HomeCulturaLA ARTISTA CONVERSÓ CON MIRADOR PROVINCIAL

Ana Paula Ocampo: una mirada que perpetúa lo bello

Oriunda de Reconquista, la artista conversó con Mirador Provincial acerca de su pasión por la fotografía y su particular forma de ver el mundo. Cerró el año pasado participando de una muestra de arte en Dubai. Talento santafesino de exportación.

Compartir en:

Ana Paula Ocampo llegó a la capital provincial desde Reconquista para estudiar Diseño Gráfico y se asomó a la fotografía tomándola como complemento, como una herramienta más. Poco a poco fue definiendo su personal mirada y terminó por enamorarla. Hoy además de su faceta como artista se dedica a realizar books sociales, portadas de libros y de discos y básicamente, todo aquello que conlleve una imagen fotográfica, un instante atrapado por su peculiar mirada.

-¿Cómo nace tu pasión por la fotografía?
-Cuando vengo a estudiar la carrera de diseño gráfico de la UNL a Santa Fe -yo soy de Reconquista- me pongo a estudiar también fotografía porque pensé que iba a ser un complemento importante para lo que sería mi profesión y así es como me introduzco al mundo fotográfico, con una cámara que me presta mi primo Franco para poder estudiar porque yo no tenía. Estudié un año en la escuela Alem. Ahí pude experimentar el mundo fascinante del revelado de rollos y el proceso de descubrir la imagen en el cuarto oscuro. Así y todo, diría que al principio era demasiado joven para saber amar la fotografía. Unos años después hago taller de fotografía e incorporé el hábito de sacar fotos. Más tarde hice un taller que dictaba Roberto Guidottii en su fotogalería. y recién ahí yo puedo decir que descubrí la fotografía. Sin duda fue una llamita que se encendió en mí

-¿Por qué elegís el blanco y negro para tu arte?
-Creo que tiene que ver con mi personalidad, tiene que ver con esta idea de considerar los opuestos complementarios. ¿Qué tiene que ver esto con las fotografías? Para hacer fotografías es necesario como condición indispensable que exista la luz, y para ello yo debo reconocer la zona. El blanco y negro a mí me permite enfatizar este enfoque de la luz y la sombra y también me permite abstraerme de lo real, nosotros no vemos en blanco y negro. Entonces al abstraerme de lo real siento lo que puedo concentrarme más en la acción o en el sujeto que quiero fotografiar. Y me permite simplificar el mensaje. Aporta dramatismo por este juego de contrastes de luces y sombras enigmático.

Trabajar en blanco y negro implica tener en cuenta los colores para que la imagen no quede chata, tener en cuenta el contraste, el fondo, la iluminación. Siento que el blanco y negro es más poético y también sumamente expresivo.

-¿Qué buscás generar en el espectador?
-Uno siempre busca generar algo, no porque espere la respuesta del otro. Creo que uno intenta no pasar desapercibido, poder comunicarse, poder llegar al otro. En el arte se necesita del otro porque termina de reconstruir o de cerrar la historia. Ya sea sintiendo una patada en el estómago, una trompada, risa o el acuerdo de algo vivido que despierta alguna emoción.

-¿Qué te conmueve para querer inmortalizar ese momento?
-Hay muchas cosas por las cuales yo me siento movilizada. También creo que puedo ser empática con muchas situaciones aunque no las haya vivido o no hayan sido experiencias que pueda contar en primera persona. Yo no creo que sea necesario eso para poder hacer carne algunas cuestiones. Entonces a mí sinceramente me conmueve ese toque de melancolía, de tiempos que no vuelven, como por ejemplo la infancia, un embarazo, la posibilidad de ser padres, abuelos, tíos, esos momentos compartidos con seres amados. Me conmueven las cosas cotidianas y me conmueve lo simple, porque son esas cosas que forman nuestros días, son esas cosas que por ahí de la vorágine en la que vivimos no nos permitimos detenernos lo suficiente como para poder valorarlo.

Entonces yo creo que ahí radica mi trabajo que es con familias, con embarazadas, con bebés, con niños y con retratos, con proyectos ya sea con música, con otros artistas, tapas del libro, tapas de discos, retratos para difundir en las redes o para tener prensa o por el solo hecho de querer retratar. Cada una de estas cosas terminan siendo registros y testimonios de algo que sucedió o de algo que se vivió o de vínculos que se establecen. Termina siendo de un valor incalculable con el paso del tiempo. entonces a mí lo que me conmueve para inmortalizar un momento: eso que no va a volver, tener esa posibilidad de quedarme con el presente.

Siento que el presente siempre se nos está diluyendo, siempre se nos escapa y las fotografías nos permite retener, recordar y experimentar de nuevo, volver a sentir. La foto de termina siendo el reflejo de aquello que después uno va a recordar.

Y también dentro de lo que me motiva para fotografiar tengo temáticas que yo quiero poner sobre la mesa y hacer foco sobre eso. Estos temas pueden ser buenos la infancia y la vulnerabilidad de los niños, la de construcción de una mirada sobre la maternidad, de lo que implica para la mujer poner el cuerpo y que eso sin dudas no es gratuito y canalizar emociones, sentimientos y estados de ánimo

Autodefinido: Ana Paula por Ana Paula
“Puedo decir que soy tenaz, perseverante, cabeza dura, soy un poco melodramática y exagerada. Soy trabajadora y trato todos días de ser buena madre, buena compañera, amiga, hermana, hija y sobre todo por sobre todas las cosas buena persona”, afirma.

“Pensando en la fotografía como un medio de expresión yo creo que ahí en mis fotos, si bien yo me quedo con un poquito del otro cuando hago las fotografías, también dejo mucho de mí, tanto en las fotografías que son por encargo como los proyectos personales. Puedo hablar de simpleza, de autenticidad, de dramatismo, de melancolía… Poder reconocerme en el otro, una idea de espejos y ventanas”, concluye.

La exposición en Dubai

Dubai Art Expo fue un evento lanzado como parte de las celebraciones del Jubileo de Oro de los EAU, con un concepto realmente atractivo y particular: reunir a 5 continentes, 170 países y más de 400 artistas mostrando sus obras en Dubai. El evento fue organizado por Artissima Art Agency y comisariado por su fundadora, Aurela Cuku y la co-organizadora Dra. Mariana Turchio, Experta en Arte y Embajadora de la Paz para Argentina por “Los colores de la Paz”.

Orgullo argentino
Al evento fueron invitadas a participar las siguientes artistas argentinas quienes no han pasado desapercibidas: Ana Paula Ocampo, quien obtuvo medalla de Bronce en la categoría fotografía, Lucinda Paez, que obtuvo medalla de Plata en la categoría escultura; Graciela Girardosi, Gladis Decker y Rossanna Raota también han expuesto sus magníficas obras.

“Mariana Turchio es argentina y hace nueve años que vive en Dubai. Ella es curadora de arte. Para mí es muchísimo solo hecho de haber estado presente en esa muestra. Que Mariana con la visión que tiene se fije en mi trabajo y que quiera llevarlo para mostrar allá en Dubai sumó un montón. Y haber sacado el tercer puesto es una alegría que tiene que ver con el reconocimiento. Es gratificante porque tiene que ver con una devolución del otro con respecto al trabajo de uno y nosotros los artistas, los que estamos de este lado necesitamos el feedback”, cierra.

Romina Santopietro


Compartir en:

redaccion@sur24.com.ar

Comentarios

Comentarios cerrados por el momento.

error: Contenido protegido.