HomeVenado TuertoUna entrevista que permite conocer más al exdiputado

Oscar Pieroni, un incansable dirigente con vocación de servicio

A lo largo de más de 30 preguntas, habló de los instantes que le hubiera gustado volver a vivir, deseos reprimidos, frases que marcaron su vida y la labor política a la que tanto empeño le ponía.

Compartir en:

A principios del año 2019, la periodista Florencia Mir, realizó una entrevista a Oscar Pieroni para el diario El Informe de Venado Tuerto, que permiten conocer un poco más al dirigente que falleció este miércoles a raíz de una falla cardíaca.

En ese momento, Pieroni iniciaba su último año de mandato como diputado provincial, luego de haber sido concejal y coordinador del Nodo V, además de un incansable militante del Partido Socialista (PS).

A lo largo de más de 30 preguntas, habló de los instantes que le hubiera gustado volver a vivir, deseos reprimidos, frases que marcaron su vida y la labor política a la que tanto empeño le ponía.

1) ¿En qué momento de su vida se encuentra?

En lo personal estoy en un momento de obvia madurez, no por lo maduro, sino por la cantidad de años, y en el plano de la gestión, después de poder aquilatar la experiencia que tengo, para bien o para mal, porque todas engordan y sirven, de todas se aprende y se puede llegar a hacer uso, no para no equivocarme, porque creo que lo hacemos hasta el último de nuestros días, sino para tratar de minimizar los errores.

2) En su relación con los demás… ¿de qué se cuida?

No soy de cuidarme demasiado en las relaciones, quizás es uno de los tantos defectos que tengo. He transitado distintas etapas, algunas en las que fui demasiado confiado cuando era joven. Otras en las que decís “no puedo ser así y desconfiar de todos”, y en realidad me di cuenta de que la mayoría de las veces se puede confiar en los demás.

3) ¿Qué virtudes se reconoce? ¿Y defectos?

Creo que eso me excede, lo tienen que responder otros. En general uno no es muy bueno para juzgarse. Alguna vez leí que “uno es bastante peor de lo que creen los amigos y bastante mejor de lo que creen los enemigos” y a eso le agregaría que uno es bastante peor que lo que quisiera ser. Pero las pocas virtudes o los muchos defectos que puedo tener los tienen que señalar el resto y no yo.

4) ¿Cada uno es artífice de su propio destino?

Todos trabajamos por nuestro destino, las circunstancias también marcan, a veces son determinantes, sin dudas. Pero de acuerdo con las situaciones que se van presentando, cada persona puede modificar el curso de los hechos, siendo artífice de su propio destino.

5) ¿Por qué el fracaso es huérfano y el éxito tiene muchos padres?

Nunca las cosas son unicausales, siempre son pluricausales. Seguramente debemos haber sido socios de muchos fracasos y en alguna parte de algún éxito seguro incidimos. Pero todo depende de muchas cosas, nadie es tan importante para determinar éxitos o fracasos absolutos.

6) Para creer… ¿se necesita ver?

Soy de creer en lo que veo, pero también hay que dejar jugar a la imaginación. Y está en cada persona hasta dónde puede llegar a hacer que su imaginación juegue. Volar es bueno, imaginar también, ambos ayudan a concretar sueños.

7) Cuando se mira al espejo.. ¿qué le pasa?

Cuando me miro al espejo veo dos fotos, una mía de cuando era niño y una de mi padre adulto, y me reconozco en esa imagen, pero a la vez me encuentro en el medio transitando de un lugar hacia el otro.

8) En su vida qué lo condujo más lejos, ¿el deseo o la razón?

Soy fundamentalmente de la razón, muchísimas veces, a pesar de mí. Soy, a veces, demasiado estructurado.

9) Cuando alguien que quiere lo defrauda… ¿qué actitud toma?

Primero es un dolor fuerte, pero después levanto la cabeza y pongo rumbo hacia otra cosa.

10) ¿En qué se sabe útil?

Puedo decir en que intenté e intento ser útil, que no sé si lo logré: en cuestiones colectivas, sociales y en el crecimiento de otros. Hasta donde lo logré y fui útil o un obstáculo, es algo que no puedo responder.

11) ¿Qué es la alegría?

Es un combustible necesario, algo que impulsa. Es importante encontrar la veta para estar contento, sonreír, a pesar de las situaciones que puedan presentarse y, fundamentalmente, porque los hechos que vivimos siempre hay que tamizarlos con momentos que tienen lugar en la vida de otras personas; lo digo porque soy afortunado en muchas cosas, a la luz del contexto de otros.

12) ¿Qué nos iguala a todas las personas?

A todos nos iguala el deseo de ser feliz, es el motor que todos deberíamos tener y asumir, que muchas veces no nos damos cuenta y tal vez lo descubrimos tarde.

13) ¿Qué sepultaría para siempre?

Sepultaría cosas que después me arrepentiría de haberlas sepultado.

14) ¿De qué se arrepiente?

Me arrepiento de muchas cosas, se cometen muchos errores en la vida. Y en contraposición me pone contento mucho de lo que hice y me dan bronca otras actitudes que tuve. De algunas no sé si me arrepiento porque forman parte seguramente de hechos buenos que realicé después, sirvieron como experiencia. No sé si me arrepiento, sí puedo decir que me dan bronca muchas cosas que hice.

15) ¿Cómo demuestra su cariño?

Soy bastante malo en esto, creo que hay personas que tienen mucha más efusividad para demostrar cariño, yo no la tengo. Y muchas veces me lamento por no ser más demostrativo, sé que es un gran defecto.

16) ¿Qué cosas lo ponen de mal humor?

Me pone de muy mal humor la mentira. Cuando mis hijos eran chicos siempre les decía que puedo bancar todo de ellos, pero no iba a soportar que se peleen entre hermanos y la mentira.

17) ¿Cuál es su palabra favorita?

Es una pregunta muy difícil, podría dar una respuesta fácil pero no es lo mío.

18) Anímicamente, ¿cómo se definiría?

En general soy una persona alegre y de buen humor. Y en ocasiones me afectan algunas situaciones pero trato de sobrellevarlas.

19) ¿Las opiniones de los demás influyen en sus decisiones?

Sí, totalmente. Me gusta mucho escuchar, creo que hay que escuchar más que hablar y es bastante difícil para mí porque hablo mucho.

20) ¿Cuáles son las cosas que aún lo ilusionan?

Todavía me ilusionan ciertas cosas, entre ellas la posibilidad de cambio, creo que ese es el motor. La posibilidad de mejorar, desde lo social, instancias de vida. Y en lo personal, la evolución de mis hijos y nietos.

21) ¿Qué deseos reprime?

Suelo reprimir malos deseos, a veces, insultos, y de eso no me arrepiento después.

22) ¿Cuál es su libro favorito?

Libros de la adolescencia, históricos y que marcaron un crecimiento en lo personal. Sobre todo producciones de autores nacionales, más que extranjeras.

23) ¿Qué habrá después de la muerte?

Yo creo que nada. Este es otro defecto, muchas veces quisiera poder aferrarme a otras cosas pero no me sale. No digo que sea una virtud, sólo que no me sale.

24) ¿Con qué personas no compartiría una mesa?

Con un dictador, con un asesino no compartiría una mesa. Sí con muchísima gente que tengo diferencias con quienes no tendría problemas a la hora de dialogar.

25) ¿Cuál es el mejor antídoto para combatir la estupidez?

Informarse y pensar.

26) Aparte de su profesión.. ¿qué otra le hubiera gustado ejercer?

Yo soy un ingeniero frustrado, porque no terminé la carrera, seguramente me hubiera gustado ejercer esa profesión porque aún siento pasión por ella.

27) ¿Una frase que le guste o que haya marcado su vida?

Se me ocurren muchas, pero en una época tenía un protector de pantalla en la computadora que no sé porqué, pero era una frase de una canción de Silvio Rodríguez: “Sólo el amor engendra maravillas”.

28) ¿Qué es el amor?

Es ese sentimiento que une muchísimas veces desde lo visceral y que con el tiempo se conjuga con la inteligencia de qué cosas compartís con alguien o algo.

29) ¿Qué momento volvería a vivir?

Siempre me remito a la adolescencia porque quizás sea el momento que une la despreocupación de la niñez con el despertar de empezar a ver la adultez. Pero si tengo elegir, selecciono este presente, los momentos actuales.

30) ¿Quién es Oscar Pieroni?

Un afortunado en muchas facetas de la vida, desde lo personal, lo social y las posibilidades que fui teniendo para desarrollarme. De venir de un pueblo y poder haber tenido la oportunidad de transitar experiencias que no muchos han podido lograr, de caminar por todos los niveles educativos, que mis hijos también lo hicieran, de haberme podido reponer de algún golpe muy duro en lo personal, y de haber podido rearmar mi vida y mi situación de pareja. Llegué a un punto en el que siento que si pudiera volver a vivir, quisiera escribir que quiero estar acá de nuevo.

31) Un pequeño secreto para ser feliz…

Tener optimismo y pensar que uno puede hacer y cambiar lo que se proponga, fundamentalmente sintiendo las ganas de hacerlo, confiando en que tenemos el capital para realizarlo.


Compartir en:

redaccion@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.