HomeVenado TuertoUN TRABAJO CONJUNTO DEL MUNICIPIO Y CÁRITAS CATEDRAL

Hogar San José, la labor de orientar a mujeres hacia un mejor camino

El centro de acogida empezó a funcionar hace casi un mes y ya alojó a unas siete mujeres, en su mayoría madres con sus niños. Desde Cáritas Catedral se ocupan de acompañarlas internamente y el Municipio supervisa los ingresos y egresos, sumado al seguimiento necesario.

Compartir en:

Surgido a partir de una necesidad detectada por el Municipio y Cáritas Catedral, en la actualidad las mujeres que estén atravesando un momento de vulnerabilidad tienen un espacio donde, transitoriamente, serán asistidas, acompañadas y con la firme intención de que al salir puedan reintegrarse a la comunidad.

Desarrollo Humano. Daniela Bravo.

Este espacio fue inaugurado el pasado 1° de octubre y hasta la fecha recibió siete mujeres, de las cuales algunas ya egresaron. “Muchas de ellas son madres con hijos, a quienes también se los asiste y contiene”, contó a Sur24 la directora de Desarrollo Humano municipal, Daniela Bravo.

“Antes de encarar este proyecto teníamos algunas dudas porque, para estas situaciones, la Provincia cuenta con las casas de amparo, cuyo funcionamiento es distinto ya que asisten solo en episodios de violencia de género y hay una serie de requisitos de ingresos y egresos. Y claro que ante un caso muy complejo acudiremos a estos espacios”, indicó.

Si bien estos dispositivos provinciales protegen a las mujeres ante una situación extrema, la directora municipal entendía que lo que hay que priorizar es “la salida del hombre de la casa y que sea ella la que se quede. Este hogar lo que viene a hacer es un intermedio entre una casa de amparo y un hotel, con la diferencia de que allí las mujeres tienen contención, acompañamiento y no solo ingresan aquellas que hayan pasado una situación violenta. Pueden llegar por diferentes cuestiones”, explicó.

El alojamiento, cuenta con 25 plazas que por lo general se ocupan ya que las mujeres suelen ir con sus niños. Hay cinco voluntarias pertenecientes a Cáritas Catedral con una coordinadora que son quienes contienen internamente a las mujeres. Por su parte el Municipio, desde el área de Desarrollo Humano, se encarga de los ingresos a través de instituciones (Fiscalía, Juzgado, asociaciones u ONG’s) y de los equipos territoriales que trabajan en cada barrio.

Cómo se gestó

Cáritas Catedral. Rut Covernton.

“Esta casa de 25 de Mayo al 1200, el año pasado funcionó como Centro de Aislamiento por el Covid-19 para adultos mayores y ese trabajo ya fue realizado en conjunto con la Municipalidad. Para fin de año, cuando ya no había más necesidad de aislamientos, el lugar quedó cerradó y en febrero empezamos a cuestionarnos qué íbamos a hacer. En una ocasión que fui a la Secretaría de Desarrollo Social por otro tema, Marcelo Krenz (secretario del área) me preguntó qué teníamos planeado hacer con la casa y me manifestó que ellos veían, entre otras necesidades, la posibilidad de un alojamiento para mujeres que originalmente solo se había pensando para casos de violencia y después se vio que había muchas mujeres que tenían otros problemas temporarios y desde ahí se empezó a madurar la idea de este centro”, relataba Rut Covernton, representante de Cáritas Catedral sobre el lugar donde funciona hoy el espacio pensado también por ellos.

La casa, que resguarda la intimidad de quienes conviven allí, recibe a mujeres con niños menores de 12 años y en el caso de las niñas hasta 18 años.

“El alojamiento es por un tiempo de 10 días, prorrogables a 20 si hay una causa que así lo justifique”, puntualizaba Covernton.

Ingresos controlados

Quienes determinan qué mujeres están en situación de necesitar este tipo de asistencia son los equipos territoriales del Municipio que “se ponen al servicio de las mujeres para solucionar su problema y después puedan salir más completas”, contaba la referente de la entidad.

A lo que Bravo agregó que también las instituciones, como Fiscalía, el Juzgado o las organizaciones locales derivan a este lugar a través de un primer contacto con ella. “Pronto habrá un número específico disponible las 24 horas para que las diferentes entidades llamen para coordinar los ingresos”, comentó.

“En algunas situaciones de violencia nos ha pasado que a la madrugada llama la policía que tiene una mujer que fue sacada de su domicilio y nos piden un lugar donde contenerla. Antes se las ayudaba llevándola a un hotel u otro alojamiento, por ejemplo”, describía la directora de Desarrollo Humano.

“Y también suele ocurrir que desde los equipos territoriales ya vengan trabajando con una situación particular y si es una alternativa llevarla al hogar, también se la deriva”, amplió.

A su vez contaron que los niños también son acompañados en caso de que la madre trabaje “ya que las mujeres pueden salir de la casa”.

“Además se hacen traslados a las escuelas, se los ayuda en las tareas y se colabora con la madre en el tema de salud controlando calendarios de vacunación o asesorándolas”.

“Tristemente los primeros días fueron intensos, pasaron cinco mujeres (una ya había egresado). Por eso creemos que este hogar era una necesidad real de la ciudad”, dijo la integrante de Cáritas Catedral.

“Sabíamos de la falta pero no lo teníamos pensado. Ante la necesidad uno responde y creo que ha sido una buena opción. La idea es que sea un hogar por un tiempo para ellas y que los niños, que también están en una situación difícil, vivan en un ambiente cálido. Y apuntamos a que en esos 10 o 20 días las mujeres salgan lo más armadas posible para enfrentar una situación que a veces no es simple, sino no llegarían ahí”.

Vulnerables y fuertes

Consultadas sobre la realidad de las mujeres venadenses, tanto Covernton como Bravo apuntaron que ven cierta carencia en ellas.

“Venado no escapa a la realidad de mujeres en riesgo de vulnerabilidad social que puedan presentar casos de violencia o abuso. Pero puedo asegurar que son las que motorizan las comunidades, así que sé que tienen una fuerza de reacción y de empuje muy grande; que son capaces de salir de las situaciones más dificultes y como sociedad es necesario brindarles la contención y el apoyo que necesitan para hacerles valer su derecho”, argumentó Covernton.

Daniela Bravo, por su parte, también describió que “hay mucha precariedad laboral en las mujeres sobre todo las que tienen hijos. La violencia económica, además, existe en casi todas las situaciones”, enfatizó.

Hogar para hombres

Cuando el municipio planteó la necesidad de abrir un hogar de acogida para mujeres, la otra opción era la apertura de un alojamiento para hombres en situación de calle, algo que preocupa al Gobierno local, más en la época de las restricciones estrictas.

“En medio de la pandemia era una carencia muy grande y desde el Municipio, para que no les hicieran causa penal, los llevábamos a los adultos en esta situación a un hotel u otro alojamiento”, explicaba Bravo, que también señaló que en la actualidad la mayoría tienen su pensión, gracias a un trabajo realizado por el área.

“Uno les habla, los aconseja pero ellos te decían que estaban bien ahí, a su manera, y hubo otros que les hemos dado el lugar y vuelven a donde siempre estuvieron”, acotó.

“Por ejemplo, uno de ellos solo nos pidió que solo le consiguiéramos un lugar donde bañarse”, detalló.

Por el momento, “el hogar para adultos es una idea que en algún momento quizás se concrete”, cerró la funcionaria municipal.

Cómo colaborar

Desde Cáritas Catedral, con la ayuda de muchas personas, refaccionaron el lugar pero para el día a día siguen necesitando colaboración.

Para conocer la forma de ayudar, se puede visitar el facebook de Iglesia Catedral donde figura el link del hogar y sus necesidades descriptas ( https://centrosanjosevt.wixsite.com/inauguracion ).

NOTA PUBLICADA EN LA EDICIÓN IMPRESA DE SUR24 DE ESTE LUNES 25 DE OCTUBRE


Compartir en:

mdiasfredes@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.