HomeVenado TuertoCASI UNA SEMANA DE DESBORDE CLÍNICO

El Hospital Gutiérrez enfrenta el rebrote de la “segunda ola” con camas al límite

Como ya había pasado en el peor momento de la pandemia, el Hospital regional vuelve a ser el centro de repercusión y visibilidad de lo más crudo del Covid-19: pacientes graves a causa del virus. Este último rebrote, originado en las grandes ciudades y desencadenado en poblaciones más pequeñas, afectando principalmente a Sancti Spiritu, Amenábar y Lazzarino, llevó a que la situación sanitaria del sur sur vuelva a estar en la mira.

Compartir en:

El avance del Covid-19 en nuestro sur provincial ha variado exponencialmente respecto a gran parte de la provincia, e incluso el país. “Un rebrote dentro de la segunda ola”, lo calificó el médico director del Hospital Gutiérrez, Daniel Alzari, quien expuso que este desborde de contagios llevó a una mayor ocupación de camas, tanto en sala común, como de cuidados intensivos, hasta el punto tal que desde martes hasta ayer solo hubo una cama libre en UTI Covid.

La zona más afectada ha sido la franja que abarca Venado Tuerto hasta Rufino, donde las comunas de Amenábar, Sancti Spiritu y Lazzarino sufrieron las consecuencias de estar rodeadas y depender de las dos grandes ciudades. Fuera de este circuito, también Firmat mostró en los últimos días un repunte de casos.

En el caso de Sancti Spiritu y Amenábar, fueron las localidades que, a 10 minutos una de la otra, decidieron tomar medidas e imponer restricciones para que los contagios cedieran. Lazzarino adoptó igual actitud casi al mismo tiempo.

Decisión difícil

Así describió el presidente comunal de Sancti Spiritu, César Bainotti, el pedido de suspender las clases por dos semanas ante el rebrote de casos positivos en su distrito.

“Nunca en mi vida pensé tener que solicitar esto, pero fue una decisión consensuada con los directivos de las escuelas”, detalló sobre su nota elevada a la Región VII de Educación, y que hasta el cierre de esta edición no había obtenido respuesta. Las medidas tendientes a frenar el avance del Covid en Sancti Spiritu se extenderán hasta el próximo 8 de agosto.

“Las escuelas de Sancti Spiritu no están ajenas a esta situación. Todas sufren un gran porcentaje de ausencia de alumnos. Una de las escuelas primarias cuenta con dos burbujas aisladas, al menos cinco docentes aislados, además de niños de diferentes cursos aislados por contacto estrecho de su familia”, puede leerse en la carta enviada al director regional de Educación, Sebastián Roma, para suspender las clases desde el 30 de julio y por un lapso de 14 días.

Este pedido también lo hizo Amsafe General López, el pasado 26 de julio, e incluía también a Lazzarino y Amenábar. “Se está monitoreando la situación”, dijo Roma al ser consultado sobre ambas solicitudes.

Hasta este sábado, Sancti Spiritu tenía 41 casos activos, pero llegó a contar con 72 vecinos contagiados el último 23 de julio, lo que llevó días después al retroceso de fase.

Entre los afectados por este rebrote también está el propio Bainotti, luego de un viaje a Santa Fe: “Presenté síntomas de resfrío, me fui a hisopar y di positivo para Covid”, contaba, añadiendo que pese a recibir el alta el viernes pasado, se quedará aislado en su domicilio hasta hoy o mañana.

Respecto a la brusca suba de casos, el jefe comunal describió: “Han aumentado por varios motivos, uno es que empezamos a testear más, lo otro es que la gente se empezó a relajar, ya teníamos una vida casi normal”.

Y agregó que la otra razón es que “somos pueblos satélites de Venado y Rufino. Amenábar y Sancti Spiritu estamos muy conectados, al igual que con Lazzarino y Aarón Castellanos. Dependemos comercial y médicamente de las ciudades. La única forma de evitar ese movimiento de gente de un lugar a otro sería cerrar las entradas, como en 2020, pero es algo que no volvería a hacer”.

Dolor en Amenábar

Al aumento de casos, la localidad de 2.500 habitantes también tiene que sumarle lamentables pérdidas de vidas humanas. Y es que en dos semanas, Amenábar sufrió tres muertes a causa del Covid-19, la última fue una mujer de 36 años, el sábado a la madrugada. “Esto nos golpea muy fuerte como sociedad porque nos conocemos todos”, manifestó con pesar el presidente comunal Gustavo Zaldo, al señalar que la joven víctima de esta enfermedad, que era docente y falleció en un sanatorio de Rosario, era hija de la primera mujer (62 años) que murió por el virus durante este pico de contagios; tiempo después, también el coronavirus se cobró la vida del doctor Juan Carlos Maggi (68 años). Y hasta el momento permanece internado en el Hospital de Venado Tuerto un joven de dicha localidad.

Testeos en Amenábar.

“Estábamos bien respecto a contagios, con registros bajos, inclusive cuando en la región estaban teniendo muchos casos. Y en estos últimos 25 días progresivamente pasamos de ningún positivo a 23 en una semana, y lo preocupante fue que aparecieron casos de riesgo en personas con comorbilidades”, relataba el jefe comunal.

Ante este avance, la localidad decidió el pasado 23 de julio restringir actividades sociales y comerciales, en principio por una semana y luego se extendió hasta este lunes.

Al cierre de esta edición, la comuna sureña reportaba que tenía 13 vecinos con la enfermedad activa y el último viernes personal de la Dirección Regional de Salud llegó a la localidad para hacer testeos gratuitos, detectando seis contagios.

“Las restricciones tomadas fueron decididas en común acuerdo. Además, desde la Escuela Primaria se comunicaron con la Región VII para subdividir las burbujas en la presencialidad escolar”, explicaba Zaldo.

Sobre la causa de estos saltos en medio de esta segunda ola de la pandemia, al igual que Bainotti, entendió que por ser una zona muy conectada a las grandes urbes, cuando empiezan a subir los casos en Venado o Rufino, y es mayor la circulación de gente, esto se refleja en las localidades “satélites”.

El viernes, cuando el director regional de Salud, Pedro Bustos, se acercó a la localidad por los testeos, Zaldo le planteó que “en el futuro habrá que ver cómo tomar las medidas restrictivas, porque creo que deben ser zonales o departamentales. Cuando en la provincia había muchos casos y acá no, tuvimos que cerrar igual, y hoy que es al revés, restringimos igual”.

Interconectados

A la par de lo decidido en Amenábar, en la vecina comunidad de Lazzarino, el 23 de julio, y a raíz de testeos masivos, surgió que 12 personas presentaban el virus en la localidad de menos de medio millar de habitantes, lo que llevó a las autoridades a suspender algunas actividades.

En esta línea de pueblos interconectados de la ruta 33, sobresale la dependencia que tienen con las grandes ciudades que los circundan. Rufino, por ejemplo, desde fines de junio comenzó con un incremento en los positivos diarios, llegando a tener el último 28 de julio un pico de 168 activos. Hasta este fin de semana, la ciudad registraba que 144 rufinenses transitaban la enfermedad.

Pero estas comunidades no solo dependen de Rufino por la cercanía sino que, como explicaron sus autoridades, gran parte de su vida diaria se concentra en Venado Tuerto, que hasta este sábado informaba que 566 personas cursaban la infección, con un pico de 111 casos el pasado martes 27.

Siguiendo por la 33, pero en el otro extremo, Firmat, desde mitad de mayo, empezó a tener una suba de contagios Covid, llegando a 215 infectados a principio de junio, y el último informe da cuenta de que la localidad administrada por Leonel Maximino registra 167 pacientes con la enfermedad.

Gutiérrez al límite

Teniendo en cuenta que el sur sur santafesino tiene como referencia el Hospital Gutiérrez, el repentino rebrote de casos Covid-19 en toda esta amplia zona hizo que la última semana el efector público volviera a tener sus camas al límite. Desde el pasado martes y hasta ayer domingo, la situación no variaba: solo una cama UTI Covid disponible.

Dr. Daniel Alzari.

Y fue el médico director Daniel Alzari quien detalló que “el lunes estábamos bien y el martes nos empezamos a complicar de manera exponencial”.

De cinco o seis plazas libres, a casi una semana del desborde, se mantenían igual. Lo mismo sucedía en sala común Covid, y remarcó Alzari que el área polivalente no estaba mejor. Hasta ayer había solo dos camas desocupadas en Terapia Intensiva.

“Es importante mencionar que tenemos muchos internados de Venado Tuerto en Terapia (50 por ciento) y en sala común un 80 por ciento son vecinos de la ciudad”, lo que refleja lo ocurrido los últimos días con la curva de casos en ascenso.

Como voz autorizada de la región para explicar el porqué de este repunte de contagios, el cirujano lo atribuyó “al movimiento de gente que se dio con los festejos futbolísticos (10 de julio), la celebración del Día del Amigo (semana del 20 de julio) y las vacaciones de invierno”.

En cuanto a los pacientes, comentó que los que permanecen en sala clínica “se están descompensando rápidamente”.

“Son neumonías bilaterales Covid severas, entre el 60 y 70 por ciento están con respirador y el resto con casco Helmet o ventilación mecánica no invasiva“, describió.

NOTA PUBLICADA EN EDICIÓN IMPRESA DE SUR24 DEL LUNES 2 DE AGOSTO


Compartir en:

mdiasfredes@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.