HomeProvincialesEl ex ministro de Seguridad se defiende

Según Marcelo Sain, “fue un gran lawfare de la prensa”

En resonantes declaraciones periodísticas, el ex ministro de Seguridad y ex director del Organismo de Investigaciones, negó haber hecho espionaje y advirtió que en la provincia de Santa Fe está en ciernes un "golpe blando" urdido entre la oposición y sectores del PJ en perjuicio del gobernador Omar Perotti.

Compartir en:

El ex ministro de Seguridad de Santa Fe y ex director del Organismo de Inteligencia, Marcelo Sain, aseguró que “Santa Fe vive “una situación oprobiosa” y “políticamente complicada” por la investigación judicial por espionaje en su contra.

El ahora asesor del Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo del ministro Aníbal Fernández, formuló declaraciones en la porteña Radio 1o y repitió los argumentos de su presentación judicial ante la investigación al considerar ilegales los allanamientos sobre las oficinas del gobierno santafesino en Santa Fe y Rosario.

Advirtió que la documentación secuestrada corresponde a la oficina que “ejercía el control policial, Asuntos Internos” y aseguró que “se llevaron expedientes que comprometían a sectores policiales”.

Subrayó que ese procedimiento fue “de manera absolutamente irregular, sin orden judicial y sin testigos”, aunque los fiscales dijeron que en esa condición quedaron empleados del Ministerio de Seguridad.

Destacó que se trata de una oficina ubicada “a 20 metros” del despacho del ministro y se preguntó cómo es que pudo su sucesor haber convivido con eso desde que presentó su renuncia y asumió Jorge Lagna.

Reiteró, como en su presentación judicial, que el acta de secuestro dice “carpetas varias” y atribuyó ese procedimiento a una maniobra en su contra en la que involucró a “sectores judiciales” y del Ministerio Público de la Acusación, que integraba.

Sain recordó que fue el fiscal general Jorge Baclini, además de los fiscales de la causa, fue quien en una entrevista avaló que se la caratule el caso como de “violación a la Ley Nacional Inteligencia” y agregó: “Si es así es federal” la competencia.

Las carpetas

Ante una pregunta sobre si hizo o no espionaje y si tenía “carpetas”, respondió: “Bajo ningún punto de vista. Siempre hicimos investigaciones dentro del marco de las causas judiciales”. Y admitió que no solo se actuaba con órdenes judiciales de jueces y fiscales, ya que “el misterio contribuía mucho con el Organismo de Investigaciones”, al que no había renunciado siendo ministro (solo estaba de licencia). De todos modos, subrayó que siempre se actuó “en el marco de investigaciones judiciales” desde el Poder Ejecutivo.

En un momento de la entrevista con el periodista Pablo Duggan, expresó: “Se habló en la prensa de que había carpetas con información… ¡¿sobre periodistas?! ¡¿sobre empresarios?!, porque fue un gran lawfare, lo desmiento rotundamente”.

Además, “yo me fui hace ocho meses del ministerio y si yo hubiera hecho algo así, si hubiera formado toda una estructura de inteligencia en el Ministerio, ¿la hubiera dejado en una oficina que está a 20 metros del despacho del ministro? ¿Y el ministro convivió con todo eso hace 6,7,8 meses? Es una locura. Hace un año que vienen diciendo que yo hago operaciones de inteligencia, esa es la acusación que me hace (el senador provincial Armando) Traferri”.

Teoría conspirativa

“No tengo palabras para decir lo que está pasando en Santa Fe, es algo extremadamente oprobioso y complicado desde el punto de vista político. Y yo creo que el objetivo no soy yo, es el gobernador. En Santa Fe está en ciernes un golpe blando”, advirtió. Luego mencionó a “sectores del peronismo liderados por Traferri” junto con “el Frente Progresista y el radicalismo”.

De inmediato, coincidió con una afirmación del periodista en el sentido de que el titular del Poder Ejecutivo Provincial de Santa Fe “está a merced” de la oposición en la Legislatura y agregó: “hay un bloque de un sector del Poder Judicial, del Ministerio Público de la Acusación y la prensa… Porque todo esto que se ha dicho… Dijeron que tenía ¡mil carpetas de inteligencia!, ni que fuera yo la KGB”, bramó. “Fuimos contundentes pensando en que podíamos doblegar estas cuestiones: Los Monos son la cara más rústica del narcotráfico, pero de lo que se trata es de las complicidades” de otras estructuras y mencionó sectores políticos y empresarios sin dar mayores precisiones que, según su visión, lavan dinero de ese origen.

 

 


Compartir en:

redaccion@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.