HomeDeportesPELOTARI VENADENSE RADICADO EN ESPAÑA

Román Maldonado ya piensa en su cuarto Mundial

Hace dos años la familia Maldonado se fue a vivir a España buscando la mejor opción para que los hermanos Agustín y Román continúen sus carreras deportivas. Hoy, el más chico, está convocado para representar a Argentina en el Mundial de frontón de 36 metros que se desarrollará en Vallelado, Segovia.

Compartir en:

En el mes de octubre, en Vallelado, Segovia, España, se jugará el Mundial Sub 23 de pelota vasca en frontón de 36 metros, y Venado Tuerto estará representado por el joven Román Maldonado, para quien será el cuarto mundial que va a disputar con tan sólo 22 años de edad.

En la modalidad ‘pelota cuero’, el venadense estará compartiendo cuarteto con Mateo Alberdi, Federico Fernández y Mateo Billorou, siendo el único del equipo que no se encuentra viviendo en la Argentina, ya que toda la familia Maldonado se encuentra hace más de un año residiendo en Euskadi (País Vasco).

“Estoy muy contento por esta designación, soy el más grande del equipo, porque es mi último año en la categoría, y también feliz de que me tengan en cuenta por más que no puedo ir a entrenar en Argentina. Sé que valoran el esfuerzo que hice para venirme a vivir al País Vasco para jugar contra los mejores”, comenzó diciendo Román en su charla con Sur24.

Y agregó que “en Argentina hay muy buen nivel, pero es una disciplina que no se practica mucho, solamente se prepara para el Mundial. Por eso decidí venirme a cumplir un sueño acá en España y estoy en ese proceso”.

El menor de los Maldonado, porque allá también está jugando Agustín, contó que éste será su cuarto Mundial y recordó que “el primero fue en 2016, siendo muy joven, obteniendo el quinto puesto en Biarritz, Francia; después me tocó jugar en Buenos Aires, junto a mi hermano Agustín, y salimos campeones del mundo; y luego con 18 años debuté en Primera en el Mundial de Barcelona y quedamos cuartos”.

Maldonado valoró mucho el que lo hayan tenido en cuenta para este Mundial sin haber ido a las prácticas, porque “en 2019, cuando me vine a vivir a Europa a mitad de año, era el Mundial de Primera y con mi hermano llegábamos en el mejor momento, pero no nos tuvieron en cuenta. Fue una lástima”, dijo y recordó que “habíamos llegado a la final del torneo más importante de esta disciplina, el Torneo del Jamón, que es el Wimbledon de la pelota, y hacía 20 años que Argentina no pasaba de semifinales. Nosotros, debutando y siendo tan jóvenes, llegamos a la final y la perdimos por dos tantos. Nos quedó ese gusto amargo, porque además al Mundial lo ganaron los franceses y nosotros les habíamos ganado!. Ya se pasó la calentura y ahora hay que disfrutar este momento”.

 

Buscando su futuro

 

Maldonado está radicado en Larrabezúa, un municipio de la provincia de Vizcaya, España, situado en el Valle de Asúa en la comarca del Gran Bilbao, un pueblo muy pequeño de alrededor de 2000 habitantes.

Trabaja en un laboratorio y cuando sale se dedica a entrenar, va a un gimnasio, y juega prácticamente todos los días. “Eso es lo que en Argentina no se puede. En Venado jugamos a la paleta con pelota de goma, y pelota cuero lo hacemos solamente en la Selección cuando hay competencias internacionales. A mí me gusta mucho jugar con la pelota dura y acá se puede”, dijo Maldonado, quien agregó que “ni bien llegamos nos contrató el club Lagun Artea Sestao y salimos campeones ascendiendo a la Primera categoría. También me tocó jugar el torneo de Vizcaya, con un compañero español, y también lo gané. Así que estoy viviendo un momento espectacular”, dijo quien además está incursionando en la modalidad Pala, que pesa un kilo.

Agustín sostuvo que el deporte de la Pelota Vasca es muy importante en toda España, “hay grandes estadios con capacidad para más de 1500 espectadores sentados, instalaciones espectaculares, es Europa, se nota mucho la diferencia” y que en Francia, donde también estuvo viviendo un año, también “se juega muchísimo, más de lo que yo pensaba”.

Maldonado habló de sus compañeros de la Selección y contó que “son dos chicos entrerrianos y uno de Buenos Aires. Cuando estaba en Argentina jugué el torneo Metropolitano y lo hice para el club de Mateo Billorou dos años, con quien me llevo excelente. Y Mateo Alberdi y Federico Fernández fueron dos grandes rivales, pero más que nada amigos, porque desde los 10 años que competimos juntos”.

Sobre el Mundial que se avecina opinó que “será muy difícil, conozco a la mayoría de los rivales. En lo personal voy a llegar bien desde el juego y desde lo físico. Los españoles serán los favoritos, pero a los argentinos no nos gusta perder a nada. Nos van a tener que matar para ganarnos”, cerró.


Compartir en:

lpalomieri@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.