HomeVenado TuertoLESIONES GRAVES DOLOSAS

Tres años de prisión para el policía que disparó contra Facundo Vaca

El hecho ocurrió en Venado Tuerto en la madrugada del 6 de septiembre de 2020. El joven de 19 años salió de la vivienda familiar a defender a su hermano, que iba a ser detenido por la policía por circular fuera del horario permitido. Recibió un balazo de goma. Fue hospitalizado en Terapia en estado de gravedad. Después de 20 días accedió al alta médica.

Compartir en:

Un policía fue condenado a tres años de prisión efectiva por haber disparado a quema ropa contra el joven venadense Facundo Vaca el 6 de septiembre del año 2020.

La sentencia se conoció en los últimos días, y el agente, de nombre Emiliano Aguirre, tampoco podrá ejercer cargos públicos por un lapso de 6 años.

A la sentencia se llegó en el marco de un juicio abreviado, donde el fiscal que realizó la acusación fue Eduardo Lago, mientras que el Juez Mauricio Clavero dio el aval correspondiente.

La condena es por “lesiones graves dolosas agravadas por el uso de arma de fuego”, aunque en un principio había sido caratulada como “Tentativa de homicidio”.

Crónica de los hechos

Todo comenzó en la madrugada del 6 de septiembre, cuando la policía dio inicio a una persecución contra dos jóvenes (uno es el hermano menor de Facundo) que estaban circulando en motocicleta fuera del horario autorizado en el marco de la pandemia.

Tras recorrer distintas arterias, llegaron al domicilio ubicado en Azcoaga al 571, donde se detuvieron, generándose una discusión con los agentes.

En ese momento, salieron a la calle Facundo y su madre. El joven de 19 años intentó defender a su hermano, y fue en ese momento que recibió un disparo con bala de goma a corta distancia, lo que le produjo lesiones de gravedad.

La víctima fue internada en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Gutiérrez en estado reservado. El informe médico de esa jornada indicó que sufrió un “hemoneumotórax hipertensivo derecho con fractura costal y contusión pulmonar bilateral como consecuencia de herida de arma de fuego en región anterior del tórax, neumoperitoneo con cuerpos extraños en pulmón e hígado”.

Luego de 20 días de internación, donde también contrajo Covid 19, el joven accedió al alta médica y dio inicio a un lento camino de recuperación, producto de las secuelas que dejó el disparo.

La condena

El policía es oriundo de Santa Fe capital y fue condenado a tres años de presión efectiva en el marco de un juicio abreviado desarrollado la semana pasada en Venado Tuerto.

Además, se estableció una inhabilitación especial para ejercer cargos públicos durante 6 años, como autor penalmente responsable del delito de Lesiones graves dolosas agravadas por el uso de arma de fuego.

A su vez establece que la “pena privativa de libertad impuesta al imputado ha de vencer el 8 de septiembre de 2023. Y la pena de inhabilitación para ejercer cargos públicos ha de vencer el 14 de septiembre de 2027”, indica que fallo.

Por otro lado, establece como “fecha de libertad asistida el 8 de septiembre de 2023”.

El artículo 3 define que “se procederá al traslado de Emilio Aguirre a los fines de alojamiento en Unidades Penitenciarias Provinciales a fin de recibir el tratamiento progresivo de resociabilización establecido por la ley”.

Palabra del Fiscal

Fiscal Eduardo Lago

Eduardo Lago estuvo a cargo de la acusación. Y en diálogo con Sur 24 sostuvo que el policía “le disparó con munición anti tumulto, la llamada posta de goma. Le impactó en el pecho, ingresándole perdigones. Estamos ante un uso de la fuerza que no es el correcto. A raíz de eso, se ordena la detención del oficial”.

La sentencia “considero que es aleccionadora, poniendo un límite al uso irracional de la fuerza. Ese uso de la fuerza tiene que darse en forma escalonada y no recurrir al máximo nivel agresividad ante una situación que se podía haber resuelto en una forma mucho más sencilla”, agregó.

La causa en un principio había sido calificada como Tentativa de Homicidio, para pasar luego a Lesiones graves dolosas agravadas por el uso de arma de fuego.

Al respecto, Lago expresó que “la Tentativa de homicidio implica la representación del Homicidio. El mismo hecho con una pistola 9 milímetros, hubiera cambiado. En este caso, claramente no había intencionalidad por parte del policía de producir la muerte. No se conocían en lo previo. A veces en el comienzo de la causa, los fiscales tienden a calificar con el máximo rigor. La calificación de un hecho no tiene que ser ni suave ni rigurosa, tiene que ser justa”.

El fiscal explicó que “la palabra es el primer elemento de disuasión que tiene el policía para poder prevenir el delito. El segundo poder punitivo es reducir a una persona en estado de alteración o que represente algún peligro. Considero que había otra forma de reducir al joven Vaca”.

Pero esto obedece “a la formación del personal policial. A la falta de personal del departamento General López, ya que este muchacho era de Santa Fe. A muchos este tema les recordó lo ocurrido con Lucas Oro. En este caso, la resolución fue rápida, con la inhabilitación además para ejercer cargos públicos”, finalizó Eduardo Lago.

 

NOTA PUBLICADA EN LA REDICIÓN IMPRESA DE SUR 24 EL LUNES 20 DE SEPTIEMBRE


Compartir en:
Etiquetas

mdalmazzo@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.