HomeVenado TuertoFalleció en una persecución policial

Video: a un año de su muerte, familiares y amigos de Lucas Cabral siguen pidiendo justicia

A un año de la muerte del joven Lucas Cabral en una persecución policial desenfrenada y absurda por las calles venadenses, familiares y amigos siguen reclamando justicia.

Compartir en:

Ayer se cumplió un año de la muerte del joven Lucas Cabral, un venadense de 22 años de edad fallecido el 25 de julio del año pasado luego de colisionar con su motocicleta contra un patrullero en Chile y Cabral, en momentos en que era perseguido por los efectivos policiales en circunstancias aún no del todo claras.

A pesar de los peritajes realizados y el relato de quienes estaban esa noche con Lucas, hasta el momento, la causa no tuvo demasiadas novedades y tanto la familia como sus amigos siguen reclamando justicia.

Con motivo de haberse cumplido un año del fatal desenlace, ayer se reunió un buen número de personas frente a la casa de la familia de Lucas para pedir justicia.

Por la noche, la familia de Lucas Cabral subió un video a las redes sociales agradeciendo a todas las personas que acompañan la lucha y su inagotable pedido de justicia.

El hecho

Todo comenzó en las últimas horas del sábado 25 de julio del 2020, cuando Lucas pasó al lado de un patrullero y no acató la orden de detener su marcha, por temor a que le quiten el rodado. A partir de ahí comenzó una persecución a gran velocidad que contó con varios móviles y por algunas calles en contramano.

Al llegar a la intersección de calle Chile y Falucho, en el sureste de la ciudad, un patrullero se le cruzó en el camino para detener la marcha y el joven lo colisionó con su moto.

Inmediatamente, fue trasladado al hospital con fractura de cráneo y su estado siempre fue grave. De hecho, era asistido mecánicamente y con respirador.

Una vez conocida la confirmación de su fallecimiento, el martes 28 por la tarde familiares y amigos protagonizaron una marcha de protesta y denunciaron que se trató de un “asesinato”. Hubo enfrentamientos entre manifestantes y la policía.

Mientras tanto, en la madrugada del miércoles siguiente se realizó el proceso de ablación de órganos y tejidos del cuerpo del joven, por parte del Centro Único de Donación, Ablación e Implante de Órganos (CUDAIO).

El policía que manejaba el patrullero, perteneciente al Comando Radioeléctrico, fue apartado de las tareas que venía desarrollando y el móvil que usaba quedó secuestrado.


Compartir en:

jpavia@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.