HomeVenado TuertoPanorama político

Concejo: presidencia de Pellegrini y acuerdos en agenda legislativa

Primero Venado, Partido Justicialista, Venado Renace y Ciudad Futura, dialogan en busca de acuerdos. Con cinco de las diez bancas bajo control, el oficialismo pretende la presidencia para Juan Ignacio Pellegrini, el gran ganador de las elecciones. Opositores, más cerca de negociar una “agenda legislativa” para el 2022, que de intentar abroquelarse para un “5 a 5”.

Compartir en:

Que en política uno más uno no siempre es dos, lo prueba, en el caso de Venado Tuerto, que desde el 9 de diciembre, con menos ediles radicales sentados a las bancas (a comienzo de año eran tres y ahora serán sólo dos), la embrionaria coalición oficialista Primero Venado, donde la UCR asume la centralidad, será más poderosa e influyente que antes en el Concejo Municipal, a la par de haber fortalecido en las urnas del 14N el gobierno local de Leonel Chiarella.

Hasta ahora, entre el Frente Progresista (Juan Ignacio Pellegrini, Mariana Iturbide, Leonardo Calaianov y Mabel Caula) y Juntos por el Cambio (Francisco Paris), el frente de frentes en su versión doméstica, aseguraba el dominio legislativo oficialista con esos cinco representantes. Aun sí, meses atrás, en el ejercicio de la presidencia, Pellegrini debió recurrir algunas veces al doble voto para quebrar la paridad en ciertos asuntos que abroquelaron a la oposición.

Desde este jueves, el debutante Primero Venado presentará todos sus concejales (Pellegrini, Iturbide, Calaianov, Nahuel Pasquinelli y María Verónica Ruiz) alineados en un bloque -aunque nadie renuncie a su origen partidario-, y todos con el liderazgo del intendente Chiarella, quien no sólo cedió espacios al PS y el PRO en la nómina legislativa, que bien pudieron ocupar hombres y mujeres boinablanca, sino que también los contiene en el ámbito ejecutivo.

Con grandes chances

Aunque hasta último momento pueden existir intentos opositores, son ínfimas las posibilidades de que el nuevo presidente del Concejo no sea el único reelecto en los últimos comicios, Juani Pellegrini. Si bien éste podría delegar el cargo en uno de sus pares de bloque, no va a desairar el contundente apoyo popular de la lista que encabezaba, más allá de que la diaria del rol presidencial suele ser desgastante, e incluso distraer con menudencias administrativas los asuntos neurálgicos que debiera priorizar el número dos del poder político municipal, como la articulación con el Departamento Ejecutivo y con las entidades intermedias, la mediación entre los distintos bloques legislativos y la comunicación institucional como portavoz.

Cabe agregar, como una curiosidad, que con sólo un mandato en el Concejo Municipal (cuatro años), Pellegrini se transformará a partir del próximo período parlamentario, con la salida de Liliana Rostom (completará tres mandatos consecutivos), en el edil en funciones más experimentado de la ciudad.

Nada de fantasmas

Con más experiencia en el campo legislativo y fortalecido por el reciente aluvión de votos, el abogado radical no quiere exponerse a un “5 a 5”, como dos años atrás, si es que el heterogéneo arco opositor del Partido Justicialista, Venado Renace y Ciudad Futura, coincidiera en una postulación para presidir el cuerpo. Aquel empate de Pellegrini y Rostom, resuelto con una moneda al aire en favor del primero, despertó críticas hacia la flamante composición parlamentaria por el fracaso en la búsqueda de acuerdos. Sin embargo, con el correr de los meses, el Concejo funcionó sobre la base del consenso y las tensiones fueron la excepción; incluso el propio PJ reconoció a Pellegrini por cumplir los acuerdos de palabra de fines de 2020, cuando se comprometió a resignar la presidencia antes del inicio de la campaña, sabiendo que se lanzaría por la reelección. Desde entonces, la justicialista Emilce Cufre lidera el Concejo Municipal y en dicho lapso aprovechó al máximo esa investidura, acelerando la concesión del servicio eléctrico, que se aprobó bajo su presidencia.

Todo puede suceder

Ante la sesión extraordinaria del próximo jueves, la observación elemental ubica a Pellegrini reconquistando la presidencia; la mayor fuerza opositora (PJ) en la vicepresidencia primera (a través de Cufre o Rada), y la vicepresidencia segunda para Jeannot, con dos años como concejal, mientras que el edil de Ciudad Futura, Bruno Taddia, recién estará debutando.

Hasta el cierre de esta edición no se descartaba un intento postrero del PJ de acordar con Venado Renace y Ciudad Futura, apuntalando al renacentista Jeannot como el aspirante presidencial. Es que el peronismo, luego de un flojo papel en las generales, aun cuando logró rescatar -con Sebastian Roma- la banca que arriesgaba, tiene en esta singular pugna entre 10 electores la posibilidad de atenuar el poderío de Primero Venado, si pudiera lograr que el categórico triunfo oficialista no se reflejara en la conducción del Concejo. A la vez se expone, claro está, a un tiro en el pie en el estreno de la nueva composición.

La sociedad del PJ con Jeannot sería viable porque ya la ensayaron hace dos años, y un negocio redondo para el empresario gastronómico, que saltaría a la presidencia desde un monobloque, y en un momento de debilidad, porque no pudo presentar candidatos tras el alineamiento con el Frente de Todos del armador de Venado Renace, el massista Franco Balzaretti. Claro que no alcanza con Jeannot (incluso su nombre no seduciría a todos los peronistas), ya que la oposición necesita un quinto voto, y nada hace suponer que Bruno Taddia (Ciudad Futura) asumiría el costo político de alimentar ese pacto que sólo beneficiaría al PJ y Venado Renace, en perjuicio del oficialismo municipal.

Agenda de consenso

Tal vez, antes que forzar una competencia de éxito improbable, aprovechando la necesidad de Primero Venado de ahuyentar el fantasma del “5 a 5”, la oposición encuentre una buena oportunidad para lograr acuerdos en torno al funcionamiento del cuerpo desde el 10 de diciembre, sobre la base de una agenda que asegure un Concejo abierto, participativo, con mucho debate, generoso en el diseño de las comisiones y con un perfil más alto en su quehacer.

Si bien Pellegrini enfatiza que el oficialismo jamás abusó de su condición de mayoría, son razonables las prevenciones opositoras, y en ese escenario podría gestarse en las próximas horas una negociación que ofrezca garantías al Partido Justicialista, Venado Renace y Ciudad Futura, y las nuevas autoridades legislativas sean entonces el fruto del consenso, incluso de la unanimidad, sin monedas en el aire, ni temores de un Concejo en modo escribanía, y con la presidencia en manos de los más votados.

NOTA PUBLICADA EN EDICIÓN IMPRESA DE SUR24 DEL LUNES 6 DE DICIEMBRE DE 2021

Compartir en:

jfranco@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.