HomeProvincialesSituación carcelaria

Piñero: aseguran que se redujo la tenencia de celulares en el penal

Lo atribuyen al aumento de requisas, sobre todo en celdas de internos de alto perfil. Aún están en proceso de compra los nuevos inhibidores. También se adquirieron cámaras para reponer las que no funcionaban, pero no se terminaron de instalar. Pagarán un plus a agentes de ese penal. "La superpoblación carcelaria está intacta", aseguran.

Compartir en:

Ivana Fux
El Litoral

Después de escandalosas fugas y complejos crímenes organizados desde las propias cárceles, aseguran que se ha reducido “notablemente” la tenencia de teléfonos celulares en manos de presos de alto perfil, sobre todo en el penal de Piñero. Particularmente allí, los hechos durante el año desnudaron una situación de gran vulnerabilidad con cámaras de vigilancia que no funcionaban y personal agobiado por una sobrecarga laboral que derivó en protestas y petitorios. En agosto, entre otras medidas, el secretario de Asunto Penitenciarios, Walter Gálvez, decidió “mudar” su oficina tres días por semana a la propia cárcel. La intención, según se dijo, era lograr un seguimiento más exhaustivo, por ejemplo, de las requisas. A tres meses de ello y consultado por El Litoral, Gálvez describió el cuadro de situación actual.
“En líneas generales, la superpoblación carcelaria es real y está intacta, incluso incrementándose porque cada vez ingresan más internos. Creemos que en 30 días empezarán los traslados a la Unidad Penitenciaria 3 de Rosario, mientras sigue el programa de construcción penitenciaria. Creo que el gran año para el Servicio será el 2022, donde tendremos cerca de 500 nuevos agentes trabajando; y se inaugurarán todas las unidades que hoy están en construcción. A esto se sumará la cárcel federal de Coronda, que permitirá sacar los más de 450 presos federales. Mientras tanto, seguimos trabajando en traslados y relocalización de presos de alto perfil. Esos pabellones tienen celadores capacitados especialmente, inhibidores, cámaras y requisas semanales. Vamos a armar un nuevo pabellón. Ya fueron traslados a cárceles nacionales los cabecillas de las principales bandas, pero ahora quedan las segundas líneas”, afirmó.

– ¿Se redujo la tenencia de celulares dentro de los penales?

– Con las requisas semanales y la distribución de internos, logramos reducir la tenencia de celulares en manos de los presos de alto perfil. Con la justicia y fiscales, estamos requisando semanalmente esos pabellones porque de ahí pueden venir las órdenes (para cometer los crímenes de afuera); la tenencia disminuyó notablemente. De los cinco mil que se secuestraron de enero a la fecha, un tercio pertenecía a Piñero. Días atrás, un fiscal requisó estos pabellones y no halló teléfonos. Eso es muy bueno porque estos allanamientos que realiza la justicia se dan sin una notificación previa al Servicio Penitenciario. Por lo tanto, que no se hayan encontrado teléfonos es una buena noticia. Quiere decir que la situación mejoró. Pero es un trabajo día a día.

– ¿Qué pasa con los nuevos inhibidores de llamadas? ¿Se compraron, se instalaron?

– No existen en el país los que nosotros necesitamos. Se tienen que importar desde Miami o Israel. Por eso usamos la intermediación del INVAP, porque ellos van a importar la aparatología. Además, desarrollan el software para su funcionamiento y proveen el servicio pos venta y la asistencia técnica, que son muy importantes. Porque hoy hay detectores de metales que se compraron en otra época y se usan de estantería porque se rompieron y no se pudieron reparar. Eso (la compra de inhibidores) está en camino pero es lento. Esta semana nos llegó el convenio a firmar con INVAP, que es el previo a la cotización de todos los elementos que vamos a comprar, entre ellos, las cintas transportadores, detectores de metales e inhibidores.

– ¿Se repararon las cámaras de Piñero que estaban fuera de funcionamiento cuando, en junio, se fugaron ocho presos?

– Piñero tiene un centro de monitoreo con 123 cámaras de las cuales, 30 no funcionaban. Se compraron las nuevas y se están instalando.

– ¿Se resolvió la situación del personal que denunciaba sobrecarga horaria y hasta una situación de hostigamiento laboral?

– El próximo jueves egresan 39 agentes penitenciarios que van directamente a Piñero para disminuir esa recarga. Los guardiacárceles trabajan 24 horas por 48 horas de descanso, y si no hay relevos, se tienen que quedar 48 horas en total. Terminan haciendo 48 por 24. El lunes ingresan estos nuevos agentes a Piñero. Asimismo, por el desgaste que produce el trabajo en esta cárcel, los vamos a rotar con personal de otros penales. Y ya tiene aval político la decisión de otorgar un plus para estos agentes del orden de los 10.500 pesos por la distancia que recorren para ir a trabajar. Ninguno de los agentes de ese penal es de Piñero; hubo tiempo atrás un proceso de selección para 200 inscriptos en el sur, y sólo se anotaron 23 de los que quedaron para formar expediente, 17. Son todos del centro norte. Sólo en ese establecimiento carcelario tenemos unos 1200 agentes.


Compartir en:

redaccion@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.