HomeNacionalesANTE LA PROFUNDIZACIÓN DEL CEPO CAMBIARIO

El plan de Martín Guzmán para atraer pesos y evitar que vayan al dólar

La estrategia de la cartera económica apunta a promover las inversiones en títulos en moneda local. Busca incrementar el financiamiento genuino al Tesoro y reducir la presión sobre el tipo de cambio paralelo.

Compartir en:

Aunque las restricciones se llevan buena parte de la atención del público, la estrategia oficial para controlar al dólar tiene otro eje, que es el impulso a los instrumentos en moneda local que ofrece el mercado de capitales. Con un cepo cada vez más ajustado e inyección de pesos permanente para financiar el déficit, Martín Guzmán y los suyos pusieron en marcha una estrategia oficial con tres ejes:

Asegurar la profundidad del mercado de deuda en pesos, es decir, que siempre haya compradores y vendedores. Incrementar la demanda de bonos del Tesoro por parte de los grandes inversores, como Fondos y bancos. Reducir el financiamiento del Banco Central (BCRA) al Tesoro y evitar que los pesos sobrantes se vuelquen los dólares paralelos.

Si bien no puede evitar la dolarización por cobertura preelectoral, el Gobierno trata de minimizarla. Sabe que es necesario bajar la impresión de billetes por parte del BCRA para que no presionen sobre la inflación y el tipo de cambio.

Sin embargo, hay gastos que cubrir y que el Tesoro no logra financiarlos completamente colocando deuda en el mercado. Por eso, el organismo que conduce Miguel Pesce ya debió girarle más de $710.000 millones al Tesoro en el año, con una fuerte aceleración desde mayo.

En esa línea, y luego de una mala licitación de deuda el Tesoro a principios de este mes, la Secretaría de Finanzas cambió el planteo para la colocación de este miércoles, con el objetivo de captar más pesos. Aunque no está dispuesta a subir las tasas, este miércoles aceptó ofrecer instrumentos de menor plazo para atraer fondos en moneda local. El menú incluyó por letras a descuento y ajustables por CER, así como un título a tasa fija que los bancos usan para inmovilizar capital.

Como resultado, obtuvo financiamiento por $94.800 millones y así consiguió un ratio de rollover (renovación) del 105,5% en lo que va del mes. Del total colocado, informaron desde el Ministerio de Economía el 90,4% fue en instrumentos a tasa fija y un 9,6% ajustable por CER. A su vez, el 40,3% del total licitado correspondió a instrumentos con vencimientos en el año 2022. La próxima licitación será el viernes 27 de agosto.

Al mismo tiempo, fuentes oficiales confirmaron a este medio que este jueves se lanza el programa de creadores de mercado, que apunta a darle mayor liquidez a la deuda en pesos. Se busca que los principales operadores se comprometan a mantener “puntas” de compra y venta disponible para los títulos públicos.

De esta manera, el resto de los inversores siempre podrá conseguir comprador o vendedor para su bono y, a la vez, se evitará la dispersión de precios. Ese fenómeno se da cuando hay pocas “puntas” para un determinado activo en el mercado, lo que complica la competencia por precio.

Ya se postularon los interesados en participar del programa de creadores de mercado, presentaron la documentación y el Ministerio de Economía evaluó la operatoria de los aspirantes. Concluidos esos pasos, se dará a conocer el listado de sociedades de Bolsa que cumplirán esa función.

Futuros sobre bonos

Otra medida que el Gobierno impulsó y empezó a funcionar esta semana es el mercado de futuros sobre bonos soberanos. Tanto MAE como MatbaRofex ya lo tienen disponible. Desde esta última plaza informaron que estarán disponibles los derivados sobre Letras a descuento (Ledes) y Letras en pesos a tasa variable (Lepase) emitidas por el Gobierno Nacional.

“El objetivo de estos nuevos productos es brindar una herramienta que mitigue el riesgo precio de dichas letras dando así mayor previsibilidad a los inversores naturales de las mismas, como la industria de Fondos Comunes de Inversión (FCI), tesorerías corporativas e individuos”, resaltó MatbaRofex.

Entre otras facilidades, los futuros posibilitan establecer un precio de compra en pesos contra entrega y asegurarse la disponibilidad de los títulos más demandados por el mercado. En el Gobierno reconocen que el mercado de futuros tardará un poco en arrancar a funcionar pero esperan que otorgue cobertura de tasas y reduzca la volatilidad de los instrumentos en moneda local.

Ayudas a Martín Guzmán

Por otra parte, la Comisión Nacional de Valores (CNV) también tomó una medida para ayudar al Tesoro a obtener financiamiento, ya que creó un nuevo tipo de FC abierto.

Se trata de un vehículo con un objeto especial, cuya cartera de inversión debe estar constituida al menos por un 55% de instrumentos de deuda pública nacional (adquiridos en la licitación primaria) con vencimiento menor o igual a un año. Así, el Tesoro se asegurará demanda de inversores institucionales cuando salga a buscar financiamiento vía títulos en el mercado.

“La resolución establece una estructura determinada para generar una mayor demanda en cada una de las licitaciones del Tesoro. Entendemos que al ser una categoría de fondos identificable la CNV, podría resultar más fácil para establecer diferentes incentivos, como posibles beneficios impositivos, o cualquier reglamentación con el objetivo de generar una mayor demanda de títulos soberanos de deuda en pesos y facilitar el financiamiento del Tesoro en el mercado doméstico”, explicó PPI.

Como referencia, la compañía indicó que hoy la industria de fondos supera los $2,6 billones de activos bajo administración y la mitad de ellos está en fondos de liquidez inmediata o money market. “Se entiende que estas medidas buscan rotar los flujos desde estos vehículos hacia esta nueva categoría de fondos o, al menos, un porcentaje de ellos”, afirmó PPI.

Otro regulador que tomó decisiones para ayudar al Tesoro fue el BCRA, que habilitó a las entidades financieras a computar como parte de sus encajes los bonos en moneda local con plazos de entre 180 y 450 días. Los encajes son una parte de los depósitos que los bancos deben inmovilizar con fines preventivos. Además, se comprometió a comprarle esos títulos a los bancos si necesitaran la liquidez.

“El propio BCRA reconoció en su último informe monetario mensual que la porción de los encajes integrada con títulos públicos distintos al TY22P [que ya se contabilizaba] cerró julio 2021 en torno a 2,1% de los depósitos totales en pesos. Dicha posición era nula al cierre de mayo 2021. Es decir, que esta fuente habría aportado financiamiento neto, estimando efecto por actualización CER, por unos $160.000 millones”, calculó Consultora Ledesma.

Con todo, las medidas se enfrentarán al escepticismo del mercado, que prefiere ser conservador y dolarizarse en la previa electoral. Las regulaciones cambiarias apuntan a frenar la demanda de divisas mientras el resto de las normas tratan de devolver atractivo a las inversiones en pesos, cuyos rendimientos, de todos modos, suelen estar por debajo de la inflación.


Compartir en:

redaccion@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.