HomeVenado TuertoLOS CONTAGIOS DESCIENDEN Y LAS CAMAS SE DESOCUPAN

Cerca del final de la segunda ola, el sistema sanitario vive una “tensa calma”

Tras un año y medio de pandemia, los centros de salud locales respiran con cierta esperanza de que sea la última vez que tengan que cubrir la alta demanda de pacientes Covid. Destacan en el Hospital que la vacuna tuvo un rol clave para que, al cierre de esta edición, haya menos de 40 casos activos en Venado y solo un 16 % requiera atención clínica.

Compartir en:

Así lo describen las autoridades, tanto del Hospital Gutiérrez, como del Sanatorio San Martín, los dos efectores que más contuvieron la gran demanda de pacientes infectados y de cuadros graves en plena pandemia del Covid-19. Hasta este sábado, Venado Tuerto tenía apenas 31 contagios activos.

“No diríamos que estamos relajados, sino con una baja en la cantidad de casos, en una tensa calma y esperando saber qué va a pasar en la primavera”, señaló en primer lugar a Sur24 el médico director del Hospital, Daniel Alzari, quien en este punto advirtió que “ya vacunamos” y añadió que “la otra pata de la mesa son los cuidados personales, porque si yo estoy vacunado y no me cuido, posiblemente me contagie y transmita el virus a alguien que decidió no ponerse la vacuna y ahí empiezan nuevamente los problemas”.

Por su parte, el director del efector privado de calle San Martín y Pellegrini, Joaquín Sánchez de Bustamante, sostuvo que “las variantes se van agotando y se quedan sin huéspedes, porque vamos obteniendo defensas y eso hace que cada cepa (por el momento Manaos en la región) vaya desapareciendo, pero si hay circulación comunitaria de la variante Delta se va diseminar porque los cuidados se van relajando”.

Y agregaba que “así como ahora vamos a disminuir algunas medidas y cuidados, inmediatamente podemos volver hacia atrás”.

Cabe destacar que en la última semana en los centros de salud de la ciudad, el Hospital y los sanatorios San Martín y Castelli, se evidenció un decrecimiento en la ocupación de camas.

En el efector público regional, de acuerdo a los datos aportados por su vicedirectora Silvana Morelli, hasta este domingo en el sector Covid de sala clínica había un paciente internado, “con cinco camas libres y el resto es para atención polivalente” y en Cuidados Intensivos “hay tres pacientes (mayores de 40 años), los cuales en su mayoría están hace más de 20 días y en estado crítico”. A lo que agregó que en los últimos días la disponibilidad de plazas en UTI Covid se dio por fallecimientos.

En tanto desde el Castelli y el San Martín, que en su momento amortiguaron con la recepción de algunos pacientes el posible colapso del Hospital, informaron que ya no tienen pacientes internados a causa del virus.

En más detalle, Sánchez de Bustamante dijo que “estamos sin ingresos de pacientes Covid y en los últimos siete días no hemos realizado evaluaciones de la enfermedad por guardia, por lo que la disponibilidad de camas es en un ciento por ciento para pacientes no Covid”.

Aunque advirtió que “tenemos reservadas dos habitaciones por si ingresara algún enfermo que necesite estar aislado”.

En cuanto a la estrategia de funcionamiento, describió que para los pacientes Covid “hay un sector individual, aislado del resto de los pacientes, con personal dedicado exclusivamente para ellos, lo que hace muy difícil organizar un área con una disponibilidad importante de camas y además dotar con recursos humanos. Por eso, de a poco, uno tiene que ir modificando esta situación en la medida que la demanda sea decreciente”.

Desde el Hospital, a su vez, comentaron que se mantiene instalada la UTI Quirófano en caso de necesitarla, aunque en este momento no tiene pacientes ni personal.

Gracias a la vacuna

El aplanamiento de la curva en Venado Tuerto, que hizo que entre lunes y sábado hubiera solo 12 casos detectados y ubica en 31 los venadenses que transcurren la enfermedad, fue descripta por Alzari y Morelli como un efecto “producto de la vacunación”. “Hoy estamos prácticamente en segundas dosis en personas de alrededor de 50 años, es decir, que la gran mayoría que quiso vacunarse tiene su dosis”, discriminando que un 50 por ciento de la población de Venado tiene el esquema de vacunación anti-Covid completo y un 70 por ciento ya se suministró una dosis.

“A partir de la mayor población vacunada, vimos una baja del ingreso del paciente a evaluación y por ende a internación”.

Por el momento, destacaron que “quedan pendientes para primeras dosis los jóvenes de 12 a 17 años sin comorbilidades, para cuando llegue la vacuna Pfizer o Moderna, pero aún no tenemos la información oficial”.

Asimismo, al ser consultados por una posible tercera dosis de la vacuna, Daniel Alzari sostuvo que sería para los primeros que accedieron a la inoculación (personal de salud, adultos mayores y trasplantados), “si se estudia epidemiológicamente que quien ya ha recibido dos dosis está fuera del rango de anticuerpos necesarios para tener una cobertura inmunológica correcta”.

Menores desprotegidos

Ante la posible llegada de la variante Delta y que ésta se transforme en circulación comunitaria, los profesionales coincidieron que los niños, tanto de 12 a 17 sin comorbilidades, y menores de 12, “son los más expuestos ya que no tienen la vacuna”. Para ello están “dirigiendo la mirada a la terapia pediátrica, no solo por esto, sino porque es una ganancia importante para la región”, manifestó Morelli.

A lo que Sánchez de Bustamante agregó: “Hay comentarios de que la Delta tiene más posibilidad de desarrollo en población pediátrica y el sistema de salud tiene mucho menos capacidad de respuesta en esa área”.

Igualmente, desde el Hospital destacan que “estamos esperanzados de que si llega la variante (Delta) no signifique una complicación epidemiológica”.

Atención polivalente

Con el alivio en el sistema sanitario y con recursos más diversificados a diferentes sectores, desde el Hospital describieron que “incluso durante la pandemia habilitamos consultorios de especialidades que no estaban o reforzamos otros que tenían mucha demanda”.

En sentido, enumeraron que se puso a disposición de la comunidad consultorios de Reumatología, Hematología, Endocrinología, Nefrología y se reforzó Oftalmología y Neumonología. Se creó una Unidad de Oncohematología para pacientes diagnosticados con linfomas o leucemia “que ahora son diagnosticados, tratados y seguidos por nuestro Hospital”. Además hay una guardia activa de 24 horas de Kinesiología para asistencia del paciente Covid y post Covid y también está en funcionamiento una Unidad de Cuidados Paliativos dentro del servicio de Oncología “para transitar su enfermedad con la forma más humana posible y con la asistencia que requieran”.

A su vez, se habilitó un servicio de Fisiatría, y en cuanto a estudios de alta complejidad, se agregaron electromiografías y las cirugías están volviendo a hacerse como antes de la pandemia.

NOTA PUBLICADA EN LA EDICIÓN IMPRESA DE SUR24 DE ESTE LUNES 20 DE SEPTIEMBRE


Compartir en:

mdiasfredes@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.