HomeRegionales"Ni una menos"

Villa Cañás: nueva marcha en reclamo de justicia por Claudia González

No hay condena que pare el dolor de una familia quebrada. Lo único que queda es el pedido de justicia, que a través de una marcha con decenas de vecinos que llegaron a la plaza 9 de Julio, alzaron la voz por Claudia, asesinada el 18 de septiembre en la ruta 90, en cercanías de Elortondo, por su expareja, un policía de Seguridad Vial.

Compartir en:

Juan Manuel Speerli

Con la presencia de la familia, seres queridos y el intendente municipal Norberto “Tito” Gizzi y miembros del Ejecutivo, tuvo lugar este viernes una nueva marcha en el centro de Villa Cañás. Con la bandera de “Ni una manos” como insignia y a solo 48 horas del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, el “Justicia por Claudia” se hizo escuchar con carteles que expresaban: “Todas somos Claudia”, “Juez Orso afuera”, “Basta de Femicidios”, “Policías asesinos”, “Jueces corruptos”.

Tanto sus familiares como el intendente Gizzi, quien en el final de la marcha se dirigió a los presentes, reclaman que el juez de la causa, Tomás Orso, revoque la decisión de dejar en libertad a los dos policías inicialmente imputados junto con quien terminó con la vida de Claudia González.

Inicio de la causa

El agente que disparó el arma está imputado como autor de los ilícitos, tal como detalló el fiscal Julián Cochero en Melincué antes de que la causa se traslade a Venado Tuerto. El miércoles 23 de septiembre quedaron en prisión preventiva los tres policías investigados. Así lo había resuelto inicialmente la investigación penal. El fiscal Cochero había pedido que se ordene la prisión preventiva sin plazo durante todo el proceso judicial por considerar que “habían sido partícipes secundarios del femicidio”, ya que iban en el mismo vehículo policial que, tras cruzar en la ruta 90 el auto donde viajaba la víctima junto a su entonces pareja, cambiaron inmediatamente de dirección hasta llegar al lugar del homicidio.

A los pocos días la causa se trasladó a Venado Tuerto y Orso determinó que los dos uniformados salieran en libertad bajo fianza ($1.000.000), ya que “hubo un incumplimiento de los deberes de funcionario público, pero no una participación directa en el hecho”. “La vida de Claudia no vale los tres vehículos que se vendieron para poder pagar la fianza”, indicaron sus familiares.

Según le comunicó recientemente la abogada de la familia de la víctima, Carolina Walker Torres, al intendente Gizzi, la defensa interpuso dos recursos de amparo, pero “se está avanzando en las pericias al patrullero, al vehículo y a los demás lugares del hecho”.

Contra el juez

Si bien el autor del crimen -el policía de 28 años cuyas iniciales son I.L.-, fue imputado como autor del femicidio de su expareja y de tentativa del homicidio del hombre que acompañaba a Claudia González al momento del ataque, se encuentra detenido, la bronca y el pedido de justicia apuntan contra el juez Orso. “Hay dos cómplices que están libres y Orso no cumplió. Tenían 90 días de prisión y al mes del femicidio salieron en libertad por una fianza”, expresaron desde el entorno familiar de la víctima, quienes agradecieron a toda la comunidad por el apoyo, como así también a agrupaciones feministas y a la Municipalidad de Villa Cañás, que “desde el primer momento, con el intendente a la cabeza, se pusieron a disposición para colaborar”.

Al autor material del hecho se le endilgan los delitos de homicidio doloso calificado por haber sido perpetrado por un hombre en contra de una mujer mediando violencia de género, por la relación de pareja y por abuso de la función de la fuerza de seguridad, y una tentativa de homicidio agravada por abuso de función de la fuerza de seguridad.

El hecho trágico

El violento episodio ocurrió el sábado 18 de septiembre, alrededor de las 11.30, en el Km 130 de la ruta 90, cuando una joven de 29 años (Claudia González) y su entonces pareja de Villa Cañás, se dirigían en un Peugeot 307 a la localidad de Elortondo y un agente de la Policía de Seguridad Vial los alcanzó y los interceptó con la camioneta oficial.

El efectivo estaba con dos compañeros haciendo un operativo en el cruce de Chapuy y cuando divisaron a la víctima y su pareja los persiguieron hasta que, a pocos kilómetros de Elortondo, frenaron la camioneta policial y se produjo el desenlace fatal: nueve disparos de los cuales uno de ellos ultimó a la mujer al darle en la sien, mientras que el hombre que la acompañaba resultó ileso luego de que, según se pudo recabar, fue agredido por el mismo policía -de ahí la tentativa de homicidio de la acusación-.

“Tras efectuar el disparo, los compañeros del efectivo lo redujeron, lo esposaron y le sacaron el arma”, relataron.

La joven víctima era madre de un menor de edad, producto de la relación con su pareja de ese momento, y estaba haciendo el curso de ingreso a la Policía.

Atención para mujeres

Si vos, o alguien que conocés, vive alguna situación de violencia, llamá gratis al 144 o buscá algún centro de atención cercano.


Compartir en:

redaccion@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.