HomeCulturaLA MÍTICA BANDA VUELVE A LOS ESCENARIOS EN SEPTIEMBRE

Hacia la pospandemia, mensajes positivos de Attaque 77

El grupo regresará a los escenarios para repasar sus más de 30 años de historia plasmados en el disco “Sesiones pandémicas”, registrado en un streaming realizado en 2020, y anticipará algunas canciones de un nuevo disco que verá la luz en las próximas semanas.

Compartir en:

Con la intención de “tirar un mensaje positivo” como principal premisa, Attaque 77 regresará a los escenarios el 3, 4 y 5 de septiembre, en el porteño Teatro Broadway, en donde repasará sus más de 30 años de historia plasmados en el disco “Sesiones pandémicas”, registrado en un streaming realizado el año pasado, y anticipará algunas canciones de un nuevo disco que verá la luz en las próximas semanas.

“Es muy importante dar un mensaje positivo, esperanzador. Un mensaje amoroso. Siento que hoy el desafío está más por ahí. Con la madurez uno va cambiando y yo estoy más interesado en tirar un mensaje de esperanza a la gente que de oscuridad”, dijo a Télam Mariano Martínez, guitarrista y cantante de la popular banda.

Y enfatizó: “Estamos hartos de las noticias, de ese bombardeo de que todo está mal, de toda esa negatividad. Estoy podrido de eso. Yo necesito estar enfocado en otra cosa. Y siento que todos estamos muy cansados de eso. Venimos de meses muy difíciles y es necesaria una señal de unidad, de ganas de laburar juntos. Es hora de que todos empecemos a trabajar para unir a esta sociedad que está tan enemistada, tan dividida”.

El músico explicó que ese espíritu atraviesa a las nuevas canciones del grupo, que estarán plasmadas en un disco que se editará en septiembre y otro previsto para marzo del año próximo, muchas de las cuales probablemente sonarán por primera vez en los conciertos en la sala de Av. Corrientes 1155.

Sin embargo, el plan principal de los shows -al que debieron agregarle una fecha por entradas agotadas- será el de reencontrarse cara a cara con su público y presentar “Sesiones pandémicas”, el disco grabado en vivo durante el único streaming realizado por el grupo durante el confinamiento, que sirvió de excusa para repasar su larga historia.

“Cada show es distinto porque con toda nuestra discografía tenemos como para entretenernos. Vamos a tocar cosas de `Sesiones pandémicas´, recorreremos nuestra historia pero también habrá cosas olvidadas, temas del disco nuevo, alguna sorpresa. Ese es un poco el plan”, anticipó Martínez a la hora de aclarar que el encuentro no solo rondará en torno al registro del concierto virtual del 2 de octubre de 2020, realizado en el palermitano Strummer Bar.

En una charla con esta agencia, el guitarrista y cantante, que reparte sus días entre las sierras cordobesas y Uruguay, se refirió a “Sesiones pandémicas”, a los shows de septiembre y a los planes futuros de la banda que completan el baterista Leo de Cecco y el bajista Luciano Scaglione.

Télam: ¿Cómo fue la experiencia del streaming que realizaron y qué los motivó a registrarlo en un disco?
Mariano Martínez: No estaba previsto hacer un disco, pero grabamos el show y resulta que estaba muy bueno. Nos gustó tener ese registro porque es un momento lindo. Justo ahora se cumplen 20 años de “Trapos”, nuestro disco grabado en vivo en Obras, que nos agarró en medio de giras, de estar todo el tiempo viajando sin parar. Esto fue todo lo contrario porque nos agarró luego de meses sin vernos cara a cara. Nos encontramos a ensayar y era una fiesta. Me gusta mucho esa alegría del reencuentro, de estar vivos, que se escucha en el disco. El grupo suena fresco tocando en un bar, así que por todos lados me parece un disco interesante. Nos pareció un momento extraordinario del grupo y estaba bueno que quedara inmortalizado. En cuanto al streaming, fue raro porque no había aplausos, solo silencios al terminar cada canción. Pero a medida que iban pasando las canciones, lo fuimos asimilando y disfrutando. Nos habían sugerido grabarlo como si fuera un falso vivo, pero preferimos la adrenalina del momento. Estuvo bueno hacerlo pero creo que ya pasó el boom del streaming porque no se acerca a lo que es un show en vivo.

T: ¿Hiciste alguna lectura del recorrido artístico del grupo al repasar todas esas canciones?
MM: Yo tenía 17 años en el primer disco, se grabó sin experiencia y me resulta gracioso escucharlo. Es como cuando ves una foto vieja y te reís del corte de pelo o la ropa que tenías. Vas rescatando algunas cosas y hay otras que se quedaron en el tiempo, que no tendría sentido cantarlas hoy porque son la adolescencia y no me representan. Pero hay otras que se bancaron bien el paso del tiempo, que tienen 30 años y suenan actuales. Cada tanto vamos rescatando cosas olvidadas y está bueno. Las canciones van sonando distinto, de acuerdo al carácter que tiene el grupo hoy. Y a mí me gusta ese carácter que tenemos hoy.

T: Más allá de la evolución que han tenido como banda, ¿qué factor común encontrás en todos los discos?
MM: Nos tocó ir creciendo y aprendiendo en público, así que no reniego de nada. Me parece que todo está bastante bien. Al principio se nos emparentaba mucho con la explosión de ese “sonido Ramones”, pero fuimos logrando una identidad propia que noté por primera vez cuando hicimos el cover del tema de Gilda. Ahí me di cuenta que podíamos agarrar una canción ajena y, al tocarla, transformarla en algo propio. Hay una identidad que a veces puede ser una limitación, pero a veces puede ser una virtud. A mí me pasa que a veces grabo cosas solo, con la guitarra, y al no estar el bajo de Luciano o la batería de Leo, no suena al grupo, no está ese carácter.

T: De alguna manera, lo que siempre estuvo presente fue la intención del grupo de relatar la realidad social, ya sea con denuncia o con historia costumbristas. ¿Lo ves así? Y, en este sentido, ¿cómo crees que pueden reflejar hoy todo lo que ocurre?
MM: No es algo premeditado. Vamos escribiendo sobre la marcha lo que nos sale. A medida que vas creciendo obviamente tenés cosas distintas para decir porque vas poniendo la mirada en distintas situaciones. Siempre fue muy diverso nuestro mensaje. Se nos emparenta con la denuncia social, pero nunca fuimos solamente eso. Tenemos canciones más introspectivas, relatos, cosas más personales, de amor. Yo pienso mucho en qué podemos decir hoy de toda esta situación, porque pasaron 30 años pero las cosas no cambiaron tanto. Creo que es muy importante dar un mensaje esperanzador y las nuevas canciones van por ahí.

 


Compartir en:

redaccion@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.