HomeRegionalesEmprendimiento post pandemia

Porter House Bar & Grill, nueva apuesta gastronómica en Rufino

Silvio Farjas trabaja en gastronomía desde los 17 años, pasó por todos los sectores que se pueden encontrar dentro de un bar y su primer empleo fue en Rufino. El propietario de Garden on Tap hizo otra apuesta fuerte. Y nos cuenta de qué va el emprendimiento inaugurado este sábado.

Compartir en:

(Por Ana Inés Dobal) – “Carnes y verduras a la parrilla, cortes de selección, pastas y tapas, todo ello con un condimento innovador que tendrán que venir a descubrir para saber de qué se trata”. Así nos intrigó Silvio Farjas, describiendo su nueva propuesta gastronómica. El dueño del ya tradicional Garden on Tap, que logró sostenerlo durante la pandemia y lo inspiró a ir por más, innova en Rufino con Porter House Bar & Grill (foto principal), una propuesta que promete.

Silvio Farjas, un inquieto emprendedor en plena actividad, “tirando” cerveza artesanal.

Ofrece tragos de autor, patio cervecero ambientado y buena música, con el plus de una gesta de eventos mensuales de distintos tipos y géneros que le aportarán magia al ambiente y a la experiencia del cliente en el lugar. “Buscamos un nuevo estilo, creado para la necesidad de clientes exigentes, ubicado en el corazón del centro de Rufino, en calle Primitivo Galán 51, cuya apertura fue este sábado 27”, resumió Farjas.

Muchos de los emprendedores locales son jóvenes creativos que solo se dedican a apostar e innovar como parte de su propósito personal, y sin dudas, motivados por hacer de Rufino un lugar para quedarse, reflexión que se repite en la mayoría de quienes hoy lo habitan y tienen menos de 50, pero que también han hecho experiencias fuera de la ciudad, y hoy sienten que deben sembrar lo que han gozado, vivido y visto, acá.

Aventurarse a la apuesta independiente en un pueblo que tiene una histórica tradición conservadora, ya es de por sí una gran hazaña. Como Silvio, podemos visibilizar un cambio de actitud y de perfil emprendedor, que ha transformado a Rufino en otra cosa, por todos los lados mejor que su vieja versión; incluso, en el marco de una crisis sanitaria, económica y social, sin precedentes. Como “a contramano”, Rufino florece.

Primeros pasos

“Hace 18 años que trabajo en esto. Fui mozo, barman, ayudante en cocina, delivery, encargado de barra, encargado general y ahora dueño”. Así se presenta Silvio Farjas antes de hablar de su nueva apuesta. Hijo de Rufino y de los bares de la gastronomía zonal, hoy, con 35 años, una familia constituida, dos hijos varones, y mucho amor al pago, se lleva a más con un nuevo proyecto gastronómico de carnes, tapas, música y patio a cielo abierto, que lo inspira.

“El turno que hacía era desde las 23 hasta las 7, atendía a la gente, limpiaba el bar, los baños, la vereda y dejaba todo listo para la jornada que comenzaba. Luego trabajé en distintos bares, boliches, eventos, tanto en Rufino como en otras ciudades del país. Algunos bares muy famosos y otros muy bizarros”, compartió entre risas Silvio, haciendo memoria y recordando los primeros pasos y experiencias que lo trajeron hasta acá.

Cuando le preguntamos sobre su sello personal, en lo que a su rubro se refiere, nos confió: “Pueden ser varias cosas las que distinguen a un bar de otro, o a Garden -su bar- de otro; pero el amor y el tiempo que dedico a mi trabajo es lo que me hace diferente”, subrayó el empresario gastronómico y continuó: “Cuando todos tiramos para el mismo lado, el partido siempre es más fácil y yo siempre pude formar buenos equipos de trabajo. Para ser diferente se necesita gente a la altura de las circunstancias, gente que ame tanto o más que uno lo que hace. La exigencia a mil en todo sentido”.

Garden on Tap, el primer emprendimiento de Silvio Farjas, que ahora refuerza su propuesta con Porter House.

Empezar de nuevo

La pandemia fue muy dura para todos y, para el rubro gastronómico, paralizante, “un golpe al mentón para cada ciudadano; la primera ola, en marzo del año pasado, fue brava, pero había ventajas: una era que ya hacíamos delivery o take away y lo potencié al máximo el mismo día que nos avisaron que había que reducir capacidades y horarios, la situación económica del país no era la mejor, pero tenía un impulso”.

“En cambio la segunda ola de este año ya fue más heavy porque la gente no tenía laburo, la situación económica del país era pésima, el aumento desmedido de precios, la inflación y demás cosas llevaron todo a un gran caos. Lloré, puteé y levanté la cabeza porque lo que no mata fortalece; me adapté a cada horario establecido por la Gobernación y le busqué la vuelta”, puntualizó Silvio.

Sin embargo, las nubes negras y el cielo gris fueron diluyéndose de a poco. Emilia -su mujer- dio a luz a Alfonso, su segundo hijo varón, para sumar claridad y alegrías a esos días pálidos, además de desvelos y kilos de esperanzas por venir, y como si eso fuera poco, de vuelta el arribo al punto de partida: la creación.

“¿Por qué emprendo en Rufino? Porque es mi ciudad, porque amo a Rufino, y porque ser creativo por naturaleza me hace emprendedor e innovador, pero, como dije antes, para lograr metas siempre es importante hacerlo en equipo. Agradezco a mi familia, a mi vieja que me enseñó a trabajar y a cumplir, a mis amigos siempre y a todo mi grupo de trabajo: mozos, barmans, cocineros, sonidistas y a los DJ’s, todos son parte de cada locura a la vista, para que salga medianamente bien”.

Emprender en Rufino

“Como emprendedor siento que estoy generando ideas nuevas a mi rubro, una pizca más de crecimiento para mi ciudad, estoy generando fuentes de trabajo y además continuidad a mis proveedores -todos ellos de Rufino-. Siempre espero lo mejor de la gente porque detrás de cada apertura en el bar hay miles de cosas que hacemos antes, para que cuando los clientes lleguen todo esté lindo y en orden. En estos años como emprendedor logré mover la cultura en mi ciudad, que estaba apagada. En Garden tocaron más de 200 bandas, se convirtió en un escenario activo para músicos de todo el país, y todo eso es un gran triunfo. Mi vida está dedicada a la gastronomía y el amor que tengo es único”.

Para un pueblo de poco más de veinte mil paisanos, anclado en un hueco profundo en la llanura pampeana al extremo sur de la provincia, el emprendedurismo joven, ese que se atreve a manifestar sus sueños sin peros, es el oxígeno necesario para respirar; la creatividad que crea corriente, el viento que mueve las olas y el balanceado ecosistema todo, que nos florece la vida.

Lo que hay que saber

Porter House trabajará de jueves a domingos (también vísperas de feriados), a partir de las 19.30 y es apto para todas las edades.

Instagram y Facebook: gardenontap

Contacto: 3382510788

NOTA PUBLICADA EN EDICIÓN IMPRESA DE SUR24 DEL LUNES 29 DE NOVIEMBRE DE 2021

Compartir en:

redaccion@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.