me parece extraño que ahora una mujer esté a la cabeza de una entidad del sector, porque el cambio generacional hace que las mujeres se vean mucho más, pero siempre hubo mujeres a cargo de las empresas en el campo.

En los últimos años, las mujeres se han ido haciendo cargo, la mayoría se ha podido capacitar o independizar. Y la libertad individual te permite crecer. Eso hace que las mujeres tengan otra visión, otro mundo, otras expectativas. Mis padres me dieron siempre mucha libertad pero tenía que saber manejarla. Padres con apertura permitieron que las mujeres salgan adelante.

 

– ¿Ser mujer le puede aportar una mirada distinta a la conducción de la entidad?

– Creo que desde el punto de vista gremial y de la acción en la defensa del sector es igual, aunque quizás tengamos una manera de enfrentar, o de decir, o de hacer distinta, pero que es propia de la formación de las mujeres. Creo que sabemos más cuando poner el paño frío y acomodar a la gente. Somos las que organizamos una casa. Sabemos cuándo decir las cosas, somos más intuitivas y eso nos permite ver desde qué lado podemos resolver los problemas, y al tener otra profesión podemos tener otras miradas. Pero no estoy sola, es una experiencia en la que vamos a ir caminando juntos.

 

– Cuáles son los temas más urgentes para la entidad?

– Tenemos que mejorar la comunicación, para saber transmitir. Mejorar el proceso de integración, entender porqué no nos escuchan. Hoy la gente habla y no escucha. Por eso creo que debemos ser pacientes en ese aspecto y desmitificar algunas cosas del campo que no son realidad, son cuentos. El impacto del clima, y muchos otros factores configuran una realidad difícil, tanto como la de cualquiera que se tiene que levantar bien temprano para ir a trabajar. Pero con respecto al campo, a veces se ve el resultado pero no el proceso, y eso es lo que no sabemos transmitir. El campo son procesos que tienen vida.

 

-¿Cuál va a ser el estilo de conducción: duro o dialoguista?

– CARSFE tiene una esencia: ir a pelear no sirve, tenemos que hablar, dialogar, entender, acceder a los lugares que nos permitan y que entiendan lo que nosotros decimos, tenemos que provocar que nos escuchen. Fomentar los debates internos en la entidad para llevar ese criterio hacia afuera, con un diálogo permanente.

 

– ¿Y cuáles son las urgencias tranqueras hacia afuera, en relación con la política y con la Mesa de Enlace Provincial?

– Tenemos un desafío por delante por una situación que es compleja, aunque no difícil de resolver: no hay acción política hacia las problemáticas del sector, es una pena porque no escuchan, no quieren entender o no entienden lo que estamos diciendo. Nuestro mensaje es: déjennos trabajar. Nosotros no le decimos a los políticos lo que tienen que hacer.

Vamos a seguir trabajando en forma conjunta con la Mesa de Enlace a través de temas tributarios, en los reclamos al gobierno provincial, etc. Tenemos muy buen diálogo con ellos y hablamos el mismo idioma. Tenemos los mismos objetivos: defender el sector para que no le pongan trabas.

 

-¿Qué opinión tiene de la marcha del 9 de Julio, ya que la Mesa de Enlace provincial se manifestó al respecto?

– El 9 de julio será un hecho histórico. Ya de por sí es una fecha que nos marca, porque es la ruptura desde el punto de vista histórico. Y será un hecho donde el sector tiene que acompañar como un sector más a quienes hoy están en situaciones muy complicadas. El reclamo pasa por defender la educación, el respeto, la salud y la justicia, pero básicamente defender los derechos del ciudadano, que no se sean avasallados.

Estamos diciendo que vamos a ir a los actos y estamos invitando, pero a la vez dejando en libertad de acción para que cada uno vaya al lugar que quiera donde se sienta más cómodo, solo sugerimos llevar una bandera, porque somos el acompañamiento de la sociedad. El campo fue el que inició el movimiento, pero hoy en el país hay mucha gente que está mucho peor que nosotros.

Tenemos que defender a nuestros empleados, que nos ayudan a las empresas a subsistir, nunca hay que olvidarse de quien te da la mano para trabajar.

Finalmente, cuando conformé la nueva Comisión Directiva, los nombres se me vinieron solos a la mente. Creo que es importante que los jóvenes estén el lugares directivos, porque les toca a ellos en la próxima etapa, y van a poder generar su experiencia, los más experimentados aportaremos un poco más de tranquilidad, experiencia y conocimiento, y los jóvenes el ímpetu. Pero estoy muy contenta por sus condiciones, y porque son buenas personas. Estoy tranquila, me siento que estoy bien rodeada y contenida para enfrentar lo que viene.


Compartir en:

redaccion@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.