HomeProvincialesEn el Gran Rosario

Todas las plantas aceiteras del Gran Rosario están bloqueadas por un paro de la UOCRA

El sindicato de la construcción, que realiza tareas en las plantas de los puertos del Gran Rosario, bloquea el trabajo en las terminales por un reclamo salarial. Piden un ingreso extra por sus labores.

Compartir en:

La UOCRA, sindicato que agrupa a obreros de la construcción, realiza este miércoles un paro por tiempo indeterminado con piquetes a las plantas aceiteras del Gran Rosario. Esta medida afecta a las empresas radicadas que trabajan y exportan desde esta zona de la provincia.

Carlos Vergara, secretario general de UOCRA (Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina) Rosario, confirmó a El Litoral que están todas cerradas las entradas a todas las aceiteras. Están todas bloqueadas por este gremio. Esto implica un problema más para las firmas que tienen un rol fundamental en la economía de Argentina.

Los obreros de la construcción realizan de manera regular diversos trabajos en las grandes plantas del complejo agroexportador como montajes, mantenimiento, las llamadas parada de planta, arreglos. La retribución por estas tareas se negocia con la UOCRA. El sindicato exige que esta sea mayor. “Más allá de lo que gana un trabajador se pide un premio de parada de planta que son 40, 45 días en que los trabajadores trabajan 12, 14 horas por día. Pedimos un premio que no voy a decir el monto. No voy a levantar falsas expectativas porque lo que queremos es discutir”, dijo Vergara. “La inflación es abrupta en este país. Cada aumento lo absorbe la inflación. Entonces el trabajador no nota nunca la diferencia. Siempre gana lo mismo”, afirmó el sindicalista.

Carlos Vergara aseguró que su gremio está dispuesta al diálogo para obtener el premio que reclaman. “La empresa no tiene el mismo presupuesto que hace dos años. No podemos tener el mismo acuerdo”, expresó. Del lado de los trabajadores hay acatamiento a las medidas de fuerzas que ha tomado la UOCRA. El sindicato de los aceiteros, afectado por esto, también apoya el paro. En caso de establecerse una conciliación obligatoria, el sindicato de la construcción está dispuesto a acatarla. “Es la única manera de sentarse y charlar. Si no da resultado, seguiremos”, manifestó el dirigente. Pidió que dentro de las conversaciones también esté el sector político: “No puede estar exenta la política de la negociación”.

“Han ganado mucho dinero las cerealeras y me parece bien que lo hagan. Me parece bien pedir una retribución salarial un poco más justa para nosotros y nuestras familias”, agregó el sindicalista.

Mirador Provincial


Compartir en:

redaccion@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.