HomeCulturaDe las casas bajas de Maggiolo a los rascacielos de Rosario

Urteaga y Leo Messi, cara a cara, a 70 metros de altura

El artista urbano oriundo de Maggiolo, junto a su pareja Marlene y su hijo Jacinto, iniciaron la gran obra que rendirá homenaje a Lionel Messi. Es un mural de 534 metros cuadrados de superficie que pintarán sobre la medianera de un edificio de 24 pisos, en inmediaciones del Monumento a la Bandera.

Compartir en:

Lisandro Urteaga -nacido en Venado Tuerto y criado en Maggiolo, donde vivió hasta los ocho años- ya dio las primeras pinceladas en las alturas del edificio de la rosarina avenida Libertad al 300, a pasos del Monumento Nacional a la Bandera, donde pinta un gigantesco mural en reconocimiento al capitán del seleccionado argentino de fútbol, Lionel Messi.

En este caso el proyecto se denomina “De otra galaxia y de mi ciudad” y está auspiciado por la Municipalidad de Rosario y varias empresas, desde la constructora que cedió el muro donde se lucirá la figura del Campeón de América, hasta comercios que proveen equipos e insumos para la creación artística que demandará un mes de faena.

Urteaga, residente en la localidad santafesina de Monje, es muralista, gestor cultural y coordinador del grupo Imagina Pintura Mural, que también integran su hijo Jacinto, de 21 años, y su pareja Marlene Zuriaga. Ya trabajan los tres en la medianera del edificio de 24 pisos y más de 70 metros de altura, aún deshabitado. Para dimensionar la magnitud de la labor, basta con señalar que la superficie a pintar es de 534 metros cuadrados y exigirá unos 200 litros de pintura.

Previo al comienzo de una obra de la que, sin dudas, hablará el mundo, Sur24 dialogó con “Lichi” Urteaga, quien en primer lugar subrayó el vínculo afectivo que lo une con el sur sur provincial, donde transitó sus primeros años de vida y conserva familiares y amigos, tanto en Venado como en Maggiolo. Incluso en los últimos meses visitó varias localidades de la región en ocasión de encuentros muralistas, como Elortondo, Chabás, Wheelwright y Berabevú.

Proyecto ambicioso

“Estamos en los inicios de un proyecto muy ambicioso, sobre todo por la altura del edificio y el tamaño de la obra, que pensamos concluir a principios de diciembre, aunque dependemos de la condición climática y cuestiones de logística”, admitió.

“Subimos con un modelo surgido de nuestros propios bocetos, pero siempre reservamos un margen para la improvisación. Desde ya que lo principal es el rostro de Lionel, porque es un estilo realista y en eso no podemos fallar. En cambio, en cuanto a colores, luces y sombras, son aspectos en los que vamos creando sobre la marcha”, describió el muralista y especificó: “Se va a ver la cara de Messi, con la camiseta número 10 y la mano en el pecho, como cantando el Himno, y mirando hacia el río. La idea es plasmar un Messi en celeste y blanco, un Messi embanderado”.

Sobre un fondo de hormigón, trabajarán con látex para exteriores, que luego cubrirán con laca para realzar los colores y, sobre todo, darle una protección, pues estará expuesta al capricho climático y, como no se prevé ningún mantenimiento, es indispensable garantizar una larga vida a la obra.

“Trabajamos sobre balancines eléctricos colgantes y tenemos comunicación con el interior del edificio, adonde guardamos los insumos”, indicó. “No creo que haya otra obra de estas características en el país; en nuestra provincia seguro que no”, afirmó.

Messimanía a pleno 

La admiración de los Urteaga por Messi no es nueva; en el invierno último, junto con sus pares del grupo marplatense Sismo, lo homenajearon en el barrio La Bajada, el de su niñez en Rosario. Con temperaturas bajo cero, trabajaron ocho días hasta completar un muy bien logrado mural de 14 metros de altura por 8 metros de ancho. “Esa imagen es la de un Messi de barrio, en su entorno, mientras que el nuevo trabajo persigue otro objetivo, el de mostrar al ’10’ en toda su inmensidad, por eso el nombre De otra galaxia y de mi ciudad”, argumentó.

“Nuestros últimos trabajos coincidieron con el masivo reconocimiento de la población a la figura de Leo con la conquista de la Copa América, que desató una verdadera Messimanía”, destacó Urteaga, quien admitió que ese fenómeno agigantó la curiosidad por todo lo relacionado con el futbolista santafesino.

Y agregó: “La ilusión de un encuentro con él siempre está, no lo voy negar, pero este tipo de vínculo artístico que nosotros construimos, ya nos hace felices sin necesidad de nada más. También entendemos que la vida de Leo no es la vida del común de los mortales. Aunque el mural del barrio sabemos que lo vieron sus hijos y sus familiares, y seguramente también el propio Messi lo conoció a través de redes sociales. También nos llegaron comentarios elogiosos de personas de su entorno que fueron gratificantes para nosotros”, valoró, agradecido, el artista urbano maggiolense.

Mensaje ambiental 

Lisandro Urteaga contó que antes del inicio propiamente dicho de la obra, se traza una grilla, o cuadrícula, que se adopta como referencia para montar la imagen, y “siempre que emprendemos este tipo de trabajos aprovechamos para enviarle mensajes a la comunidad, a través de símbolos y escritos, aun cuando sean efímeros, porque enseguida son cubiertos por la imagen definitiva del mural. En este caso incorporamos dos consignas: Ley de Humedales Ya y Basta de quemas, que son problemáticas ambientales muy graves de la época”, alertó el artista, siempre atento a la realidad social que lo rodea.

NOTA IMPRESA EN EDICIÓN IMPRESA DE SUR24 DEL LUNES 15/11/21

Compartir en:

jfranco@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.