HomeProvincialesBuen ritmo de vacunación y pocos contagios

Pandemia: Santa Fe promete revisar los protocolos escolares vigentes

Ya los flexibilizó la provincia de Buenos Aires, que eliminó – entre otras pautas- la toma de temperatura en el ingreso al establecimiento. A nivel local, siguen siendo obligatorios los 14 días de aislamiento para toda la burbuja frente a un positivo, aun cuando ya se bajó a siete en otros rubros, como los viajeros.

Compartir en:

Por Ivana Fux (El Informe)

Ante el avance de la vacunación y la notable reducción de casos, el gobierno de la provincia de Buenos Aires resolvió esta semana flexibilizar los protocolos en las escuelas de su jurisdicción. Dispuso que ya no se tomará temperatura en el ingreso del establecimiento, y que no será obligatorio el uso del barbijo para el alumnado en los espacios abiertos, siempre que se haya logrado vacunar a la mitad de la población de entre 3 y 17 años con al menos una dosis. Asimismo, modificó los condiciones para el aislamiento; a partir de ahora, si el caso es positivo y corresponde al docente, sólo se aísla el caso confirmado, en tanto haya respetado las medidas de distanciamiento y protección personal (barbijo/máscara) desde las 48 horas previas a presentar síntomas o a la realización de un test. El cambio es sustancial, porque ello evita aislar a la burbuja completa, que en este caso representa todo curso que haya estado en contacto con ese docente.

La novedad contrasta fuertemente con la realidad de las escuelas santafesinas en las que todavía se siguen exigiendo 14 días de aislamiento. Ésa es, en rigor, la pauta planteada por el Consejo Federal de Educación – y defendida por los sindicatos-, pero termina resultando absurda hasta desde el sentido común, si se tiene en cuenta que para los viajeros – por ejemplo- se bajó el aislamiento a tan sólo siete días. Por ello, según pudo saber El Litoral, Salud y Educación discuten por estas horas la posibilidad de reducir cuanto menos de 14 a 10 días, el período de aislamiento de los alumnos ante el positivo del docente, tal como ya instrumenta en otras jurisdicciones.

En paralelo, la provincia evalúa el ritmo de vacunación y registro de contagios, y promete una revisión de protocolos escolares locales. Según adelantó el secretario de Salud, Jorge Prietto, los eventuales cambios podrían generarse a mediados de noviembre.

– ¿Cómo avanza la vacunación en el segmento de niños y niñas en Santa Fe?

– Ha avanzado a pasos agigantados, de 10 mil a 11 mil inscriptos por día. Creo que en el porcentaje de vacunación que estamos teniendo, más de 130 mil niños y niñas entre 3 y 11 años y unos 200 mil de 12 a 17, al paso que vamos con la llegada de vacunas que tenemos, podremos inmunizar este nicho que como reservorio, presenta alta transmisión. El nivel de inscripción es bueno y el ritmo de vacunación es rápido porque tenemos dos tipos de vacunas con dos logísticas diferentes; una que es Sinopharm y otra que es Pfizer, lo más cercano a cada vacunatorio.

– ¿Estamos cerca de cambiar el protocolo escolar en el ámbito escolar?

– Nosotros tenemos un decreto nacional – Nro. 678- que es al que adhiere la provincia desde el 1° de octubre hasta el 31 de diciembre. Independientemente de esto, el Consejo Federal de Educación trabaja junto al Ministerio en estos nuevos protocolos. En este momento tenemos un nivel de vacunación en la población en general del 63% con alto impacto también en niños. Seguramente esto es lo que se va a evaluar en el marco de la recuperación de la presencialidad plena. Lo vamos a analizar; hay un Consejo de Expertos que aconseja, y cada jurisdicción tiene la potestad de resolver. Hoy por hoy, el barbijo sigue siendo de uso obligatorio en la provincia, y el distanciamiento y la ventilación son obligatorios como medidas de prevención. Pero sin dudas que todo lo que implique ir recuperando prácticas sin perder las medidas de seguridad, va a contar seguramente con nuestra adhesión porque todos estamos disfrutando de este momento epidemiológico que va asociado al mega plan de vacunación, a los cuidados y al buen clima.

– En cuanto al protocolo para el aislamiento y sobre la base de lo que resolvió Buenos Aires, ¿estudian cambios también para las escuelas de la provincia?

– Sin dudas, porque en virtud de que vamos conociendo cuál es el rango de vacunación y cómo se manifiesta en cada uno de ellos, vamos a modificar esto. Actualmente, ante la aparición de un caso sospechoso sea alumno o docente, ya se estableció que se lo aísla 72 horas y si no agrega síntomas, la burbuja sigue trabajando. En el caso del positivo, siguen vigentes por ahora los catorce días que estipula el Consejo Federal de Educación.

– ¿Cuándo podrían flexibilizarse estas medidas?¿Es utópico pensar que terminaremos el ciclo lectivo sin termómetro y sin barbijo en las escuelas?

– Todo va a depender del comportamiento que vaya a tener la pandemia, y eso no se puede predecir ni proyectar. Estamos viendo que en los últimos días han comenzado a aumentar los casos, que la variante Delta tiene cierta dominancia en el territorio, y que volvimos a tener pacientes internados por Covid (tres en efectores públicos). Eso es lo que nos va a marcar de ahora en más cuál será la proyección de futuro. Sí podemos decir que el gobierno provincial se ha puesto una meta: alcanzar para diciembre el mayor porcentaje posible por encima del 70% con esquema completo de vacunación para todos los santafesinos. Eso nos plantará en un escenario totalmente distinto del que teníamos el año pasado.

– ¿En qué momento se puede reevaluar y decir ‘cambiamos el protocolo en las escuelas’?

– Pensamos que a mediados de noviembre, cuando consideramos que podría haber algún impacto en lo que hace a esta nueva variante, se irán ajustando estos protocolos. Todo dependerá del nivel de vacunación de este rango etáreo, que es el que puede ser el reservorio para la transmisión del virus.

 


Compartir en:

redaccion@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.