HomeRegionalesVilla Cañás

La equinoterapia: una herramienta capaz de mejorar notablemente la salud de personas con discapacidad

La actividad funciona como taller desde 2019 y es llevada adelante por la Municipalidad con la coordinación de un grupo de profesionales capacitados.

Compartir en:

“Hay días en los que están esperando que llegue el sábado para ir al taller”, se escucha de las voces de los padres durante la mañana soleada de sábado en el predio del ferrocarril de la ciudad de Villa Cañás. Hacen referencia a sus hijos, que asisten al Taller Municipal de Equinoterapia, destinado a personas con discapacidad.

Este proyecto, llevado adelante por la Municipalidad bajo la coordinación de la Dirección de Deportes, comenzó en 2019 y solo se detuvo seis meses por la pandemia. “Afortunadamente pudimos retomarlo en octubre de 2020 con los protocolos sanitarios y recomendaciones correspondientes. Consideramos que era necesario por los innumerables beneficios que genera. Hoy las familias de quienes asisten están tranquilas porque se está desarrollando todo con normalidad”, dice Marcelo Rodríguez, director de Deportes.

Muchas de las iniciativas que se llevan adelante desde un municipio o comuna reúnen varias condiciones: por un lado el convencimiento para que los proyectos cumplan con los objetivos y por el otro la incertidumbre de que se cumplan las expectativas que se generaron.

“Verlos cómo se desenvuelven en la actualidad es algo que nos genera emoción y ganas de seguir trabajando porque los beneficios para la salud son muchos”, aporta Martín Castellini, kinesiólogo e integrante del equipo que todos los sábados por la mañana está al frente del taller.

Qué es la equinoterapia

La equinoterapia es una actividad integral de rehabilitación motora, psicológica y social, donde la herramienta de trabajo principal es el caballo. “El movimiento tridimensional al lomo es como caminar sentado”, cuenta Luciana Marini, acompañante terapéutica e integrante del equipo que también lo integran el profesor de Educación Física Javier Médici y los colaboradores Ignacio Raymondez, Matías Sánchez y Lucas Marengo. Estos últimos tres aportaron los caballos y brindan consejos sobre el comportamiento de los animales.

 

Beneficios increíbles para la salud

Los beneficios son innumerables: La temperatura corporal del caballo ayuda la relajación muscular y el movimiento rítmico que activa las conexiones neuronales de todo el Sistema Nervioso Central.  El animal proporciona una nobleza capaz de generar un gran vínculo afectivo y de confianza entre caballo y jinete. En cuanto a lo psicológico y social mejora la autoestima, brinda mayor seguridad y fomenta la autonomía para el desarrollo de las actividades cotidianas. “Todo eso es posible con el simple hecho de subirse y manejar a un animal de 500 kg”, agrega Luciana, formada en capacitaciones e instructorados ecuestres para terapias y actividades asistidas con caballos.

 

Todas las jornadas comienzan con un calentamiento previo, donde las chicas y los chicos cepillan a los caballos para entrar en confianza con el animal. Dan dos o tres vueltas de precalentamiento y después les agregan las monturas.

“La equinoterapia aumenta la coordinación psicomotriz, la estabilización lumbo-pélvica, el equilibrio, mejora la postura estática y la respiración”, explica Martín en base a sus conocimientos sobre la actividad muscular del cuerpo humano y su relación con la salud.

 

Al taller asisten entre 12 y 16 personas con discapacidad durante todo el año y es una actividad terapéutica que puede iniciarse a los 2 años. Según los profesionales, son varios los que ya montan los caballos con total autonomía, siempre y cuando la discapacidad no tenga que ver con problemas de estabilidad. En esos casos y en el resto lo hacen con un terapeuta. “Nuestro trabajo apunta a que logren la independencia arriba del caballo porque está comprobado que esa autonomía la pueden trasladar a otras actividades del día del día por fuera del taller”, aclaran.

Incluir a partir de actividades recreativas es una demanda social que no puede esperar, y en ese sentido el municipio cañaseño apuesta a este tipo de iniciativas que tienen un impacto inmediato. Esa inclusión se inicia desde el momento en que se habla del tema y el lenguaje es un arma fundacional para lograrlo: la persona antecede a su condición, no padecen ni sufren. Y los caballos son una herramienta increíblemente transformadora.

Juan Manuel Speerli (Sur 24)


Compartir en:

redaccion@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.