HomeCulturaVILLA CAÑAS

La Biblioteca Popular Sarmiento festejó sus 90 años

La histórica institución cañaseña inició su camino hacia el centenario. Historias, recuerdos y anécdotas se mezclaron con música y lecturas en una celebración muy emotiva.

Compartir en:

“El siglo XX tuvo a la carta y el siglo XXI mail, lo mismo pasó con los tipos de medios de comunicación. Pero si hay algo que perdura siempre en el tiempo, es el libro, y esa es la razón de ser de las bibliotecas”, dice, durante su discurso, Alicia Médici, histórica representante y colaboradora de la Biblioteca Popular Sarmiento de Villa Cañás, que el 15 de octubre cumplió 90 años de su fundación. Entre música y libros, lo celebraron en el edificio de calle de 52 con la presencia de autoridades, socios, ex colaboradores, directivos de escuelas e instituciones y vecinos.

 

Los pasillos están de fiesta y los libros “discuten” para ver cuál de todos ellos puede llegar a ser ponderado por los asistentes durante el recorrido de las instalaciones. “Nuestra biblioteca –destaca Alicia- se destaca en toda la región por ser grande, amplia y luminosa”. El Centro Cultural, Museo y Biblioteca Popular Sarmiento se hizo con la propiedad del inmueble en 1962, cuando ampliaron la cocina, el baño y anexaron una sala. Dos años más tarde continuaron con obras de ampliación y lo último que se construyó fue un depósito al final del terreno – un espacio verde en el corazón de esta manzana céntrica cañaseña-, que fue testigo de la celebración con músicos y artistas locales.

Con alrededor de 8.000 libros y en su mayoría catalogados –a excepción de los ejemplares nuevos que se compraron últimamente-, desde su fundación el 15 de octubre 1931 la biblio de Cañás fue escenario de todo tipo de actividades y organizadora de innumerables eventos: teatro, música, deporte, charlas, talleres municipales, muestras de pintura, escultura, presentaciones de libros y lugar elegido por personalidades de la cultura y el arte, como por ejemplo la prestigiosa artista plástica argentina Nora Iniesta, de trayectoria internacional y reconocida mundialmente con premios y distinciones. Asimismo, se llevaron a cabo eventos como el Encuentro Nacional de Poetas y el Congreso de Historiadores del Sur Santafesino. Nunca dejaron de participar de cada edición de las Ferias del Libro en Buenos Aires, incluso la de este año que se llevó a cabo de manera virtual. En noviembre 2004 participaron con un stand propio del III Congreso Internacional de la Lengua Española en el Parque España de Rosario. Muchos recordarán la memorable conferencia de prensa de Roberto “Negro” Fontanarrosa cuando habló sobre “las malas palabras” y otros usos del lenguaje.

Con aproximadamente 350 socios, este espacio cultural recibe el apoyo de la comunidad, del municipio y con el subsidio de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP) pueden adquirir más libros para sumarlos a la gran oferta con la cuentan en las estantes. Por otro lado, Joselo Martínez Súarez, director de cine y hermano de Mirtha Legrand, fallecido en octubre de 2019, era un gran colaborador de la biblioteca ya que donaba libros todos los años.

 

Una vez que la pandemia del Covid-19 permitió abrir las puertas a las bibliotecas, el objetivo fue volver a ese lugar en el que no solo se buscaban libros para los socios y la comunidad en general sino también donde los vecinos podían encontrarse para socializar. Por ejemplo, el 23 de septiembre pasado -Día de las Bibliotecas Populares- se organizó una tardecita de mates, torta y música en vivo. “Ese es el objetivo, sumar eventos todos los meses para que la biblioteca sea ese lugar de encuentro que supo ser”, expresan.

 

Camino al centenario

Una de las actividades que se organizó desde la Comisión Directiva fue la invitación a socios, ex socios, colaboradores, a las escuelas y vecinos de toda la comunidad a regalar una carta, anécdota, poesía o frase con motivo del 90° aniversario. Hubo tiempo hasta el 14 de octubre y estos documentos quedaron guardados hasta ser descubiertos en 2031 cuando la biblioteca cumpla sus 100 años de vida.

 

Dicen que una biblioteca no es un conjunto de libros leídos, sino una compañía, un refugio y un proyecto de vida. Durante el final de su discurso, Alicia Médici expresó: “Este espacio tiene una deuda que se llama museo”. Y es verdad, ya que la biblioteca también lleva en su nombre la palabra museo. “En 2003 comenzamos con un proyecto que quedó aletargado. Esperamos seguir trabajando en la otra expresión cultural que tiene una comunidad. Porque la biblio es uno de los medios que expresa culturalmente a una comunidad, ahora hay que completar esta tarea con el museo”.

 

 

Juan Manuel Speerli (Sur 24)


Compartir en:

redaccion@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.